La inflación todavía no se nota en tu factura de teléfono: las telecos aguantan la guerra de precios, rediseñan sus tarifas y mantienen promociones

Turistas utilizando sus smartphones para retratarse y hacerse selfies.
Reuters

En medio de una inflación galopante, las operadoras están rediseñando sus tarifas. 

Una situación que complica la comparación del antes y el ahora. Subir la velocidad de la fibra, incluir nuevos servicios o cambiar las características de los datos móviles crean una nueva cartera de productos, que dificulta la comparación con las tarifas previas. 

La dura batalla de precios que vive el sector dese hace un tiempo se sigue notando en las estrategias comerciales de las operadoras, que apuestan por agresivas campañas comerciales para tratar de robar clientes a la competencia. 

Las marcas low cost como Digi, Finetwork o Avatel, que aprovechan el gran despliegue de fibra que cuenta nuestro país y que pueden utilizar gracias a los acuerdos mayoristas con los grandes operadoras, han hecho crecer la competencia a un mercado, donde las grandes operadoras ven como se complica el negocio para mantener sus márgenes. 

En este contexto de dura guerra comercial, las grandes operadoras están aguantando sin grandes subidas de precios que podrían espantar a los clientes hacia las ofertas más baratas del mercado. Sin embargo, su estrategia va camino de un rediseño de su oferta. Una situación que dificulta la comparación de tarifas. 

Vodafone acaba de presentar un rediseño de sus tarifas en el que aboga por una simplificación de la oferta dejando en 4 grandes tarifas su propuesta de paquetes convergentes. Mientras que Telefónica rediseñó su oferta en España creando MiMovistar con la premisa de que sea el cliente quien configure su paquete de telefonía móvil, internet y televisión eligiendo aquellas características que mejor se adapten a sus necesidades. 

Por su parte, Orange también hará algunos cambios en sus tarifas que entrarán en vigor el próximo 31 de julio, según recogía Xataka. Así, las tarifas Love Original y Love Extra, incluidas sus versiones Plus, subirán un par de euros al añadir una mayor oferta de canales. Mientras que en el caso de las tarifas Love Total, en principio no habría cambios por el momento. 

La inflación marca el paso en el mercado 

"Estamos redoblando nuestros esfuerzos para actuar más rápido que nunca para mitigar su impacto", decía el consejero delegado de Orange España, Jean-François Fallacher, en la presentación de resultados de la compañía hace un par de meses. 

En plena espiral alcista de los precios de la energía, las empresas ven cómo se encarecen sus facturas de electricidad y también las de algunos proveedores, que añadido a los cuellos de botella existentes suben precios para afrontar la situación. 

Pese a este momento, desde Orange señalaban que no tenían pensado una subida de precios a corto plazo. 

"No tenemos planificado una subida de precios asociada a la inflación a corto plazo, pero si sigue así (que se situaba en abril en el entorno del 10%) no será descartable ni en el mundo de las telecomunicaciones ni en ningún otro sector de la economía", apuntaba el director general de la dirección de B2C de Orange España, Diego Martínez.

Por su parte, desde Vodafone el director de la Unidad de Consumo de Vodafone España, Hisham Hendi, explicaba en la presentación de su nueva oferta comercial que "los consumidores están viendo muchas dificultades en su día a día con la inflación o la guerra de Ucrania. Queremos que Vodafone sea el operador más fácil para no complicar el día a día".

En este aspecto, destacaba que lo que buscan es no hacer "promociones agresivas". 

La dura competencia hace que se piensen los pasos a dar 

Emilio Gayo, presidente de Telefónica España, apunta en la presentación de las nuevas tarifas que “continuamos ahondando en nuestra estrategia de diversificación de la oferta y en una estrategia comercial que responde a las demandas actuales de los clientes, ofreciéndoles una propuesta de valor que le otorga el poder de elegir para hacerles la vida más fácil y mejor”.

En la práctica, ninguna operadora se ha atrevido a dejar atrás, por el momento, las promociones en la oferta de sus servicios a los clientes. La propia Movistar ofrece un 25% a los nuevos clientes que contraten MiMovistar. 

Por su parte, el cuarto operador MásMóvil —que mantiene conversaciones con Orange para fusionar su negocio en España— también continúa con su estrategia de precios ajustados y promociones diversas con sus diferentes marcas. 

Habrá que esperar a ver cómo evoluciona el mercado y si el verano, con la subida de los ingresos del roaming, da tregua a las operadoras españolas antes de ver cómo evolucionan los precios. 

Otros artículos interesantes:

Las grandes telecos redoblan sus peticiones de flexibilizar las leyes de competencia para avanzar en la consolidación del sector y poder hacer frente a los gigantes Google, Meta o Apple

Vodafone simplifica sus tarifas de fijo, móvil y televisión sin subir precios, mientras busca acabar con las promociones más "agresivas"

Movistar revoluciona sus tarifas convergentes 10 años después: lanza MiMovistar para relevar a Fusión con un servicio que el cliente puede configurar

Te recomendamos