Pasar al contenido principal

Google, Amazon, Huawei, Facebook y otras grandes multinacionales presentes en España piden al Gobierno que garantice la seguridad jurídica y el crecimiento sostenible sin subidas de impuestos

Una mujer con mascarilla pasa ante un anuncio en una zona turística de Madrid
Reuters
  • Multinacionales por marca España ha enviado al Gobierno un documento, denominado Prioridades del Gobierno: un entorno que facilite la resiliencia, en el que propone un decálogo de medidas para la recuperación de la economía ante la pandemia de coronavirus.
  • Entre otras medidas, las multinacionales piden asegurar la resiliencia y flexibilidad de la economía y el mercado laboral, fomentar la atracción de inversiones extranjeras, que se les garantice seguridad jurídica ante posibles cambios de normativa y que no se les suban los impuestos.
  • El texto defiende además fortalecer el sector sanitario "tanto público como privado", priorizar la economía circular y la sostenibilidad, fomentar la digitalización, la innovación, el comercio electrónico y el teletrabajo y seguir ofreciendo liquidez al tejido productivo durante la crisis.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mientras el país sigue adelante con el proceso de desescalada de las medidas para frenar el coronavirus, distintos sectores económicos están presentando sus propuestas para la recuperación tras la pandemia. Este es el caso de Multinacionales por marca España, una asociación que reúne a casi 50 multinacionales que operan en el país, y que ha desvelado este martes sus propuestas para el futuro de la economía tras el coronavirus.

Para ello, la asociación —que integra compañías de diferentes sectores, como Google, Amazon, ING, Facebook, Huawei, Coca-Cola, Deloitte o HSBC— ha enviado al Gobierno un documento, denominado Prioridades del Gobierno: un entorno que facilite la resiliencia, en el que propone un decálogo de medidas para la recuperación de la economía ante la pandemia. "La globalización va a continuar; eso sí, deberá cambiar", asegura el texto, en el que destaca que el coronavirus "no será una crisis cíclica más, será una crisis disruptiva que acelerará el cambio". 

Leer más: José María Palomares, presidente de Multinacionales por marca España: "El teletrabajo puede ser una herramienta de transformación digital para nuestro país, al contrario que el registro de la jornada laboral"

El texto desarrolla además esas 10 propuestas en 5 áreas clave de ese cambio: un "gran acuerdo parlamentario para la modernización de España", otro para fomentar "el talento emprendedor y el conocimiento en el siglo XXI", generar un entorno "para la sostenibilidad, la innovación y la resiliencia", un "sistema de salud resiliente y sostenible basado en las personas y la tecnología" y la atracción y mantenimiento de la inversión extranjera.

Respecto a las decisiones políticas en torno a la modernización, Multinacionales por marca España pide que se mantengan "mientras dure la crisis" las medidas financieras y fiscales para proporcionar la liquidez necesaria a las empresas, y garantizar la resiliencia de la economía reforzando la unidad de mercado, la innovación, la circularidad, la flexibilidad del mercado laboral y el fomento del talento y la empleabilidad a través de la educación, entre otras medidas.

Las multinacionales reclaman una "fiscalidad sostenible que garantice el equilibrio de las finanzas públicas a través de un sistema tributario estable, simple y eficaz, que no se base en aumentos impositivos que pongan en riesgo el crecimiento y el empleo". Además, reclaman más eficiencia por parte del sector público, evitando "el exceso de burocracia y los gastos improductivos con racionalidad, transparencia, austeridad y disciplina presupuestaria" y fomentando la seguridad jurídica.

La apuesta por el desarrollo tecnológico también tiene protagonismo en el texto, en el que se reclama fomentar el comercio electrónico, el teletrabajo y la digitalización de la administración pública y poner en marcha "un pacto por la industria con un modelo industrial 4.0 equilibrado y con alta digitalización, donde se encuentre el mejor equilibrio entre la industria nacional necesaria y la máxima eficiencia de las cadenas de valor internacionales".

En cuanto al talento emprendedor, la propuesta de las multinacionales pasa por un pacto por el desarrollo del talento a través de "un acuerdo por la educación, la formación profesional y universitaria y un refuerzo sustancial en una I+D+i" para centrar el sistema educativo en "las necesidades del siglo XXI y las potencialidades de España y sus empresas".

Leer más: Por qué España es un país atractivo para invertir, según los máximos directivos de multinacionales con larga trayectoria en el país

En el capítulo dedicado a la sostenibilidad, el texto apuesta por la puesta en marcha de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y del Plan Nacional de Energía y Clima, que se define como "un marco regulatorio estable, coherente, armonizado con el europeo" que ayudará a detener el cambio climático y por la especialización en "alta tecnología con el objetivo de convertirse en referente mundial" mediante inversiones públicas y financiación de la UE.

Además, urgen a "fortalecer el sector sanitario tanto público como privado para que sea capaz de hacer frente a recaídas en la crisis". Para ello, piden modificar "las reglas para facilitar la resiliencia de los recursos de gran talento y capacidad de sacrificio del equipo humano sanitario", crear una reserva estratégica de productos clave, proteger a los más vulnerables, fomentar el uso de la tecnología y desarrollar acuerdos con empresas para crear empleos "covid free".

Por último, Multinacionales por marca España destaca la importancia de la inversión extranjera en la economía española, señalando que "cerca de 13.000 empresas, del 30% de la facturación total, más de 3 millones de empleos directos e indirectos, el 44% de las exportaciones y el 38% de la I+D+i empresarial provienen de empresas participadas por capital extranjero".

Para atraer y mantener esas inversiones, las multinacionales reconocen que España es "una de las economías más abiertas del mundo", por lo que piden reforzar la competitividad garantizando la supervivencia del tejido económico, para lo que piden más ayudas y menos impuestos a las empresas, y recalcando la idea de que hay que evitar que se les impongan "cargas tributarias o medidas que puedan entenderse como confiscatorias".

Por otra parte, el texto también propone reforzar el posicionamiento estratégico de España como vínculo económico con América Latina y Estados Unidos, la mejora de infraestructuras de alta capacidad y la "recuperación del turismo y la hostelería, aprovechando en lo posible la oportunidad para crear un nuevo modelo con políticas que permitan su rápida apertura y su desarrollo sostenible".

Y además