Llenar los asientos del medio en los aviones duplica el riesgo de contagiarse con COVID-19, según un estudio del MIT

Pasajeros de un avión.
Sandy Huffaker/Getty Images
  • Llenar los asientos del medio de los aviones casi duplica el riesgo de contagiarse con COVID-19, según un nuevo estudio de un profesor del MIT.
  • Aunque el riesgo sigue siendo relativamente bajo, en parte gracias a la circulación del aire y los filtros de la mayoría de los aviones, el modelo estadístico muestra que el riesgo es significativamente menor cuando los asientos centrales se quedan vacíos.
  • El estudio llega cuando American Airlines y United se enfrentan a críticas por llenar los aviones, mientras que Delta y Southwest están dejando los asientos del medio vacíos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A medida que varias aerolíneas empiezan a llenar sus asientos intermedios y terminan la era del distanciamiento social en los vuelos, un nuevo trabajo de investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) está planteando interrogantes sobre los riesgos asociados a llenar por completo los aviones.

Según el modelo estadístico compilado por Arnold Barnett, profesor de ciencias de la gestión del MIT, el riesgo de morir por COVID-19 como resultado directo de un vuelo, es mayor que el riesgo de morir en un accidente aéreo.

El artículo, que aún no ha sido revisado por pares, se titula El riesgo de COVID-19 entre los pasajeros de las aerolíneas: ¿Debería el asiento del medio permanecer vacío?

Leer más: Todo lo que no debes hacer a bordo de un avión y mucho menos en tiempos de coronavirus, según tripulantes de cabina

Según este, los riesgos son bastante bajos, en el contexto general. Sin embargo, todavía están presentes, y hay una diferencia significativa entre las posibilidades de contraer la enfermedad si los asientos del medio están desocupados o llenos.

La probabilidad de contraer COVID-19 como pasajero en un vuelo lleno es sólo de 1 entre 4.300, escribe Barnett, comparado con 1 entre 7.700 en un vuelo con los asientos centrales vacíos. Teniendo en cuenta una tasa de mortalidad del 1%, el riesgo de morir de COVID-19 contraído en un vuelo completo es de 1 entre 430.000, mientras que en un vuelo con los asientos centrales bloqueados es sólo de 1 entre 770.000.

Y, aunque eso es bajo, es significativamente más alto que la probabilidad de morir en un accidente de avión, que es aproximadamente 1 en 34 millones.

Leer más: ¿Es seguro viajar? Los riesgos asociados con volar en avión, reservar en un hotel o Airbnb, y alquilar coches durante la pandemia que debes tener en cuenta

El análisis, tal y como apunta el autor, es obviamente "aproximado" y se basa en gran medida en estadísticas y cifras publicadas en un gran meta-análisis de la revista The Lancet. En él se examinaron las tasas de infección de los viajeros procedentes de diferentes partes de EEUU, se estimaron los efectos de mitigación del uso de la máscara y la distancia entre las personas en una fila.

Además, se tuvieron en cuenta varios esfuerzos de mitigación que están realizando las aerolíneas, como la desinfección de las superficies y el uso de filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA), junto con los patrones de circulación de aire en los aviones, y el hecho de que los respaldos de los asientos crean una barrera efectiva entre las filas.

Si bien las probabilidades pueden parecer bajas para un individuo, Barnett asegura a Business Insider que se reduce a la tolerancia al riesgo de una persona.

"Todo es más arriesgado hoy en día, así que la pregunta es, ¿con qué quieres compararlo?", señala Barnett. "No sé si uno quiere tratar el riesgo como algo bajo".

La IATA defiende que no se deje el asiento del medio vacío porque, además, es económicamente inviable

Si 600.000 estadounidenses volaran en un día determinado, el modelo sugiere que unos 140 contraerían COVID-19 durante un vuelo —suponiendo que todos llevaran una mascarilla durante todo el vuelo— si los asientos del medio están ocupados. Con los asientos del medio libres, el número cae a unos 78 posibles nuevos contagiados.

Según la Administración de Seguridad de Transporte, el número diario de pasajeros en EEUU desde el 25 de junio ha sido de entre 500.000 y casi 765.000 cada día, excepto el 4 de julio.

Y, tal y como justifican las aerolíneas, aunque el asiento de en medio estuviera vacío, los pasajeros no estarían a un metro y medio de distancia, como sugieren las directrices de distanciamiento social. A principios de este mes, el jefe de Comunicaciones de United, Josh Earnest, sostuvo que bloquear el asiento del medio es una estrategia de relaciones públicas, de seguridad.

Leer más: Dónde ir de vacaciones en Europa para viajar seguro frente al COVID-19: los 5 mejores destinos para 2020

Sin embargo, el modelo de Barnett calcula la distancia entre los pasajeros en ambos escenarios, y demuestra que a medida que la distancia entre las personas aumenta, el riesgo de transmisión disminuye, sin importar si esa distancia está por encima o por debajo de unos 2 metros.

El mismo motivo por el que se evidencia en los resultados del estudio que el mayor riesgo incluye a las personas en la misma fila que la persona con COVID-19, así como una fila adelante y otra atrás.

"The Lancet ideó una fórmula que encontró que si tienes personas con contacto físico directo, el riesgo de transmisión es del 13%", explica Barnett. Luego, disminuye en un factor de 2 por cada metro adicional.

"United parecía afirmar que 5 pies (1,5 metros) es lo mismo que 0, y que 6 pies (2 metros), es completamente seguro", añade. "Eso no corresponde a la física y no corresponde a la literatura".

Pasajeros en un avión de la aerolínea China Eastern Airlines en el Aeropuerto Internacional de Shenzhen-Bao'an, en China.
Pasajeros en un avión de la aerolínea China Eastern Airlines en el Aeropuerto Internacional de Shenzhen-Bao'an, en China.
REUTERS/Martin Pollard

Pero, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la evidencia disponible en el mundo real sugiere que el riesgo de transmisión en los aviones es bajo.

"Debemos llegar a una solución que dé a los pasajeros la confianza para volar y que mantenga el precio del vuelo asequible", ha dicho el director de IATA, Alexandre de Juniac. "Una sin la otra no tendrá ningún beneficio a largo plazo".

La IATA, que describe el bloqueo del asiento central como económicamente inviable, citó el rastreo de contactos de varios vuelos de larga distancia a principios de la pandemia que tenían pasajeros COVID-19 positivo a bordo. Este no encontró ninguna transmisión en ninguno de los vuelos.

Mientras, American Airlines anuncia que ya no bloqueará los asientos intermedios, y United no ha limitado la capacidad de sus aviones durante la pandemia, Delta ha dicho que sí lo hará y que limitará la capacidad en un 60% por lo menos hasta el 30 de septiembre.

Fauci cree que las decisiones de las aerolíneas son preocupantes

Durante una comparecencia en el Senado de Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, el principal epidemiólogo al frente de la pandemia en EEUU, criticó a las aerolíneas que no dejaban el asiento del medio vacío.

"Obviamente, eso es algo que preocupa", decía. "Evitar las multitudes, permanecer distante, y cuando en una situación como esa, usar mascarilla —Y creo que en los confines de un avión, eso se vuelve aún más problemático—".

Asimismo, el doctor Robert Redfield, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU, estuvo de acuerdo con él.

"Puedo afirmar que cuando anunciaron esto el otro día, obviamente hubo una decepción considerable con American Airlines", sostuvo el doctor Redfield. 

Leer más: Todo lo que debes tener en cuenta antes de viajar en avión durante el desconfinamiento

Por su parte, American y United dicen que están tomando estrictas precauciones contra la enfermedad. Ambas aerolíneas permiten a los pasajeros cambiar de vuelo si su vuelo original se está llenando —suponiendo que haya uno más vacío— y ambas se han asociado con instituciones médicas para desarrollar un régimen de desinfección.

"Estamos enfocados en ofrecer un nuevo nivel de limpieza y en poner la salud y la seguridad de nuestros clientes y empleados en el centro de todo lo que hacemos", dijo un portavoz de United.

"Somos firmes en nuestro compromiso con la seguridad y el bienestar de nuestros clientes y miembros del equipo", anunciaba también  American Airlines. "Tenemos múltiples capas de protección para aquellos que vuelan con nosotros, incluyendo protectores faciales requeridos, procedimientos de limpieza mejorados y una lista de control de síntomas COVID-19 previa al vuelo —así como proporcionando flexibilidad adicional para que los clientes cambien sus planes de viaje—".

Al final, según Barnett, la clave de su artículo es que hay una diferencia de seguridad entre un asiento central lleno y uno vacío.

"Hay una diferencia, es medible, y si es o no una gran diferencia depende de la perspectiva de cada uno".

LEER TAMBIÉN: Esta es la pregunta nunca debe faltar al entrevistar a un candidato a un empleo, según el director global de recursos humanos de LG

LEER TAMBIÉN: Varios estudios demuestran que las mujeres embarazadas pueden pasar el coronavirus a su feto, pero es raro

LEER TAMBIÉN: El producto estrella de Mercadona para este verano: vende más de 1.600 unidades al día y se agota en las estanterías

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020