De la calle Galileo en Madrid a montar su propio Amazon: así se ha digitalizado esta farmacia hasta aumentar casi un 40% su facturación

Farmacia Galileo 61

galileo61.com

  • Galileo 61 es una farmacia madrileña que ha logrado un aumento de su facturación dl 37, 3% gracias a un proceso de digitalización. 
  • Felipe Martín Núñez compró el establecimiento hace 5 años y ha liderado un proceso que ha terminado creando su propia plataforma de comercio electrónico en la que han comprado más de 100.000 clientes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En la calle Galileo 61 de Madrid hay una farmacia que hace esquina y con un cartel en la puerta que anuncia que envía los productos a domicilio en el mismo día. 

El aspecto es de una farmacia de barrio de las de toda la vida, y así lo quiere su farmacéutico, Felipe Martín Núñez, que insiste en que Galileo 61 es, ante todo, "una farmacia". 

Felipe Martín, farmacéutico de Galileo 61

galileo61.com

Dice ante todo porque Martín Nuñez ha convertido su establecimiento en una experiencia de digitalización pionera en el sector que ha acabado desembocando en la creación de su propia plataforma ecommerce con la que ha aumentado un 37,35% la facturación total de la empresa. 

Antes de encargarse de Galileo 61, Martín trabajaba en el departamento de marketing digital de un laboratorio farmacéutico. 

"Siempre me ha interesado mucho la parte de negocio", señala. Por eso, cuando hace 5 años compró la oficina se lanzó de lleno a digitalizar los procesos internos y también de cara al cliente. 

Uno de sus primeros pasos fue tener presencia en redes. "Fuimos de las primeras farmacias en Instagram, Facebook y WhatsApp. Nos podían consultar dudas", recuerda. 

Los científicos llevan meses alertando de que otro coronavirus es una amenaza real y la cuenta atrás ya está en marcha: en qué hay que invertir para evitar la próxima pandemia

Sin embargo, para Martín estaba claro que la digitalización iba mucho más allá de un simple contacto online con los clientes. 

"Nos dimos cuenta de que necesitábamos un ecommerce", señala. Al fin y al cabo, los clientes solucionaban sus dudas en online, pero seguían teniendo que acercarse a la farmacia para adquirir el producto. 

Cuando el farmacéutico de Galileo 61 empezó a darle vueltas a la idea de una plataforma de comercio electrónico, había ya algunas webs de farmacias que lo realizaban, pero ninguno de esos modelos convencía del todo a Martín. 

"Empezamos al final por Amazon", explica. De esta manera, la farmacia se aprovechaba de la infraestructura de distribución y logística del gigante del comercio electrónico y podía llegar a los 7 países a los que puede realizar envíos a través de ella. 

Para Martín, fue una escuela para aprender las necesidades del cliente, coger práctica con los envíos y aprender, en definitiva, como funcionaba el mundo del ecommerce. 

Finalmente, el farmacéutico decidió dar el salto y montar su propia plataforma. 

Galileo 61 ha aumentado un 600% sus ventas online y más de 10.000 clientes han adquirido productos a través de su plataforma 

Probablemente Galileo 61 cuente con una plantilla algo diferente a la de otras oficinas de farmacia: 8 farmacéuticos, 4 desarrolladores web y 3 repartidores a tiempo completo.

Aunque al principio contaba con una consultora, en plena pandemia Galileo 61 pasó a gestionar su propia plataforma —galileo61.com— de forma autónoma. 

"Todos los meses hemos ido creciendo", señala Martín, que asegura que su éxito se debe a que "seguimos siendo una farmacia". Otras webs similares son, en realidad, "un almacén", asegura, mientras que en su caso mantienen el contacto entre el cliente y el equipo profesional. 

Las vacunas contra el coronavirus no están funcionando bien en algunas personas con enfermedades previas

También ha ayudado estar en una ciudad con una densidad de población como la de Madrid y el hecho de que Galileo 61 está especializada en productos de dermocosmética. 

La mayoría de este tipo de productos no necesita receta, por lo que es más fácil gestionar su venta a través de una plataforma de comercio electrónico. Ahora mismo, la venta online de productos farmacéuticos que requieran prescripción médica está prohibida en España. 

La pandemia también ha sido algo de ayuda para la farmacia, ya que los clientes se han acostumbrado a comprar online. 

"Ahora lo que estamos viendo es que hay mucha gente que compra online, pero prefiere venir a recogerlo a la farmacia y tener ese último contacto físico para preguntar una duda o consultar algo", señala. 

Las farmacéuticas disparan sus beneficios con la pandemia: qué laboratorios han ganado más dinero y qué puede pasar el resto del año

Los pedidos llegan en el mismo día al domicilio si eres de la Comunidad de Madrid y la farmacia acaba de ampliar esa inmediatez a la ciudad de Barcelona. 

Su objetivo este año es subir un 15% las ventas web, que se traducen en más de un millón de euros. A largo plazo, "queremos estar entre las 10 primeras farmacias online de España", asegura Martín. 

El farmacéutico señala que ya tiene en mente algunas ciudades más en las que está trabajando para hacer llegar los pedidos en el mismo día. 

Por qué la digitalización no es para todos: "Una única plataforma no es viable" 

Visto el éxito de Galileo 61, parece obvio preguntarse por qué más farmacias no están haciendo lo mismo o incluso si el sector no se beneficiaría de una plataforma de comercio electrónico común. 

La cuestión es que algo así ya existe: Promofarma. Las farmacias que lo desean pueden unirse a esta plataforma y vender a través de ella. 

Aunque Martín es cuidadoso a la hora de hablar de otras soluciones o de administrar recetas de éxito, considera que "una única plataforma no es viable", ya que provocaría "una guerra de precios". 

La revolución del ARN mensajero: la ciencia busca vacunas para la gripe, el cáncer y la malaria

El farmacéutico cree que en una misma plataforma, las oficinas con productos similares solo podrían diferenciarse con el precio, por lo que no será beneficioso ni para la farmacia ni para el consumidor. 

Tampoco cree que todas tengan que pasar necesariamente por un proceso de digitalización. "A lo mejor una farmacia rural no necesita todo esto", señala, "a lo mejor, más que una plataforma, necesita un servicio de llamadas personalizado u otra solución". 

En cualquier caso, para las que sí decidan intentarlo, el farmacéutico tiene una advertencia: "Hay que invertir mucho tiempo y dinero en procesos, tecnología y publicidad". 

De hecho, aunque las cifras del aumento de facturación son llamativas, Martín asegura que todo lo vuelven a reinvertir en nuevas marcas, stock y, sobre todo, "soluciones tecnológicas". 

Otros artículos interesantes:

Laura Soucek, la investigadora que se lanzó a emprender para acabar con el cáncer: "Hay muchos tratamientos que aspiran a cronificar el cáncer, pero yo quiero erradicarlo"

Este joven de 25 años ha creado Aimentia, una clínica virtual que utiliza inteligencia artificial para proteger la salud mental de los españoles

Pfizer vacuna a sus trabajadores: la compañía asegura que las dosis son independientes de las comprometidas con el Gobierno

Te recomendamos

Y además