Pasar al contenido principal

La increíble vida y fortuna de Elon Musk: así vive y así gasta

Elon Musk con smoking
Elon Musk posee más de 70 millones en propiedades inmobiliarias en Los Ángeles. Pascal Le Segretain/Getty

Elon Musk es, probablemente, el físico más rico del mundo.

Con 46 años y una fortuna en torno a los veinte mil millones de dólares (17.000 millones de euros), el CEO de Tesla y SpaceX y cofundador de OpenAI ha dicho que no será feliz hasta que hayamos escapado de la Tierra y colonizado Marte. Por suerte tiene el dinero y la inteligencia para hacer que ocurra.

Como adicto al trabajo empedernido, Musk no gasta dinero en lujosas vacaciones o hobbies caros. En cambio, el emprendedor pasa la mayoría de su tiempo en la oficina o sus fábricas, retirándose a una de sus cuatro mansiones en Los Ángeles al terminar el día.

Echa un vistazo al artículo para descubrir cómo Musk, padre de cinco hijos, amasó su fortuna y cómo la gasta.

De niño, creciendo en Sudáfrica, Musk aprendió a programar él sólo. Al cumplir 12 años, vendió el código fuente de su primer videojuego por 500 dólares (424 euros).

Elon Musk muy concentrado
OnInnovation/Flickr

Fuente: MONEY 

Justo antes de cumplir los 18, Musk se mudó a Canadá y trabajó en una serie de trabajos manuales bastante duros, entre ellos palear grano, cortar leña y limpiar el cuarto de calderas de una serrería por 18 dólares la hora (15,3 euros). Un salario impresionante en 1989.

Elon Musk pensativo
OnInnovation/Flickr

Fuentes: MONEY, Squire - Elon Musk: Tesla, SpaceX y la búsqueda de un futuro Fantástico

El salario de Musk bajó a 14 dólares la hora (11,9 euros) cuando empezó a trabajar, con una beca de verano, en el Banco Nova Scotia junto a su hermano Kimbal, tras llamar a puerta fría —e impresionar— a un ejecutivo importante de la empresa.

Elon Musk explica cosas
Aaron P. Bernstein/Reuters

Fuentes: MONEY, Squire - Elon Musk: Tesla, SpaceX y la búsqueda de un futuro Fantástico.  

Tras empezar sus estudios en Queens University en 1990, Musk ganaba dinero extra vendiendo repuestos informáticos y ordenadores a otros estudiantes. "Construía equipos a la medida de sus necesidades, desde máquinas trucadas para jugar videojuegos a simples ordenadores para escribir textos que costaban menos que lo que podías encontrar en la tienda" dijo Musk.

Elon Musk afirma
Larry Busacca/Getty Images for The New York Times

Fuentes: MONEY, Squire - Elon Musk: Tesla, SpaceX y la búsqueda de un futuro Fantástico.  

Tras dos años estudiando, Musk se trasladó a la Universidad de Pennsylvania con una beca parcial. Para cubrir el resto de sus gastos, Musk y un amigo convirtieron su casa en un bar clandestino durante los fines de semana, cobrando cinco dólares por la entrada (4,25 euros). "Estaba pagando mis propios gastos como estudiante universitario y ganaba el equivalente al alquiler de un mes en una sola noche," dijo Musk.
 

Musk brinda con Champagne
euters/Noah Berger

Fuentes: MONEY, Squire - Elon Musk: Tesla, SpaceX y la búsqueda de un futuro Fantástico.   

Musk se licenció con un grado en Física y otro en Economía de la Wharton School y se trasladó a Stanford para estudiar su doctorado. Abandonó sus estudios en cuestión de días para fundar una startup con su hermano. Entonces, en 1995, lanzaron Zip2, una guía digital de la ciudad para periódicos, financiados con 28.000 dólares (23.800 euros) aportados por su padre.

Elon Musk con toga
REUTERS / Phil McCarten

Fuente: MONEY 

Cuatro años más tarde, en 1999, vendieron Zip2 for 307 millones de dólares (260,7 millones de euros), de los que Musk se embolsó 22 (18,7). Invirtió más de la mitad de sus ganancias para cofundar X.com, un servicio de banca online. La compañía rápidamente se fusionó con su rival para convertirse en PayPal, con Musk como accionista mayoritario. En 2002, eBay compró PayPal y Musk se embolsó 180 millones de dólares (152,9 millones de euros).

Elon Musk exultante
Reuters/Mike Blake

Fuente: MONEY 

Musk centró su atención en su nueva compañía de exploración espacial, SpaceX, tras dejar PayPal. Unos años más tarde cofundó la empresa fabricante de coches eléctricos Tesla, y más tarde SolarCity, un proveedor de sistemas de energía solar. El éxito de estas compañías le introdujo finalmente en el club de los milmillonarios… pero no antes de arruinarse.

Elon Musk mira arriba
Reuters

Fuente: VentureBeat

En 2008 Musk se divorció de su primera mujer, lo que pasó factura a sus finanzas. Un año más tarde Musk dijo que se había quedado "sin dinero" y había estado viviendo de préstamos de amigos, mientras trataba de mantener sus compañías a flote. Pero cuando Tesla salió a bolsa en 2010, la fortuna de Musk se vio catapultada. En 2012, apareció en la lista Forbes de los más ricos por primera vez, con una fortuna de 2.000 millones de dólares (1.700 millones de euros).

Elon Musk un poco enfadado
Brendan McDermid/Reuters

Fuentes: VentureBeat, Forbes, TechCrunch

Cinco años más tarde Musk ha amasado una fortuna de 20.400 millones de dólares (17.325 millones de euros), y no tiene miedo cuando se trata de gastarla. 

Elon Musk feliz
Getty/Kevork Djansezian

Fuente: Bloomberg 

El CEO posee más de 70 millones de dólares (59,5 millones de euros) en activos inmobiliarios en el barrio de Bel-Air, de Los Ángeles (California, EEUU). Su quinta y última compra: una mansión de 24 millones de dólares (20,4 millones de euros) que todavía se encuentra en construcción.

Elon Musk, príncipe de Bel Air
Google Maps

Fuentes: The Real Deal, Variety

Musk comenzó su bacanal de gasto en Bel-Air a finales de 2012. El entonces soltero compró una propiedad de 6.800 metros cuadrados por 17 millones de dólares (14,5 millones de euros). La mansión de 1.880 metros cuadrados tiene una librería de dos plantas, una sala de cine privada, un gimnasio y una bodega con 1.000 botellas.

Pequeña mansión de Elon Musk
Google Maps

Fuente: Variety

Como líder de una de las empresas más punteras en fabricación de automóbiles, no es sorprendente que Musk tenga afinidad por los coches. En 2013 pagó 920.000 dólares (781.000 euros) en una subasta por el Lotus Sprit Submarine usado en una película de James Bond. Además de conducir Teslas, es dueño de dos coches de gasolina: un Ford Modelo T y un Jaguar E-Type Series 1 Roadster.

Coche submarino de James Bond
AP

Fuentes: MONEY, CNBC

A pesar de no sufrir escasez de fondos, Musk no es fan de las vacaciones lujosas… o de cualquier tipo de vacaciones, en realidad. En 2015 declaró haberse tomado sólo dos semanas libres desde que fundó SpaceX, doce años antes. Se dice que trabaja entre 80 y 90 horas semanales. 

Elon Musk no tiene tiempo para el ocio
Reuters/Bobby Yip; Business Insider/Dave Smith

Fuentes: Inc., Quartz

Eso sí: siempre encuentra tiempo para sus hijos. "Soy un padre bastante decente" dice Musk. "Me hago cargo de los niños durante algo más de la mitad de la semana y paso bastante tiempo con ellos. También me los llevo conmigo cuando salgo de la ciudad." De acuerdo con un tuit de 2014, Musk y sus cinco hijos hacen un viaje de camping cada año.

ELon Musk e hijos
Elon Musk con sus hijos gemelos y su ahora ex-esposa Talulah Riley AP Photo/Mark Lennihan

Fuentes: TwitterElon Musk: Tesla, SpaceX y la búsqueda de un futuro Fantástico

En 2012, Musk firmó el "Giving Pledge", comprometiendose a donar la mayoría de su riqueza a lo largo de su vida. A pesar de que mejorar el medio ambiente y nuestras expectativas de futuro ya es su trabajo principal, Musk ha hecho considerables donaciones a causas en las que cree, como un regalo de 10 millones de dólares (8,5 millones de euros) al Future of Life Institute, para regular la inteligencia artificial.

Elon Musk y sus robots
urvetson / Flickr jurvetson / Flickr

Fuentes: Twitter, Business Insider

Al finalizar su jornada, el multimillonario disfruta con hobbies baratos como escuchar música, jugar a videojuegos o leer libro. "Pasar tiempo con los niños, ver a los amigos, cosas normales," dice. "A veces me vuelvo loco en Twitter. Pero ante todo trabajo."

Elon Musk se divierte
REUTERS/Stephen Lam

Fuente: Quartz

Te puede interesar