Esta máquina inventada por un español es capaz de producir agua potable extrayéndola del aire

El ingeniero español Enrique Veiga (82 años) con su máquina que produce agua potable
El ingeniero español Enrique Veiga (82 años) con su máquina que produce agua potable
Reuters
  • La escasez de agua es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta el ser humano en la actualidad, especialmente en los países más áridos.
  • Este ingeniero español de 82 años ha inventado una máquina capaz de producir agua potable extrayéndola del aire, lo que supone una gran ayuda para los países y regiones en los que hay mayor escasez.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La escasez de agua es uno de los problemas más urgentes a los que se enfrenta el ser humano en la actualidad, sobre todo en las regiones que más dificultades tienen a la hora de acceder a ella.

Además, el cambio climático también está provocando las peores sequías en Europa en los últimos 2.100 años, según desvela un estudio de la Universidad de Cambridge, por lo que ya no se trata de sólo de una cuestión que apenas afecte a los países occidentales.

Solucionar este fenómeno no es una tarea que pueda desempeñarse fácilmente ni de un día para el otro, aunque con ayuda de la tecnología las esperanzas de encontrar una solución aumentan.

Un ingeniero español de 82 años ha inventado una máquina que es capaz de producir agua potable extrayéndola del aire, lo que supone una gran ventaja para los países y regiones más áridas, aunque este dispositivo también para colaborar en otras situaciones en las que se precisa ayuda humanitaria. 

"El objetivo es llegar a lugares como campos de refugiados en los que no tienen agua para beber", explica el propio Veiga a Reuters.

La empresa de este ingeniero, Aquaer, está siendo la encargada de fabricar los dispositivos, que ya están suministrando agua potable en algunas zonas de Namibia y en un campo de refugiados de Líbano.

"En los pueblos que visitamos en Namibia la gente estaba asombrada, no lo entendían, preguntaban de dónde venía el agua", relata este ingeniero.

La máquina de Enrique Veiga puede producir entre 50 y 75 litros de agua al día, y debido a sus pequeñas dimensiones es capaz de ser transportada en un carro. Las versiones más grandes de este dispositivo podrían generar hasta 5.000 litros diarios.

El funcionamiento de la máquina es verdaderamente imaginativo: funciona enfriando el aire hasta el punto de condensación, transformándose así en agua ya lista para ser recolectada. Es el mismo sistema que causa la condensación en los aparatos de aire acondicionado.

Otra de las ventajas de este invento es que puede funcionar en condiciones más extremas de lo habitual. La máquina de Veiga soporta temperaturas de hasta 40ºC y puede trabajar con una humedad en el ambiente de entre el 10% y el 15%. Esto, unido a su pequeño tamaño, hacen que el dispositivo sea sencillo de manejar y que pueda resultar útil en países con climas especialmente calurosos. 

"Nuestra idea no es solo hacer un dispositivo que sea efectivo, sino también que sea útil para las personas que tienen que caminar kilómetros para buscar agua o hacer pozos", argumenta Veiga.

Para poder llevar su máquina a campamentos de refugiados y otros lugares del mundo, este ingeniero de origen gallego ha fundado Water Inception, una organización sin ánimo de lucro.

Veiga inventó la máquina extractora de agua potable en la década de los 90 para combatir la sequía en el sur de España, aunque en aquel momento el dispositivo no soportaba temperaturas de 40ºC, y además sólo podía trabajar con una humedad menor al 8%. 

Otros artículos interesantes:

Este ingeniero autodidacta de 26 años lidera proyectos para hacer a una institución europea más "inclusiva" en el mundo digital

Estos 20 inventos están pensados exclusivamente para salvar la Tierra y cuidar del medio ambiente

5 inventos y casualidades que convirtieron en millonarios a sus protagonistas

Te recomendamos

Y además