Pasar al contenido principal

Microsoft se suma a IBM y Amazon y no venderá tecnología de reconocimiento facial a la policía en EEUU hasta que no haya una "profunda legislación basada en los derechos humanos"

Brad Smith, presidente de Microsoft, en una conferencia en Lisboa en noviembre de 2019.
Brad Smith, presidente de Microsoft, en una conferencia en Lisboa en noviembre de 2019. REUTERS/Pedro Nunes

  • Microsoft tampoco venderá su tecnología de reconocimiento facial a la policía estadounidense hasta que no haya una legislación que regule cómo se ejecuta.
  • Se suma así a IBM y Amazon, que esta semana anunciaron lo mismo en plena oleada de protestas por el Black Lives Matter.
  • La compañía de Seattle defiende que también reforzarán sus procesos de revisión sobre cómo sus clientes, a cualquier escala, utilizan este tipo de desarrollos.
  • La empresa espera que EEUU legisle y regule con una "ley basada en derechos humanos" este tipo de tecnología.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las protestas tras la muerte de George Floyd se suceden en Estados Unidos y las grandes tecnológicas siguen posicionándose. Esta semana comenzó IBM, después se sumó Amazon, y ahora es Microsoft la que ha anunciado que tampoco venderá su tecnología de reconocimiento facial a la policía en el país norteamericano. No, al menos, hasta que no exista una "profunda legislación basada en los derechos humanos".

Medios como Forbes han avanzado la noticia, y Microsoft ha reaccionado. "Desde hace dos años hemos estado centrados en desarrollar e implementar fuertes principios en nuestro uso del reconocimiento facial, y hemos pedido una fuerte regulación gubernamental. Hoy no vendemos nuestra tecnología a los departamentos de policía estadounidenses, y no lo haremos hasta que no haya una ley basada en los derechos humanos", ha declarado un portavoz de la empresa.

"Estamos comprometidos con impulsar una legislación que es necesaria. También tomamos esto como una oportunidad para fortalecer todavía más nuestros procesos de revisión para clientes que quieran implementar esta tecnología a cualquier escala", ha incidido.

La decisión de Microsoft se conoció este jueves. La anunció el propio presidente de la compañía de Seattle, Brad Smith, durante un evento organizado por el Washington Post. "No venderemos tecnologías de reconocimiento facial a los departamentos de policía de Estados Unidos hasta que tengamos una ley nacional en vigor, basada en derechos humanos, que rija este desarrollo". "Nuestra línea es proteger los derechos humanos de las personas a medida que la tecnología se distribuye".

Leer más: El CEO de Google explica por qué hay que regular los usos de la inteligencia artificial

Hasta ahora, Microsoft había sido criticada por entidades como la organización Unión por los Derechos Civiles de América (ACLU) o por la Fundación Fronteras Electrónicas (EFF). Cuenta Forbes que la semana pasada Microsoft estaba apoyando una ley en California que permitiría el uso de esta tecnología, y cuya tramitación se frenó en seco a instancias de la oposición parlamentaria.

Microsoft toma la medida tras haber recibido críticas

Según el mismo medio, no está muy claro cómo ha trabajado la división de vigilancia de Microsoft con los departamentos policiales estadounidenses hasta la fecha. Según el presidente de la compañía, la firma no habría vendido esta tecnología a los cuerpos policiales. Además, Smith defendió que la compañía estaba implementando "factores de revisión" que fuesen más allá de los que "ya existen" para prevenir posibles abusos de esta tecnología.

Un abogado de la ACLU en California del Norte ya advirtió que "los congresistas no pueden seguir negando las amenazas a nuestros derechos y libertades que provoca esta tecnología de vigilancia cuando incluso los desarrolladores del reconocimiento facial rechazan venderla porque es muy peligrosa", cita Forbes. "Empresas como Microsoft deberían trabajar con los activistas por los derechos civiles, y no en contra".

Leer más: Una startup ha robado miles de millones de fotos de Facebook y otras webs para crear una base de datos de reconocimiento facial que ya usan policías de todo el mundo

Microsoft ha anunciado su decisión apenas un día después de que Amazon anunciara una moratoria por la cual dejarían de vender esta tecnología a la policía durante al menos un año. Los portavoces de la compañía de Jeff Bezos esperan, así, que durante este año se tramite y apruebe la legislación necesaria para que se prevengan los abusos de este tipo de desarrollos. IBM fue la primera en anunciar que retiraba el despliegue de su tecnología. Su CEO pidió un "debate nacional" sobre la misma.

En España el debate sobre el uso del reconocimiento facial todavía no ha llegado, aunque en Europa ya hay compañías como PimEyes que ofrecen un vistazo gratuito a lo que implica esta tecnología. Esta plataforma de origen polaco es capaz de rastrear la cara de sus usuarios para buscar en internet imágenes en la que aparezca. El objetivo es fomentar la privacidad de sus usuarios, aunque se trata de una herramienta que puede ser utilizada por potenciales acosadores.

Y además