Este gráfico explica cómo los ERTE han ayudado a que se destruya menos empleo durante la pandemia que en la crisis financiera de 2008

Un hombre pasea delante de un mural en medio de la pandemia del coronavirus

REUTERS/Sergio Perez

  • La última EPA refleja que España cierra 2020 con 622.000 ocupados menos y el Ministerio de Economía afirma que la creación de 737.100 empleos en la segunda mitad del año permitió recuperar el 55% del empleo perdido durante la primera parte de 2020.
  • El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha asegurado esta semana que los ERTE han ayudado a que el impacto del coronavirus en el empleo sea menor que en la crisis de 2008.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este jueves, el Instituto Nacional de Estadística ha dado a conocer la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre del año pasado, en la que se incluyen los datos de conjunto del año y que refleja que 2020 ha concluido con las peores cifras de desempleo y población activa de los últimos 8 años. Y, pese al aumento del paro y la caída de la ocupación, no todo son malas noticias.

Así, los datos de la última EPA confirman que España cerró 2020 con 527.000 parados más y 622.000 ocupados menos, sus peores registros desde 2012, pero también reflejan que el cuarto trimestre del año registró una recuperación palpable del empleo, con 3.100 parados menos y 167.400 afiliados más a la Seguridad Social, situando la tasa de desempleo y las previsiones de ocupación por encima de las expectativas de Gobierno y expertos.

Además, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha destacado que el número de trabajadores en activo haya experimentado en el último trimestre de 2020 su segunda mayor alza desde 2005, señalando que "a pesar de la segunda y tercera olas de la pandemia" el total de ocupados ha recuperado el nivel que ostentaba en el segundo trimestre de 2018, con 19,33 millones de afiliados en activo.

Economía ha destacado que el impulso del empleo a finales de 2020 que refleja el aumento de la ocupación "permite seguir recuperando el empleo perdido durante la primera mitad del año", cuando el impacto del coronavirus provocó en marzo la mayor subida mensual de la tasa de desempleo y la mayor caída de afiliación a la Seguridad Social de su historia, una tendencia que se comenzó a revertir a partir del mes de mayo.

ERTE hasta el 31 de mayo: hasta cuándo durarán los programas de suspensión temporal de empleo en el resto de Europa

En concreto, el Ministerio de Economía ha asegurado que "en el segundo semestre se recuperó el 55% del empleo destruido en los primeros meses del año y se crearon 737.100 puestos de trabajo", mejorando las expectativas de instituciones, expertos y analistas, que consideraban al inicio de la pandemia que entre 1,3 millones y 2,4 millones de españoles podrían perder su empleo antes de que concluyese 2020.

El ministerio que lidera Nadia Calviño achaca la recuperación del mercado laboral al empleo creado durante la segunda mitad del año, en el que se redujeron las restricciones ligadas a la pandemia, y al crecimiento constante de la población activa, pero no es la única causa a la que el Gobierno atribuye la contención de la destrucción de empleo durante el coronavirus.

El secreto está en los ERTE, según Escrivá

Así, este pasado martes el ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, compareció ante la prensa tras el Consejo de Ministros para anunciar oficialmente la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de mayo. Durante su intervención, Escrivá presentó el gráfico que se muestra a continuación y aseguró que la afiliación ha caído mucho menos que durante la anterior crisis.

Evolución de la afiliación a la Seguridad Social durante los primeros 11 meses de la actual crisis y la anterior

Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

El ministro atribuyó a los ERTE esa menor destrucción de empleo, señalando que durante los primeros 11 meses de impacto de la pandemia la Seguridad Social ha perdido 215.208 ocupados, mientras que en 2008, al comienzo de la Gran Recesión, fueron más de 1,1 millones de empleos los que se destruyeron en ese mismo plazo de tiempo debido a que no se recurrió a la suspensión temporal de puestos de trabajo.

José Luis Escrivá ha asegurado que este mecanismo "ha funcionado muy bien", aportando confianza y certidumbre a trabajadores y empresas, además de señalar que "el número de trabajadores en ERTE con este modelo flexible se ha estabilizado en torno a 700.000 trabajadores", destacando que la protección de sus empleos se mantendrá hasta el final del estado de alarma por el coronavirus.

Recuperación del empleo temporalmente suspendido en España y otros 6 países europeos

Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

Además, Escrivá ha destacado que, como se muestra en el gráfico anterior, en España un 85% de los trabajadores que han sido inscritos en un ERTE por sus empresas ya han recuperado el empleo, señalando que "a pesar de que la pandemia ha tenido un mayor grado de afectación por la estructura productiva del país", solo los Países Bajos han conseguido recuperar más empleo suspendido que España.

De hecho, el régimen de ERTE alcanzó su máximo de afectados en mayo cuando llegó a acoger a 4,06 millones de trabajadores, de los que 3,4 millones ya han vuelto a su puesto de trabajo. El ritmo de recuperación de empleo temporalmente suspendido se ha visto frenado en octubre y noviembre del año pasado ante el repunte de contagios durante la segunda oleada del coronavirus.

Otros artículos interesantes:

El coronavirus provoca la mayor subida mensual del paro de la historia y la mayor caída de afiliación a la Seguridad Social

El mercado laboral cierra 2020 con 527.000 parados más y 622.000 ocupados menos, pese a recuperar el 55% del empleo perdido por el coronavirus

La segunda oleada del coronavirus fuerza un nuevo repunte de los ERTE en diciembre: 300.000 trabajadores afectados