La UE firma con Pfizer el mayor acuerdo mundial sobre vacunas de COVID-19, al asegurarse 1.800 millones de dosis, mientras emprende acciones legales contra AstraZeneca

 Ursula von der Leyen

Reuters/Pool

  • La Unión Europea (UE) está a punto de firmar un acuerdo récord por 1.800 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech que se entregarán entre 2021 y 2023, lo que impulsará el compromiso de Bruselas de vacunar al 70% de los ciudadanos adultos para finales de julio.
  • El acuerdo coincide con el anuncio de la Comisión de romper lazos con AstraZeneca y emprender acciones legales por incumplimiento de contrato.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pfizer parece encaminada a convertirse en la vacuna estrella de Europa, después de que la Comisión Europea afirmase recientemente que espera sellar un acuerdo con la farmacéutica estadounidense por la reserva de 1.800 millones de dosis de su vacuna para el COVID-19.

Una cifra récord que convierte a Bruselas en el mayor cliente individual con diferencia de Pfizer y su socio alemán BioTech, si se compara con los 300 millones de dosis vendidos hasta ahora a Estados Unidos. Un movimiento que hace más factible el objetivo de la UE de inocular al 70% de los adultos del territorio a finales julio.

Las vacunas se entregarían entre 2021 y 2023, según dio a conocer la propia presidenta de la Comisión,  Ursula von der Leyen, durante una visita el pasado viernes a la planta de vacunas de Pfizer en Puurs, Bélgica. 

El acuerdo con Pfizer, que aún no ha sido finalizado en un contrato oficial, incluirá 900 millones de dosis opcionales, lo que sería suficiente para inocular a los 450 millones de habitantes de la UE durante 2 años.

"[El contrato] asegurará las dosis necesarias para dar inyecciones de refuerzo para aumentar nuestra inmunidad contra el virus. Proporcionará vacunas adaptadas para escapar de variantes que ya no responden a las vacunas. Y debería permitirnos vacunar, si es necesario y seguro, niños y adolescentes. Y consolidará el liderazgo europeo en tecnologías de ARNm ", declaró la propia Von der Leyen en una entrevista reciente con The New York Times.

Según permite conocer dicho medio, el contrato con Pfizer y BioNTech estipulará que las inyecciones se producirán en Europa, lo que "traerá a casa no solo el producto, también la mayoría de los 280 componentes necesarios para su fabricación".

Asimismo se permitirá a la Unión Europea revender o donar las vacunas a socios, lo que le permitirá llevar a cabo la diplomacia de las vacunas. 

La variante "doble mutante" detectada en India podría estar en España y ser más resistente a los anticuerpos, según un experto

A este respecto, el acuerdo sin duda supondrá reavivar el debate sobre el nacionalismo vacunal y el acceso global a las dosis.

Mientras que el contrato asegura para Europa suministros a largo plazo, dosis de refuerzos, e incluso habla ya de niños y adolescentes, buena parte de las poblaciones de países con menos recursos aún no tienen asegurado su acceso a estos fármacos.

Es cierto que Bruselas muestra cierto retraso en su campaña de vacunación, pues a penas supera el 20% de la población vacunada, frente al 62% de los israelíes vacunados y más del 40% de los estadounidenses. Aunque estas cifras claramente  contrastan con el 1% de la población de algunos países africanos o el 8% en India, donde el número de casos y muertes está alcanzando cifras récords estos días.

De concretarse el acuerdo, este sería el tercer contrato entre UE y los laboratorios de Pfizer y BioNTech. Los anteriores aseguran un suministro de 600 millones de inyecciones de la vacuna de dos dosis durante este año.

Mientras, el enfriamiento de las relaciones de la UE con AstraZeneca es cada vez más evidente

El acuerdo récord con Pfizer se produce en un momento en el que las relaciones de la UE con  AstraZeneca, su mayor proveedor hasta la fecha, parecen encaminadas a romperse.

La Comisión Europea anunció recientemente que emprenderá acciones legales contra la farmacéutica por incumplir los contratos establecidos y no entregar las dosis pactadas.

La intención del organismo es obligar a AstraZeneca a proporcionar las dosis establecidas en el contrato. Una acción legal que cuenta con el respaldo de la mayoría de Estados miembros.

Se acentúa así el conflicto entre Bruselas y AstraZeneca, que llevan enfrentadas desde el inicio de la pandemia debido a la incapacidad de la farmacéutica de entregar con las dosis pactadas, lo que ha llevado a ralentizar la campaña de vacunación en gran parte del continente.

Desde Bruselas se habían solicitado casi 300 millones de dosis de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca que debían ser entregados a finales de junio, además de la opción de 100 millones adicionales. La realidad es que de manera repetida la compañía ha retrasado las entregas de la vacunas ofreciendo millones de dosis menos de lo acordado.

Tras sucesivos retrasos en los suministros, la farmacéutica acabó anunciando que podrá suministrar unos 100 millones de dosis a la UE en los 6 primeros meses de 2021, una cifra considerablemente inferior a los 270 millones pactados inicialmente.

De AstraZeneca a Pfizer: cuántas vacunas prometió cada fabricante a Europa y cuántas dosis van a llegar en realidad

La intención de la Unión Europea de cortar lazos con AstraZeneca ya quedó patente cuando hace semanas se conoció que la Comisión se planteaba no renovar los contratos con la farmacéutica de cara al año que viene, una decisión que afectaría también a Johnson & Johnson. 

Una decisión que parece más evidente aún con el acuerdo histórico asumido entre Bruselas y Pfizer.

LEER TAMBIÉN: 3 o 4 cervezas al día podrían reducir el efecto de la vacuna, según científicos

LEER TAMBIÉN: Los efectos secundarios que puedes esperar de la vacuna del COVID-19 si tienes entre 20 y 30 años

LEER TAMBIÉN: Una nueva investigación relaciona una rara afección neurológica, capaz de generar una inflamación de la médula espinal, con el COVID-19

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020