Las farmacéuticas disparan sus beneficios con la pandemia: qué laboratorios han ganado más dinero y qué puede pasar el resto del año

Un sanitario prepara una dosis de la vacuna contra el coronavirus

EUTERS/Sebastian Castaneda

  • Los ingresos de AstraZeneca, Pfizer, Moderna, BioNTech o Johnson & Johnson se han disparado por la venta de dosis de la vacuna contra el coronavirus según los resultados relativos al primer trimestre.
  • A pesar de que esperan terminar el año mejor incluso de lo que lo empezaron, la situación no se presenta igual de favorable para todas y el debate sobre la liberalización de las patentes podría cambiar las cosas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las principales farmacéuticas que han desarrollado vacunas contra el coronavirus han presentado ya sus resultados financieros relativos al primer trimestre de 2021 y es evidente que se han visto beneficiadas por la pandemia. 

Todas han superado las cifras del mismo periodo del año anterior y han notado el impulso de los ingresos derivados de las ventas de las dosis de la vacuna. A pesar de que esperan terminar el año mejor incluso de lo que lo empezaron, la situación no se presenta igual de favorable para todas debido a las crisis a las que se han tenido que enfrentar algunas. 

Además, el debate en curso sobre la liberalización de las patentes de las vacunas podría cambiar las cosas. 

AstraZeneca capea bien el primer trimestre a pesar de las crisis 

Pascal Soriot, CEO de AstraZeneca.
Pascal Soriot, CEO de AstraZeneca.

Reuters

AstraZeneca está inmersa en un enfrentamiento legal con Bruselas, que quiere que la compañía entregue las dosis firmadas en el tiempo en el que se había comprometido y busca que la farmacéutica reciba sanciones económicas si no lo hace. 

Además, la compañía se ha visto golpeada por una crisis de confianza pública en su vacuna debido a la infrecuente aparición de coágulos en la sangre en una pequeña parte de la población inmunizada. La información de Reuters que aseguraba que la UE no renovaría los contratos con AstraZeneca fue la gota que colmó el vaso. 

A pesar de todo, la compañía ha duplicado su beneficio durante el primer trimestre de 2021, alcanzando los 1.562 millones de dólares frente a los 780 millones de dólares del mismo periodo del año anterior. 

Los ingresos totales de la farmacéutica anglo-sueca han crecido hasta los 7.320 millones de dólares y, de ellos,  275 millones de dólares son gracias a las vacunas contra el coronavirus. 

Las biotecnológicas en la carrera por la vacuna pasan a ser rentables por la pandemia 

Stephane Bancel, CEO de Moderna
Reuters

Moderna y BioNTech eran las biotecnológicas que por primera vez jugaban en las grandes ligas del sector y ambas han vivido sus primeros periodos de rentabilidad gracias a las ventas de la vacuna del coronavirus. 

Moderna ha cerrado el primer trimestre con unos ingresos de 1.937 millones de dólares frente a los 8 millones de dólares del mismo periodo del año anterior. 

"En este primer trimestre, el equipo de Moderna ha cumplido con sus compromisos de suministro con muchos Gobiernos y ha ayudado a proteger a más de 100 millones de personas. Este logro se ha traducido en nuestro primer trimestre rentable en la historia de la compañía, después de 10 años de innovación científica y varios miles de millones de dólares invertidos para hacer realidad nuestra plataforma de ARNm", señaló el CEO de la biotecnológica, Stéphane Bancel. 

Es también la primera vez que la empresa registra ventas de productos por las dosis de su vacuna contra el COVID-19. Las ganancias han sido de unos 1.733 millones de dólares. 

Aun así, Moderna no ha alcanzado ni superado las previsiones de los analistas que se situaban en unos ingresos de 2.300 millones de dólares —unos 1.857 millones de euros—. 

Los ejecutivos de Pfizer aseguran que existe una "oportunidad significativa" para aumentar los precios de su vacuna contra el COVID-19

Özlem Türeci y Ugur Sahin, fundadores de BioNTech.
Özlem Türeci y Ugur Sahin, fundadores de BioNTech.

Biontech

Una compañía española que se ha beneficiado de la relación con Moderna ha sido Laboratorios Farmacéuticos Rovi, cuyos ingresos operativos han aumentado un 29% en el primer trimestre de 2021 hasta alcanzar los 130,5 millones de euros.

Rovi achaca los buenos resultados del primer trimestre principalmente a la fortaleza del negocio de fabricación a terceros, que creció un 179%. 

Desde julio, la empresa española tiene un acuerdo de colaboración Moderna para  la fabricación a gran escala del llenado y acabado de su vacuna. 

Por su parte, BioNTech ha ingresado 2.048,4 millones de dólares en el primer trimestre de 2021, frente a los 27,7 millones de dólares que contabilizó en el mismo periodo de 2020. 

La empresa de biotecnología, que junto a Pfizer ha desarrollado una de las vacunas ARN mensajero (ARNm) contra el COVID-19, atribuye sus ganancias a la rápida oferta de más de 450 millones de dosis de BNT162b2 a unos 91 países o territorios.

Los accionistas de las grandes farmacéuticas han recibido más de 21.000 millones de euros en dividendos y recompra de acciones en plena pandemia

Contando con unos 233 millones de dólares en costes de ventas, gastos en investigación, administración, entre otros, la biotecnológica ha declarado unos beneficios netos de 1.128,1 millones de dólares para el primer trimestre de 2021, que contrastan con los 53,4 millones de dólares en pérdidas del mismo periodo de 2020.

Pfizer y Johnson & Johnson superan las expectativas 

Pfizer también se ha visto beneficiada por la pandemia, aunque en su caso el crecimiento ha venido acompañado de un gran rendimiento también en otras áreas de la compañía como enfermedades raras y oncología. 

En total, la farmacéutica ha aumentado su beneficio neto en un 45%  hasta los 4.877 millones de dólares. Los ingresos han experimentado el mismo crecimiento (45%) hasta alcanzar los 14.582 millones de dólares. 

De entre esa cifra, los ingresos por las vacunas han supuesto unos 4.894 millones de dólares para Pfizer.  Los resultados han superado las expectativas proyectadas por Wall Street, según asegura CNBC, y lo mismo ha sucedido con Johnson & Johnson. 

La farmacéutica detrás de la única vacuna monodosis contra el virus ha logrado unos ingresos de 22.320 millones, frente a los 21.980 millones estimados por los analistas. 

Fernando Simón aboga por liberalizar las patentes de las vacunas, pero defiende el derecho de las farmacéuticas a obtener beneficios

Las ventas de la vacuna de coronavirus han supuesto unos ingresos de 100 millones de dólares para Johnson & Johnson y el CEO asegura que, independientemente de la vacuna, todos los segmentos de su negocio están mejor ahora que antes de la pandemia. 

El resto del año puede desarrollarse de forma desigual para las farmacéuticas: Pfizer se muestra confiada y AstraZeneca no se atreve a hacer estimaciones 

La nadadora olímpica australiana Cate Campbell recibe la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el COVID-19.
La nadadora olímpica australiana Cate Campbell recibe la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el COVID-19.

AAP Image/Dan Peled via REUTERS

El resto del año pinta bien para la mayoría de las farmacéuticas, ya que la demanda de vacunas contra el coronavirus no parece que vaya a desaparecer a corto plazo. 

"Basándonos en lo que hemos visto, creemos que una demanda duradera de nuestra vacuna COVID-19, similar a la de las vacunas contra la gripe, es un resultado probable", dijo el CEO de Pfizer, Albert Bourla, en la reunión con los inversores tras la presentación de los resultados. 

De hecho, la compañía espera ahora que las ventas de la vacuna durante todo el año sean de 26.000 millones de dólares, frente a su previsión anterior de unos 15.000 millones de dólares. 

A finales de abril, la UE firmó con Pfizer el mayor acuerdo mundial sobre vacunas de coronavirus y se aseguró 1.800 millones de dosis. 

La farmacéutica se ha consolidado como la opción de preferencia del bloque europeo y esta relación ha sido clave en el aumento del optimismo en las estimaciones de la compañía para el resto del año.

En la misma línea, BioNTech también saldría beneficiado. En un comunicado, la biotecnológica señaló que espera que la capacidad de fabricación "alcance los 3.000 millones de dosis para fines de 2021 y tener capacidad para fabricar más de 3.000 millones para 2022". 

Cómo el conflicto legal con AstraZeneca podría aumentar la tensión política: Europa quiere las dosis que se fabrican en Reino Unido

BioNTech también ha confirmado su expansión al continente asiático, estableciendo su primera sede regional en Singapur —donde instalará los mecanismos necesarios para expandir la tecnología ARN mensajero por la que se pelean las farmacéuticas—. 

Además, Pfizer y BioNTech está trabajando en múltiples ensayos para ampliar la autorización de la candidata a más grupos poblacionales, como niños de 6 meses a 11 años de edad y mujeres embarazadas. La vacuna ya ha recibido autorización en Estados Unidos para administrarse a adolescentes desde los 12 años. 

Más precavida se muestra AstraZeneca que, envuelta ahora mismo en una batalla legal por la UE debido al retraso de los suministros, no se ha atrevido a hacer estimaciones sobre su negocio de vacunas para el resto del año. 

Aunque la compañía mantuvo en la presentación de los resultados que tenía expectativas de seguir creciendo el resto del año, reconoce que no incluye en sus estimaciones cualquier impacto en los ingresos o beneficios de las ventas de la vacuna pandémica COVID-19.

"AstraZeneca reconoce los mayores riesgos e incertidumbres derivados del impacto del COVID-19. Es de esperar que continúen las variaciones de resultados entre trimestres", señaló la compañía. 

Otra que se ha visto afectada por una crisis de confianza debido a la aparición de coágulos relacionados con su vacuna ha sido Johnson & Johnson. Sin embargo, espera ahora un beneficio para todo el año de 9,42 a 9,57 dólares por acción, frente a su previsión anterior de 9,40 a 9,60 dólares por acción. Prevé unos ingresos de entre 90.600 y 91.600 millones de dólares, frente a su previsión anterior de entre 90.500 y 91.700 millones de dólares. 

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Por su parte, Moderna también ha sido precavida a la hora de hablar del futuro, pero ha subrayado que trabaja para aumentar la capacidad de producción y distribución de su vacuna. 

La empresa prevé suministrar un total de entre 800 millones y 1.000 millones de dosis de la vacuna en 2021 y está realizando inversiones adicionales para aumentar el suministro mundial hasta 3.000 millones de dosis en 2022. 

Moderna ya ha firmado acuerdos de compra anticipada para la entrega programada de su vacuna en 2021 por un valor total de 19.200 millones de dólares, lo que incluye los 1.700 millones de dólares en ventas de la vacuna ya registrados en el primer trimestre del año fiscal 2021. 

Además, a la vez que los resultados, la compañía anunció un nuevo acuerdo con el gobierno suizo para suministrar 7 millones de dosis más. 

El coronavirus asola la India: así ha llegado a esta situación a pesar de ser el mayor fabricante de vacunas

La compañía ha advertido también de que está terminando los ensayos de su vacuna en adolescentes y niños, que podría ampliar su uso. 

El debate sobre las patentes podría cambiar el curso para el sector farmacéutico 

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

REUTERS/Carlos Barria

Las farmacéuticas cayeron en bolsa tras el apoyo de Estados Unidos a liberar las patentes de las vacunas para facilitar su producción y distribución a escala global. 

Moderna cerró el día con un retroceso del 6,19% en sus acciones después de la Administración de Biden anunciar que apoyaría a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en la exención de la propiedad intelectual para las vacunas.  Esto también ha afectado a BioNTech con un retroceso del 3,45% y a Novavax con un 5%. 

El cambio de postura de EEUU, que junto a la Unión Europea era el máximo opositor de la exención de la propiedad intelectual de las vacunas, llega cuando nuevas olas del virus y más datos en el mundo real respaldan la necesidad de un despliegue masivo de vacunas.

Los grandes ensayos de vacunas contra el coronavirus en niños ya están en marcha: esto es lo que los científicos quieren saber

La medida permitiría a otros países fabricar vacunas de las farmacéuticas sin temor a recibir sanciones en la Organización Mundial del Comercio.

Sin embargo, no todos están a favor de la medida, ya que podría desincentivar la innovación y desanimar a las farmacéuticas para desarrollar soluciones en futuras crisis. 

Los que se muestran favorables a la medida señalan, sin embargo, que las situaciones extraordinarias requieren medidas extraordinarias. 

Aun así, incluso con el apoyo del Gobierno de Biden, es posible que no se apruebe la moción para renunciar a las patentes de vacunas. Reino Unido, Japón, Suiza y otros países se han resistido a la petición de renunciar a los derechos de patente. 

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: La carrera por la siguiente generación de vacunas contra el coronavirus ya está en marcha

LEER TAMBIÉN: Estos son los nuevos multimillonarios que han hecho fortuna luchando contra el virus

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”