Las mejores maneras de combatir el estreñimiento cuando estás embarazada

A pregnant woman sits on the toilet, constipated.

Emilija Manevska / Getty Images

El estreñimiento es común durante el embarazo y afecta hasta al 40% de las mujeres embarazadas. Es posible que lo experimentes si haces menos de 3 deposiciones a la semana o tiene heces duras y difíciles de evacuar.

Afortunadamente, el estreñimiento no representa un riesgo para el feto, comenta Yen Hope Tran, obstetra y ginecóloga en el Centro Médico MemorialCare Orange Coast (EEUU). Generalmente, tampoco es motivo de preocupación para las madres, aunque puede ser incómodo y aumentar el riesgo de hemorroides, añadeTran.

El estreñimiento es más común durante el tercer trimestre cuando el feto y el útero en crecimiento pueden ejercer presión sobre el intestino. Sin embargo, puede ocurrir en cualquier trimestre e incluso continuar durante el período de posparto.

9 alimentos ricos en folatos para consumir más ácido fólico en tu dieta

Los cambios en el estilo de vida y los medicamentos pueden ayudar a aliviar el estreñimiento durante el embarazo. Aquí tienes más información sobre las causas relacionadas con el embarazo y qué tratamientos podrían ayudar a volver a la normalidad.

¿Qué causa el estreñimiento durante el embarazo?

Cuando se está embarazada se corre un mayor riesgo de estreñimiento por una variedad de razones, dice Tran.

1. Cambios hormonales

Durante la gestación se experimentan muchos cambios hormonales, pero el que podría estar influyendo más en esto es el aumento de la progesterona.

La progesterona es producida por los ovarios y la placenta durante el embarazo. Ralentiza el sistema digestivo, en parte para permitir que el cuerpo absorba nutrientes adicionales de los alimentos. Desafortunadamente, esa desaceleración puede resultar en heces más duras que son dolorosas al pasar.

"Las heces permanecen en el intestino por más tiempo y se elimina más agua", puntualiza Tran. "Se vuelven más duras, lo que provoca estreñimiento".

2. Deshidratación y dieta

Las personas embarazadas necesitan más agua que las que no lo están, ya que sus cuerpos producen líquidos adicionales, pero muchas mujeres embarazadas no beben suficiente agua, señala la especialista .

Además, en este periodo muchas de ellas a menudo lidian con aversiones y náuseas que les dificultan comer suficientes alimentos ricos en fibra como las verduras, que pueden ayudar a aliviar el estreñimiento.

3. El tamaño del feto

A medida que el bebé crece y el útero se expande, esto puede ejercer presión sobre el intestino. También es la razón por la que el estreñimiento es más frecuente en el tercer trimestre, cuando el feto está más grande.

4. Tomar suplementos de hierro

Las mujeres embarazadas corren un mayor riesgo de deficiencia de hierro, por lo que muchas toman suplementos de hierro o vitaminas prenatales para alcanzar los 27 miligramos de hierro diarios recomendados para este estado.

Si bien todo ese hierro es importante, el estreñimiento es un efecto secundario común de los suplementos que contienen hierro. Debido a esto, algunas compañías añaden un ablandador de heces a la vitamina.

5. Otros medicamentos

Durante el embarazo se pueden estar tomando otros medicamentos que causan estreñimiento

Los antiácidos, que se usan para tratar la acidez estomacal relacionada con el embarazo, pueden causar estreñimiento, al igual que los suplementos de calcio.

6. Una historial de estreñimiento

Si has tenido estreñimiento en el pasado, puedes tener un mayor riesgo de estreñimiento durante el embarazo. 

A veces, esto está relacionado con los niveles hormonales y la estructura corporal, pero también puede ser una señal de que factores del estilo de vida, como no beber suficiente agua, están en juego, afirma Tran.

Cómo tratar el estreñimiento durante el embarazo

Si notas que tienes problemas para defecar, puedes empezar por hacer cambios en el estilo de vida que combatan el estreñimiento, dice Tran. 

Si eso no funciona, los medicamentos de venta libre pueden ofrecer alivio.

Cambios en el estilo de vida

Beba más: mantenerse bien hidratado es esencial para cualquier persona que esté lidiando con el estreñimiento. Beber suficiente agua ayuda a que las heces se mantengan blandas, lo que facilita su evacuación. Las personas embarazadas deben ingerir entre 8 y 12 vasos de agua al día. "La parte más importante para prevenir el estreñimiento bajo cualquier circunstancia es beber mucha agua", revela Tran.

Come más fibra: comer mucha fibra  —que se encuentra en alimentos como frutas, verduras y granos integrales — puede aliviar el estreñimiento y reducir el riesgo de otras complicaciones del embarazo, incluida la preeclampsia. Las embarazadas deben consumir 28 gramos de fibra al día. Tran recomienda además comer muchas frutas, verduras y legumbres para potenciar la salud del colon.

Haz ejercicio regularmente: la actividad física puede ayudar a aliviar el estreñimiento. Tanto las embarazadas, como todos los demás adultos, deben aspirar a realizar 150 minutos de ejercicio moderado a la semana. Caminar, nadar y el yoga prenatal son excelentes opciones para realizar durante este estado.

Date un masaje: el masaje abdominal puede combatir el estreñimiento, asegura Tran. Para intentarlo, colócate en una posición cómoda, reclinada hacia un lado, pero no boca arriba. Masajea suavemente tu estómago en el sentido de las agujas del reloj, que es la misma dirección en la que pasan las heces a través del sistema digestivo. "Esto puede ayudar a liberar cualquier posible heces impactadas causadas por un útero más grande".

Medicamentos

Si ha adoptado cambios en tu estilo de vida pero aún tieneS problemas de estreñimiento, los laxantes y los ablandadores de heces pueden ayudar.

Laxantes: pueden ayudar a que las heces retengan la humedad, haciéndolas más fáciles de expulsar, según Tran. Ella recomienda comenzar con laxantes formadores de volumen. Estos añaden fibra a tus heces, haciéndolas blandas y grandes, lo que a menudo desencadena la necesidad de defecar. Si eso no funciona, recomienda laxantes salinos como la leche de magnesia, que también agregan humedad a las heces. Estos son generalmente seguros durante el embarazo, pero no deben usarse a largo plazo. Y antes de optar por ellos lo mejor es consultarlo con tu médico.

Ablandadores de heces: Los ablandadores de heces son un tipo específico de laxante. Actúan permitiendo que el agua y los aceites entren en las heces, haciéndolas más blandas. Deben tomarse ablandadores de heces durante 2 o 3 días para notarlo, pero nunca más de una semana.

El estreñimiento durante el embarazo es normal pero puede ser incómodo.  Un estilo de vida saludable que incluya mucha agua, fibra y ejercicio puede ayudara a evitarlo y seguir siendo regular. Si eso no funciona, entonces hablar con tu médico sobre posibles medicamentos para combatirlo.

Otros artículos interesantes:

Si estás embarazada estas son las infusiones que puedes tomar sin riesgos, según los expertos

¿Es malo tomarse una copa de vino de vez en cuando durante el embarazo? Esto es lo que dicen los médicos

Desde la inscripción al Registro hasta la deducción por maternidad: conoce todos los trámites que debes cumplimentar

Te recomendamos