Pasar al contenido principal

Hay muchas probabilidades de que el nuevo coronavirus nunca desaparezca: estos son los 3 posibles finales a esta epidemia

A man in Wuhan, China.
Getty
  • El coronavirus que se originó en Wuhan, China, ha matado al menos a 4.300 personas e infectado a más de 121.000. El virus se ha extendido al menos a 118 países de todo el mundo.
  • Según un experto, el brote de coronavirus ya es una pandemia.
  • Estas son las 3 maneras en las que los expertos creen que esto podría terminar. Lo más probable es que el virus nunca desaparezca por completo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Coronavirus

El brote de coronavirus que comenzó en Wuhan, China, en diciembre ha matado al menos a 4.300 personas e infectado a más de 121.000 según los datos oficiales a primera hora de este miércoles 11 de marzo.

Según los expertos en salud pública, solo hay 3 finales posibles para esta historia: el brote podría controlarse mediante intervenciones de salud pública y desaparecer (como lo hizo el SARS), podría desarrollarse una vacuna o el coronavirus podría convertirse en una parte permanente del repertorio de virus humanos como la gripe estacional.

Esta tercera opción es la más probable, según explican dos expertos a Business Insider: el nuevo virus probablemente nunca llegará a desaparecer.

"Las acciones que se están llevando a cabo en China son lo que sucede cuando se intenta atrapar a un caballo desbocado que ya ha salido del establo", asegura Stephen Morse, un epidemiólogo de la Universidad de Columbia.

Leer más: Microsoft descarta cumplir su previsión de ingresos y el sector turístico afronta la suspensión de visados para peregrinar a La Meca: así está impactando el coronavirus en las grandes empresas

Estas son las 3 formas en que el brote podría desarrollarse.

Final 1: El brote nunca termina

Medical staff members of Wuhan's Central Hospital pose for a photo.
The Central Hospital of Wuhan via Weibo/Reuters

Según los investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona con el nuevo coronavirus lo transmite de media a otras 1,4 o 2,5 personas. El grupo declaró el coronavirus como una emergencia de salud pública internacional a finales de enero, cuando había llegado a 18 países. Pero aún no ha clasificado la situación como una pandemia.

El coronavirus se ha extendido al menos a otros 117 países fuera de China. Así que investigadores como Amesh Adalja, un experto en enfermedades infecciosas del Centro de Seguridad Sanitaria de la Universidad Johns Hopkins, creen que hemos pasado el umbral de la pandemia.

"Creo que es una pandemia; la declaración oficial no es importante para mí", asegura Adalja a Business Insider, y añade, "estamos viendo una propagación eficiente en toda la comunidad en múltiples países".

Otros 4 coronavirus son endémicos, es decir, están presentes de forma permanente en la población mundial. Todos ellos causan resfriados comunes, aunque cada uno puede causar neumonía y muerte en casos raros. Debido a que estos coronavirus humanos son tan leves, no tienen nombres más allá de sus designaciones de cuatro caracteres: OC43, 229E, HKU1, y NL63.

Según Adalja, el nuevo coronavirus es ahora probablemente miembro del club de coronavirus endémicos, lo que significa que el brote nunca va a erradicarse.

"Esto va a estar con nosotros por algún tiempo: es endémico en las poblaciones humanas y no va a desaparecer sin una vacuna", dice.

Leer más: Los inversores están infravalorando los efectos del coronavirus y los mercados caerán más severamente, según el estratega jefe de Goldman Sachs

Final 1 (alternativo): El coronavirus nunca desaparece, pero se convierte en estacional

A hospital doctor wears a mask to protect herself from swine flu.
Chung Sung-Jun/Getty Images

Si el coronavirus se convierte en un elemento permanente en las personas, una posibilidad es que termine fluctuando con las estaciones como lo hace la gripe. En ese caso, podría desaparecer en verano y volver en otoño e invierno cada año.

"Si se observa la trayectoria del virus y la forma en que se está propagando en las comunidades, junto con el hecho de que tratamos con coronavirus cada año durante la temporada de gripe y resfríos, esos factores apuntan a que este coronavirus se convertirá en un virus estacional", dice Adalja.

Los otros 4 coronavirus también tienen estacionalidad, añade Adalja, por lo que los casos del nuevo "pueden atenuarse al acabar la primavera y entrar en el verano".

La gripe es estacional porque las temperaturas más frescas ayudan a endurecer la capa protectora en forma de gel que rodea al virus mientras está en el aire. Una capa más fuerte asegura que pueda sobrevivir el tiempo suficiente en el aire para viajar de una persona a otra.

El virus de la gripe "sobrevive mejor en temperaturas frescas y secas", dice Amanda Simanek, epidemióloga de la Universidad de Wisconsin en Milwaukee, a Insider.

There's a good chance the new coronavirus will never disappear, experts say. There are only 3 possible endings to this story.

El presidente chino Xi Jinping y el presidente Donald Trump han sugerido que el inminente calor primaveral podría frenar la propagación del coronavirus de forma similar a la gripe.

"Podría disminuir la frecuencia de contagio para que podamos tener tiempo de obtener una vacuna para la próxima aparición", dice Adalja, pero añade que el virus probablemente nunca desaparecerá por completo.

Esto se debe a que los trópicos no experimentan estaciones en absoluto, y los hemisferios norte y sur experimentan estaciones en momentos opuestos.

Leer más: Este dato revelará el momento en el que el coronavirus comenzará a remitir en todo el mundo, pero por ahora es imposible de saber

Sin embargo, a diferencia de la gripe, es poco probable que el coronavirus mute cada temporada, explica Morse. Los genes del virus de la gripe cambian a través de un proceso llamado deriva antigénica, y cada pequeña mutación da lugar a un nuevo virus de la gripe estrechamente relacionado que nuestros sistemas inmunológicos tienen que empezar a combatir desde cero. (Por eso las vacunas contra la gripe no siempre son 100% efectivas).

Pero los coronavirus, en general, son "algo menos propensos a la mutación que la gripe", señala Morse.

Final 2: El coronavirus desaparece gracias a las medidas sanitarias

El coronavirus es similar al SARS en muchos aspectos: ambos son coronavirus que se originaron en murciélagos, y ambos probablemente saltaron de los animales a las personas en los mercados chinos. Los dos virus comparten alrededor del 80% de su ADN. Así que el resultado del nuevo brote podría ser similar al del SARS, también.

El SRAS mató a 774 personas e infectó a más de 8.000 entre noviembre de 2002 y julio de 2003, pero desapareció en 2004. Los expertos en salud pública y las autoridades trabajaron arduamente para localizar, diagnosticar y aislar a las personas con el virus para forzarlo a que "desaparezca por sí solo", explica Morse.

La propagación del SARS se limitó finalmente a través de cuarentenas, restricciones de viaje, campañas de información pública y revisiones en los aeropuertos: los mismos tipos de intervenciones que China, EE.UU. y otros países están instituyendo ahora.

Si esos esfuerzos llevan a que el número de personas susceptibles al nuevo coronavirus caiga por debajo de cierto umbral, dice Morse, el brote puede ser contenido. En ese escenario, desaparecería con el tiempo o se convertiría en algo parecido al Zika o al H1N1, virus que siguen circulando, pero entre muchas menos personas que al principio.

A worker disinfects a doctor with alcohol spray as he leaves a hotel accommodating isolated people in Wuhan, China.
Feature China/Barcroft Media via Getty Images

Sin embargo, el SARS era mucho menos contagioso que el nuevo coronavirus. Los pacientes de SARS tampoco eran contagiosos hasta que mostraban síntomas, mientras que las personas pueden transmitir el nuevo coronavirus incluso cuando no tienen síntomas.

Es más, las personas que han contraído el nuevo coronavirus y se han recuperado pueden volver a contraerlo en el futuro, según las autoridades sanitarias, ya que el cuerpo no se vuelve inmune después de la infección.

Todo esto hace que sea mucho más difícil detener la propagación del coronavirus.

Leer má: La transmisión fecal puede ser una de las causas de la rápida propagación del coronavirus

Final 3: Las farmacéuticas fabrican una vacuna

Morse y Adalja aseguran que una vacuna es esencial si el mundo quiere controlar definitivamente el coronavirus.

La administración Trump está buscando crear un paquete de gastos de emergencia multimillonario para combatir el coronavirus, y al menos mil millones de dólares de esos fondos se destinarían a los esfuerzos para desarrollar una vacuna, informa The Washington Post.

Morse dice que muchas de las intervenciones de salud pública que se están llevando a cabo ahora son una "acción de contención para evitar que el virus se propague a corto plazo hasta que consigamos una vacuna".

Cinco compañías farmacéuticas líderes (Johnson & Johnson, Regeneron Pharmaceuticals, GlaxoSmithKline, Moderna, y Gilead Sciences) han anunciado planes para investigar y desarrollar tratamientos para el nuevo virus. Algunos están desarrollando vacunas desde cero basadas en el código genético del coronavirus. Otros están probando los medicamentos existentes para determinar si son eficaces en el tratamiento del nuevo virus.

Leer más: Alibaba y otras plataformas de comercio electrónico se unen para combatir la venta de mascarillas falsas y crean una lista negra de vendedores

Llevar una vacuna al mercado ha sido históricamente un proceso arduo y de varios años. (La vacuna del Ébola, por ejemplo, tardó 20 años en hacerse.) Pero Moderna ya ha desarrollado una vacuna y la ha enviado para ensayos clínicos en personas. Sin embargo, es probable que se tarde otro año en determinar si la vacuna es segura y eficaz.

A nurse fills a syringe with a vaccine.
A nurse fills a syringe with a vaccine. Reuters

Aún así, el rápido trabajo de desarrollo de vacunas de Módena es "incuestionablemente el récord mundial", dice Anthony Fauci, director de la división de enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud, a The Wall Street Journal.

"Nada ha ido nunca tan rápido", añade.

Cuanto antes se cree una vacuna, antes veremos un "cortafuegos" contra la propagación del coronavirus, afirma Morse.

Y además