Así se fraguó la vuelta de Bob Iger a Disney: "Es uno de los mejores ejecutivos de la última década"

Bob Iger, nuevo CEO de Disney.
Bob Iger, nuevo CEO de Disney.
  • Bob Iger regresa a Disney como consejero delegado, poniendo fin al accidentado mandato de su sucesor, Bob Chapek.
  • Se esperan más salidas de ejecutivos en las próximas 24 horas. El contrato de Iger es de 2 años y su misión ahora es encontrar un nuevo sucesor.

La decisión del consejo de administración de Walt Disney Co. de restituir a Bob Iger como consejero delegado, algo que ha sorprendido tanto a Hollywood como a los medios de comunicación, se ha tomado de la noche a la mañana, según 2 personas de la compañía.

Un grupo de los principales líderes creativos y empresariales de Disney había adelantado a la junta en los últimos meses que estaban considerando dejar la compañía si Bob Chapek, que asumió el cargo de CEO en febrero de 2020, permanecía en el rol, según cuenta una persona de alto rango de Disney. 

Esta persona asegura que la junta se dio cuenta de que su director general simplemente no estaba a la altura del trabajo después de que los ejecutivos de alto nivel de la compañía compartieran reiteradamente sus quejas.

Chapek ha sido criticado internamente —y por algunos compañeros de la industria— por ser un líder que tomaba grandes decisiones sin tener suficiente información, según el alto directivo de Disney y otras fuentes de alto nivel de la industria que han hablado con Business Insider. 

La decisión de la junta directiva se produce pocos días después de que Disney informara de una pérdida de 1.500 millones de dólares (alrededor de 1.460 millones de euros al cambio actual) en su división de venta directa al consumidor, que incluye los servicios de streaming Disney+, Hulu y ESPN+. 

 

El 11 de noviembre, Chapek también había señalado controles de costes en contenidos y marketing y una congelación de la contratación y posibles despidos. Las acciones de Disney perdieron un 10% en el último mes y un 41% en lo que va de año (otros valores del sector, tanto de la industria audiovisual como tecnológico, también han sufrido fuertes caídas este año). 

Mientras tanto, Jim Cramer, de la CNBC, subió la temperatura en su programa a principios de este mes, pidiendo el despido de Chapek tras el último trimestre de Disney. 

El regreso de Iger se ha producido después de que un alto ejecutivo de Disney se pusiera en contacto con el exconsejero delegado para preguntarle si estaría interesado en volver a su puesto en la sede de Burbank, California, según revela la persona de alto rango de Disney. 

Iger, de 71 años, que dirigió Disney entre 2005 y 2020 y que había dicho anteriormente en entrevistas que no estaba interesado en volver como consejero delegado, finalmente accedió. 

El ejecutivo compartió entonces la respuesta de Iger con la junta directiva, que concluyó que era el momento de otro cambio de liderazgo. En los últimos días, la junta directiva —encabezada por la presidenta Susan Arnold— se ha movido para poner a Iger de nuevo en el asiento de consejero delegado, lo que ha sorprendido a los ejecutivos de Wall Street y de Hollywood contactados por Business Insider.

"Es como si Howard Schultz volviera a Starbucks", apunta Richard Edelman, presidente y director general de Edelman, que asesora a directores generales. "Bob Iger es uno de los mejores ejecutivos de la última década. Tiene un gran sentido político y los empleados le quieren". 

El cambio de opinión de la junta directiva es uno de los giros más dramáticos de la historia empresarial y pone en el punto de mira a Kareem Daniel, presidente de Disney Media and Entertainment Distribution (DMED), que ha trabajado con Chapek durante 20 años. Se espera que Daniel y un puñado de otros altos ejecutivos conozcan su destino en las próximas 24 horas, señala el alto cargo de Disney Business Insider. Se esperan otros cambios para la semana después del 24 de noviembre.

Iger buscará responsabilidades por las pérdidas de 1.500 millones de dólares en streaming y es probable que llegue a la conclusión de que uno de los mayores movimientos de Chapek —la separación de la distribución, DMED, de los contenidos, Disney General Entertainment Content (DGE)— no ha funcionado, cuenta el alto cargo de Disney. La nueva estructura, que Chapek instituyó para que Disney actuara más como una empresa tecnológica, alienó a los ejecutivos creativos que perdieron poder sobre los presupuestos y la distribución de sus proyectos.

Un antiguo ejecutivo de Disney que ha visto a Chapek en las últimas 2 semanas lo describe como "atribulado", aunque el actual ejecutivo de Disney asegura que el director general había estado lleno de confianza después de que la junta directiva le ofreciera en junio un nuevo contrato de 3 años. 

En el comunicado de prensa de entonces, la junta dijo: "Bob [Chapek] es el líder adecuado en el momento adecuado para The Walt Disney Company, y la junta tiene plena confianza en él y en su liderazgo." 

"No puedo explicar lo que la junta hizo en junio", comparte con Business Insider Rich Greenfield, socio de LightShed Partners. "Pero al equipo directivo y a los creativos no les gusta Chapek ni la estructura de gestión que ha impuesto".

Arnold era muy consciente de que las cosas no iban bien bajo el mandato de Chapek, apunta el alto cargo de Disney, y añade que los ejecutivos creativos y empresariales se habían puesto en contacto con el presidente y otros miembros del consejo de administración en los últimos meses para compartir sus preocupaciones. 

Warren Buffett apuesta por Paramount en la guerra del 'streaming' con publicidad: por qué podría ganar a Netflix, Disney y HBO Max

El CEO de Berkshire Hathaway, Warren Buffett.

La decisión desencadenó una avalancha de notas de los inversores de Wall Street a última hora del domingo centradas en los retos a los que se enfrenta Iger. En una entrevista reciente, Iger señaló el traicionero camino que le espera al negocio de la televisión de pago, sugiriendo que se avecina un "mundo de dolor".

Greenfield da un consejo a Iger: "Deshazte de la televisión de pago y del cable"

El contrato de Iger es para los próximos 2 años y su prioridad, una vez más, será establecer el plan de sucesión de la empresa. Esta vez Iger contará con un nuevo grupo de candidatos internos: Dana Walden, que fue ascendido a presidente de DGE en junio por Chapek después de que el consejero delegado destituyera a Peter Rice, y Josh D'Amaro, presidente de Parques, Experiencias y Productos Disney. (Chapek dirigió los parques antes de ascender a consejero delegado). 

"Estoy muy contento de que Bob Iger haya aceptado y haya decidido volver en un momento crítico para la compañía", asegura el alto cargo de Disney. "Sé que va a marcar la diferencia en nuestro rendimiento y cumplir con lo que necesitamos tanto para los inversores como para nuestros consumidores, y eso es clave".

Otros artículos interesantes:

Disney Plus usará tu historial de series y películas para convencerte de que vayas a Disney World

No, el 'streaming' no está hecho a prueba de recesión, pero algunas plataformas la capearán mejor que otras

Varios anunciantes que apostaron inicialmente por el paquete publicitario de Netflix ahora se plantean comprar anuncios en competidores como Amazon o Disney

Te recomendamos