Pasar al contenido principal

Las desconocidas apuestas de Amancio Ortega más allá de Inditex y de su imperio inmobiliario: la hípica y los castaños

Amancio Ortega, una de las mayores fortunas mundiales
Reuters
  • Más allá del sector textil y del inmobiliario, Amancio Ortega tiene otros dos negocios que no son tan conocidos.
  • El sexto hombre más rico del mundo, según Forbes, es dueño de una plantación de castaños en Sobrado dos Monxes (A Coruña) que gestiona a través de la empresa Sobrado Forestal.
  • El fundador de Inditex es propietario, conjuntamente con su mujer, Flora, y su hija Marta, del centro hípico Casas Novas, un complejo deportivo de equitación ubicado en la localidad coruñesa de Arteixo, donde la compañía textil tiene su sede.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Quien no conoce Inditex conoce Zara, el buque insignia del imperio textil de Amancio Ortega. Pero Ortega esconde más ases en la manga. Su otro gran imperio de Ortega. Locales comerciales y grandes rascacielos de oficinas en el centro de las principales ciudades del mundo y que gestiona a través de su brazo inversor, Pontegadea. Pero el empresario tiene también otros negocios más desconocidos. 

Sorprenda o no, Ortega es también propietario de una plantación de castaños en Sobrado dos Monxes (A Coruña). El que es uno de los hombres más ricos del mundo se hizo, en 2016, con una finca de 100 hectáreas que gestiona a través de la empresa Sobrado Forestal. Este terreno se ha dedicado a crear una explotación en la que crecen castaños autóctonos de Galicia. Fuentes de Pontegadea explican a Business Insider España que esta inversión “no tienen ninguna trascendencia; es entretenimiento visual”. 

Para gestionar esta explotación. Sobrado Forestal colabora con la Asociación Forestal de Galicia. De hecho, actualmente, la empresa se encuentra en proceso para obtener la certificación medioambiental de la plantación: “Es una explotación modélica por los sistemas que utilizamos”.

Leer más: Telxius y Enagás, las apuestas más inesperadas del brazo inversor de Amancio Ortega, esconden un elemento común: las infraestructuras

Más allá del textil y del inmobiliario, Ortega es propietario, conjuntamente con su mujer, Flora, y su hija Marta del centro hípico Casas Novas. Se trata de un complejo deportivo de equitación ubicado en la localidad coruñesa de Arteixo. Ortega creó este centro, donde se realizan competiciones internacionales, porque a Marta Ortega le gusta practicar este deporte desde su infancia. Con todo, según avanzan fuentes de Pontegadea, no es una empresa de la que obtengan beneficios.

En el centro, creado hace 20 años, realiza dos actividades: es una escuela para aprender a montar a caballo con unas instalaciones privilegiadas y, además, alberga competiciones internacionales de hípica. “Ortega no monta la escuela de equitación con intención de sacar dinero de ella”, señalan fuentes de Pontegadea. 

Sea por el lazo familiar o por el motivo que sea, el centro de equitación Casas Novas siempre ha sido independiente del resto de negocios de Ortega, la persona más rica de España y la sexta del mundo según Forbes, e independiente también del resto del grupo Inditex.  

El gigante textil concluyó su último año fiscal —concluido el 31 de enero de 2020— con unas ventas de 28.286 millones de euros —un 8% más— y un beneficio neto de 3.639 millones — un 6% más—, que incluye una provisión de 287 millones para hacer frente al coronavirus. En 2019, Ortega percibió 1.626 millones en dividendos de Inditex, en la que controla el 59,29% del capital.

 

Y además