El lado oscuro de la fama y del éxito, al descubierto: así lo vivieron 15 famosos españoles

Paparazzi famosos fotos
Getty
  • Ser famoso tiene sus ventajas: dinero, éxito, reconocimiento, talento, contactos... pero también existe un lado oscuro que seguramente desconoces.
  • Aquí tienes 15 vivencias de famosos españoles (la mayoría explicadas por ellos mismos) que sacan a relucir lo negativo del éxito: problemas de ansiedad, la sensación de ser otra persona, incapacidad de gestionar la atención generada...
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ser famoso. ¿Quién no ha soñado con serlo al menos una vez en la vida? "Seguro que tiene que ser genial: todo el mundo te quiere y te respeta y hagas lo que hagas está bien". La realidad, por desgracia, es totalmente diferente. La fama tiene su lado oscuro: problemas de ansiedad, dificultad para gestionar el éxito, problemas incluso para los seres queridos... Aquí tienes 15 experiencias vividas por famosos españoles de todo tipo, desde influencers hasta deportistas, pasando por actores y cantantes.

1. El Rubius: "Uno ya no puede tener privacidad"

El Rubius se marcha a Andorra

A principios de 2016, el famoso youtuber y streamer El Rubius se echó novia. Si hubiera sido una persona normal, lo habría anunciado alegremente en el momento. Pero Rubén Doblas optó por callárselo por miedo a que su pareja se viera afectada por paparazzis y curiosos. No acabó de funcionar.

Algunos medios descubrieron la existencia de esta chica y la asediaron constantemente para intentar conseguir la exclusiva. Cuando el público general descubrió estos rumores, la bandeja de entrada de la muchacha se llenó de mensajes desagradables que la acusaban de estar con él "para ser famosa" o en los que directamente la amenazaban.

Finalmente, El Rubius decidió anunciar que tenía pareja en septiembre de ese año "antes de que más gente intente sacar dinero y provecho de la situación".

Su anuncio por Twitter se convirtió en un discurso improvisado donde este ciberfamoso se quejaba de que "ya uno no puede tener privacidad". Aprovechó para criticar a todos aquellos que habían perseguido y prácticamente acosado mediáticamente a su pareja.

2. Elsa Pataky: la fama destruye la tranquilidad hasta del lugar más recóndito

Elsa Pataky y Chris Hemsworth

Cuando la actriz y modelo decidió mudarse en 2015 a la apacible ciudad costera de Byron Bay (Australia) con su marido, el también actor Chris Hemsworth, no se imaginaba que, años después, convertiría ese lugar en el Nuevo Hollywood.

Por un lado, la mudanza de Pataky provocó que otros famosos y estrellas también decidieran ir a vivir a Byron Bay: Zac Efron, Natalie Portman, Matt Damon, Nicole Kidman, Sacha Baron Cohen… Todos se trasladaron allí para sortear a los paparazzis y la atención mediática.

¿Qué ocurrió? Que trasladaron los problemas de Hollywood a su nuevo hogar. Aunque los vecinos no se quejan de los famosos que viven al lado, ya que por norma generar son tranquilos y educados, no pueden más con el cambio a peor que ha sufrido Byron Bay.

El lugar se ha inundado de periodistas curiosos, de limusinas, los precios de las viviendas se han disparado, así como el de los productos en general. Uno de los afectados se quejaba en TMZ que se había quedado sin vivienda porque la casera había decidido convertir el piso en un Airbnb para los turistas que querían ver a los famosos.

3. Dani Rovira: "La fama es como el sexo en la playa"

odio, dani rovira

El cómico dedicó uno de sus programas de La noche D a hablar de la fama. Pese a que no perdió su humor, la metáfora que utilizó fue muy tajante: "La fama es como el sexo en la playa: es más incómodo de lo que te imaginas y te puedes ahogar". También aprovecho para hacer otra metáfora más para todos los públicos: "Ser famoso es también como medir 2,3 metros: todo el mundo te mira, es inevitable".

Si fueras famoso, quizás optarías por disfrazarte, por ir de incógnito. Pero a Rovira eso no le funciona: "Lo típico de llevar gorra y gafas de sol no me funciona porque no me tapan mi gran nariz. Ni la mascarilla sirve".

Además, no solo debe dar esquinazo a los paparazzi. También está la gente normal que quiere sacarse la foto con el famoso aunque no sepan exactamente quién es. "Parecen cazadores de Pokémon".

VIDEO

Dani Rovira, la fama y el éxito | Monólogo | La noche D

4. Ana Torroja: "Me convertí en agorafóbica"

Ana Torroja, durante un concierto en 2006

La cantante y vocalista de Mecano siempre se sentirá agradecida por sus miles de fans, cuya pasión encumbró a su banda a lo más alto a finales de los 70. Pero todo lo bueno suele traer consigo un contrapunto negativo.

"Me convertí en agorafóbica", explicó en una reciente entrevista en El Hormiguero. "En realidad soy muy tímida y no me gustaba que la gente quisiera saber de mi vida. Perdí mi intimidad y casi me pierdo a mí misma".

El miedo que tenía a salir a la calle fue tal que le obligó a mudarse a Estados Unidos. "Por eso me fui a vivir a Nueva York. Creo que gestioné mal esa parte porque Mecano era mucho más grande que Nacho, Ana y Jose. No supe administrarlo. Es que cuando explotó fue muy potente y había mucha presión. Y además nunca había descanso".

VIDEO

Ana Torroja se quedó de piedra con una petición de mano - El Hormiguero

5. Nuria Fergó: “Tuve que ir al psicólogo”

Nuria Fergó

La cantante y actriz tenía solo 22 años cuando participó en aquella primera edición de Operación Triunfo. Poco sospechaba que ese programa iba a cambiar radicalmente su vida y conllevaría canciones, discos, conciertos, fans… y también problemas.

"De la noche a la mañana pasé de ser anónima a ser conocida", explicó la artista en Espejo Público (a través de EuropaFM). “Yo no quiero ser famosa, solo quiero vivir de la música”.

Aunque lo habitual es que a cualquier famoso repentino le incomode ser la nueva estrella, a Fergó le afectó más ser el centro de atención debido a su timidez. Al final, no tuvo más remedio que pedir ayuda profesional e ir a terapia para aprender a gestionar la situación.

"Tuve que ir al psicólogo y no he dejado de ir cada vez que lo he necesitado. Voy para desahogarme, para explicar mis sensaciones, mi agobio, el hecho de ya no poder ir a comprar el pan sin atraer a gente. Al final, mi terapeuta me enseñó que el éxito y la fama van juntas, que no podía separarlo y que me quede con lo bonito, con la gente que respeta y admira mi trabajo".

6. Miguel Herrán: "He estado 3 años encerrado en mi casa sin salir"

Miguel Herran

El actor malagueño alcanzó la gloria de muy joven: tenía solo 19 años cuando ganó el Goya a Mejor Actor Revelación por su papel en la película A cambio de nada. Pero su éxito se multiplicó exponencialmente y alcanzó cotas internacionales cuando apareció interpretando al carismático Río en la popular serie La casa de papel en Netflix.

En una charla para Yahoo!, Herrán se sinceró sobre el lado oscuro de la fama. "Lo bueno es genial y lo malo es pésimo. Es muy difícil que este mundo no te absorba", admitió. "He estado 3 años encerrado en mi casa sin salir porque me reconocían por todas partes".

"No he vuelto a ir a las fiestas de mi pueblo, ni a las piscinas, ni a los lagos de los pueblos vecinos... ". Debido a su nueva fama internacional, la situación no mejora cuando sale del país. "Fuera de España tengo que ir con seguridad. Ha habido bares de los que he tenido que salir con policía".

7. Millán Salcedo: "40 años ingresado" a consecuencia de la fama

Millan Salcedo

La mitad del mítico dúo cómico Martes y 13 confesó hace un par de años en el programa Liarla Pardo que la fama le granjeó una de las etapas más oscuras de mi vida.

Mientras que en otros casos de este listado la presión viene por la sensación de ser el centro del mundo, todo apunta a que Salcedo tuvo problemas para lidiar con las expectativas de sus fans. "Eran las 24 horas del día pensando en lo mismo, en no querer defraudar a nadie".

Fue por ello que, harto de esa preocupación constante, decidió pasarse "40 días ingresado". Esa decisión le fue bien: durante más de un mes aprendió a desarrollar una "actitud positiva" que le ayudó a salir de ese bucle mental y gestionar la fama de otra forma.

8. Rafa Nadal: víctima de los bulos

Rafa Nadal

En 2008, cuando el tenista se encontraba en su primera ola mediática, el deportista se convirtió sin quererlo ni beberlo en protagonista y víctima de un bulo informativo: Nadal presuntamente hablaba de la actualidad política de Argentina, país que en aquel momento estaba a nada de visitar para la final de la Copa Davis.

"Los argentinos tenéis un gobierno bien digno: cuando los años pasen, valoraréis sus logros. Pero claro, sois argentinos, os falta memoria".

"La estatización de los fondos de pensión dispuesta por la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner les da por culo a mis banqueros compatriotas; pero qué va, si beneficia al pueblo de Argentina entonces es una decisión bien tomada".

"Vosotros tenéis un gobierno que no reprime la protesta social. ¿Si eso no es democracia, qué es?".

Esta y otras extrañas frases (recopiladas en El Mundo) que falsamente se adjudicaban a Rafa Nadal empezaron a circular por la red y acabaron protagonizando titulares en diferentes medios. El tenista prefirió no hacer declaraciones al respecto, pero sus representantes no tardaron en salir al paso para señalar que esas frases eran un bulo sinsentido y que dejaran al deportista centrarse en los partidos que le aguardaban.

9. Angy Fernández: "Me di cuenta de que ya no viviría una vida normal"

Angy Fernández

La llegada de la cantante y actriz a la fama fue prácticamente un desfile de saltos tan progresivos como positivos: de participar en un concurso de talento en su Mallorca natal a trabajar en un programa de radio local, de darse a conocer a nivel nacional como concursante en Factor X a debutar como actriz en la exitosa serie Física o química (con una de sus primeras canciones como parte de la banda sonora).

Pese a esta suave entrada al éxito, lo que vino a continuación fue, según la propia Fernández, uno de los períodos más convulsos de su vida.

"Cuando mejor me iba, de cara a la galería, fue cuando empecé a estar peor", confesó en una entrevista para el programa Este es mi mood (a través de Divinity). "De repente me di cuenta de que no estaba teniendo una vida normal de adolescente como mis amigas en Mallorca. Era otra vida".

Fue entonces cuando irrumpieron 2 terribles enemigos actuales para cualquier ser humano: la ansiedad y la depresión. Por suerte, tras años de batalla, la artista salió victoriosa. "No forcemos, no nos agotemos mentalmente… que fluya y llegue cuando tenga que llegar", escribió en un post reciente de Instagram.

10. Melendi: “No me reconocía en el espejo”

Melendi

Seguro que te acuerdas de aquel episodio polémico protagonizado por en cantante asturiano en el que fue expulsado de un avión por embriaguez. 

Años después, Melendi explicó que su fama prematura conllevó un descontrol de su vida donde el consumo excesivo de alcohol y drogas estaba a la orden del día. "Llegaba a casa en condiciones lamentables y no me reconocía en el espejo" (a través de El Plural).

Parte de lo que hizo a Melendi recapacitar fue el descubrir cómo su mala vida afectaba a sus padres y a seres queridos. De ahí a que, antes de cumplir los 30 años, decidiera por voluntad propia entrar en una clínica de desintoxicación en Colombia. Volvió a recaer, pero tras su segundo intento, retomó las riendas de su vida.

11. Jaime Lorente: "Una simple foto me tenía media hora amargado"

Jaime Lorente

Al igual que su compañero Miguel Herrán, que también aparece en este artículo, Lorente vio como su fama se multiplicaba después de que La casa de papel, donde interpreta a Denver, se convirtiera en una de las producciones de habla hispana más vistas a nivel internacional.

"Con el éxito de La casa de papel, mi vida dio un giro de 180 grados y fue el caso. Todo pasó en muy poco tiempo y nadie te enseña a llevarlo. Me ha costado mucho porque antes era incapaz de negarme cuando me paraban por la calle para que me hiciera una foto. Pero he aprendido a hacerlo porque cuando decía que sí sufría muchísimo. Una simple foto me tenía media hora amargado", comenta Lorente a través de Bola Vip.

Algunos fans, además, confunden su admiración por sus estrellas con oportunidades para sobrepasarse: "Me han llegado mensajes privados en redes sociales de gente desnuda o tocándose. Eso me cabreaba muchísimo".

"No entiendo cómo en algo tan bonito como la actuación puede caber tanta mierda. Es difícil crear relaciones de verdad porque en esta profesión todo es competición".

12. Ana Obregón: "Tengo que ir tirada en el coche como si fuera una delincuente"

Ana Obregon

En mayo de 2021, se cumplió un año desde el fallecimiento de Aless Lequio, hijo de Ana Obregón. La actriz y presentadora estalló en ese momento, explicando que llevaba 12 meses teniendo que ir al cementerio a escondidas para poder ir a ver a su hijo sin ser acosada por los paparazzi.

"Tengo que ir tirada en el coche como si fuera una delincuente. Después de un año aguantando todo esto, ya no puedo más. Lo he aguantado 12 meses en silencio y hasta aquí puedo llegar. Declaro mi mayor repulsa a las revistas que se lucran con el dolor de una madre. No entiendo esta falta de humanidad y respeto".

13. Rosa López: "Se me cruzaron los cables"

Rosa López

La primera edición de Operación Triunfo marcó un antes y un después en el mundo de los concursos de talentos y en el de la música en general. Los más afectados fueron sus participantes, que entraron en la Academia siendo perfectos desconocidos y salieron como repentinos ídolos de medio mundo.

Rosa López, cantante y ganadora de la primera edición, reconoce que aún no logra entender su éxito. "Entré en un programa y, cuando salí todo el mundo me conocía, el público tiraba vallas para vernos".

La artista reconoció (a través de El Economista) que fue incapaz de gestionar este éxito que surgió literalmente de la noche a la mañana y acabó necesitando ayuda: "Recibí tanto amor en poco tiempo que se me cruzaron los cables. Es normal. El cuerpo reacciona así porque te avisa que no es normal lo que te pasa. Así que tuve que ir al psicólogo".

14. Ibai Llanos: "Me daba miedo quedarme en casa, salir a la calle… Me estaba volviendo loco"

Ibai Llanos

En muchos de los casos recogidos en este artículo, la presión de la fama llega con su consolidación. Para el famoso caster y streamer Ibai Llanos, la situación es diferente: su ansiedad atacó cuando empezó a ver la luz al final del túnel, tras muchos años casteando casi gratis. Todo dio comienzo cuando tuvo que mudarse a Barcelona para entrar en serio en este mundillo.

"Me daba miedo quedarme en casa solo, me daba miedo salir a la calle, no sentía las piernas… Me estaba volviendo loco. Me hicieron pruebas y no tenía nada. Al final fui al médico de cabecera y resulto que estaba padeciendo ataques de pánico y de ansiedad muy fuertes".

La razón de sus problemas de salud mental tenían como raíz el perfeccionismo y el miedo a fallar, 2 enemigos que pueden dificultar a cualquiera el salto a la fama e incluso convertir ese posible salto exitoso en una caída estrepitosa al vacío. Por suerte, no ocurrió con Llanos, que no tiene reparos en admitir los problemas que tuvo y en animar a sus seguidores a ir al médico sin temor.

VIDEO

La crítica de Ibai Llanos a la toxicidad en las redes sociales - Lo de Évole

15. Carmen Machi: Abandonó 'Aida' por "ansiedad y fobia al ser humano"

Carmen Machi

La serie Aida es uno de los pocos casos en donde un spin off supera en éxito y en duración a su serie original (en este caso, la celebrada 7 vidas). Así que mucha gente se sorprendió cuando Carmen Machi, que interpretaba a la protagonista que daba razón al título, anunció que iba a abandonar el proyecto.

Años más tarde, la actriz confesó que decidió irse de Aida porque tenía problemas para gestionar la popularidad.

"Al principio no noté ese cambio que se supone que hay, lo único que me llamaba la atención es que venía un coche a recogerme a casa. El problema fue que la popularidad acabó siendo tan excesiva que, ni con todo ese bagaje, logré llevarlo bien", explicó la actriz (a través de Lecturas).

"Gestioné muy mal la fama, pero es que es muy difícil convivir con que todo el mundo conozca tu cara. En el bar, en la tienda, por la calle, fuera de España… Todos te reconocen por tu cara, por tu voz e incluso por tu trasero".

Pronto descubrió dónde estaba el problema: había desarrollado ansiedad debido a la presión de su nueva vida. "Sufrí ansiedad y fobia al ser humano diagnosticadas. Me quedaba encerrada en el portal, no podía entrar en un restaurante, tenía reacciones hoscas cuando alguien se me acercaba, escondía con altivez la timidez y el miedo… Era abrumador".

Otros artículos interesantes:

11 famosos que la gente cree que siguen vivos

10 famosos españoles que cayeron en desgracia

6 de los robos más famosos e intrigantes de la historia: desde lavavajillas traicioneros hasta una fuga 'hollywoodiense' en helicóptero

Te recomendamos