Elon Musk fundó la compañía que ahora causa sensación con su IA generadora de textos, ChatGPT: esto es todo lo que debes saber sobre OpenAI

Grace Kay,
El logo de OpenAI en la pantalla de un teléfono móvil.
El logo de OpenAI en la pantalla de un teléfono móvil.

Jakub Porzycki/NurPhoto vía Getty

  • ChatGPT es un bot que se ha hecho viral en redes por su capacidad de hacer cualquier cosa que tenga que ver con el texto, desde programar hasta escribir disertaciones.
  • La empresa que creó esta herramienta tiene un pasado ligado a algunos de los nombres más importantes de Silicon Valley: esto es todo lo que necesitas saber de OpenAI, desde su relación con Elon Musk hasta su sorprendente tecnología.

OpenAI publicó la semana pasada una demo de ChatGPT, un bot conversacional que rápidamente se hizo viral en redes sociales.

Un ejemplo de respuesta de ChatGPT con una receta para "la mejor hamburguesa".
Un ejemplo de respuesta de ChatGPT con una receta para "la mejor hamburguesa".

ChatGPT

En 5 días, esta herramienta contaba con más de un millón de usuarios, que se lanzaron a compartir ejemplos de la increíble capacidad de ChatGPT en sus redes sociales: conversación informal, redacción de trabajos académicos o programación de código fuente.

La empresa de inteligencia artificial (IA) que ha desarrollado ChatGPT está respaldada por Microsoft en la actualidad, pero cuenta con una larga historia que incluye algunos de los nombres más importantes de Silicon Valley.

Fuentes: Entrepreneur y Business Insider.

Elon Musk y el expresidente de Y Combinator, Sam Altman, cofundaron OpenAI en 2015.

Elon Musk y el presidente de Y Combinator, Sam Altman.
Elon Musk y el presidente de Y Combinator, Sam Altman.

Michael Kovac/Getty Images for Vanity Fair

Musk, Altman y otros destacados emprendedores tecnológicos, como Peter Thiel o el cofundador de LinkedIn, Reid Hoffman, se comprometieron a aportar mil millones de dólares al proyecto en 2015 (unos 950 millones de euros al tipo de cambio actual).

El objetivo de este colectivo de empresarios era fundar una organización sin ánimo de lucro centrada en el desarrollo de inteligencia artificial "de la forma que más beneficie a la humanidad en su conjunto", según una publicación de la web de OpenAI del 11 de diciembre de 2015.

Fuentes: Open AI y BBC.

En aquel momento, Musk dijo que la IA era la "mayor amenaza existencial" para la humanidad.

El CEO de Twitter, Tesla y SpaceX, Elon Musk.
El CEO de Twitter, Tesla y SpaceX, Elon Musk.

Jim Watson/AFP vía Getty

Musk no es el único que ha advertido sobre el peligro que podría suponer la IA. En 2014, Stephen Hawking advirtió de que la inteligencia artificial tenía el poder de acabar con la humanidad.

"Es difícil imaginar cuánto podría beneficiar a la sociedad la IA a nivel humano y es igualmente complicado de imaginar cuánto podría dañar a la sociedad si se construye o utiliza de forma incorrecta", se podía leer en la nota de prensa que anunció la fundación de Open AI.

Fuentes: BBC y OpenAI.

Durante el año siguiente a su fundación, la compañía lanzó 2 productos.

El logo de OpenAI en la pantalla de un teléfono móvil.
El logo de OpenAI en la pantalla de un teléfono móvil.

Jakub Porzycki/NurPhoto vía Getty 

En 2016, la empresa lanzó Gym, una plataforma que permitía a los investigadores desarrollar y comparar sistemas de aprendizaje por refuerzo. Estos sistemas enseñan a la IA a tomar decisiones a través de recompensas acumuladas.

 

Ese mismo año, OpenAI lanzó Universe, un conjunto de herramientas para entrenar a agentes inteligentes en páginas web y plataformas de videojuegos.

Fuente: OpenAI.

En 2018, 3 años después de haber ayudado a fundar la organización, Musk abandonó la junta directiva de OpenAI.

Elon Musk en la fábrica de Tesla de Grünheide en mayo de 2021.
Elon Musk en la fábrica de Tesla de Grünheide en mayo de 2021.

Christophe Gateau/Getty

A través de una publicación de su página web de 2018, la compañía constató que el CEO de Tesla había renunciado a su puesto en la junta directiva para "eliminar posibles conflictos futuros", en relación a la visión que el multimillonario tenía de la IA. La firma agregó que Musk continuaría donando a su organización sin ánimo de lucro.

Por aquel entonces, Musk ya llevaba años adelantando a los inversores de Tesla su intención de convertir los coches eléctricos en vehículos autónomos.

Fuentes: OpenAI y CNBC.

Musk ha asegurado más tarde que abandonó la empresa porque "no estaba de acuerdo con parte de lo que [el] equipo de OpenAI quería hacer".

El logo de OpenAI junto a la foto de perfil de Elon Musk en Twitter.

Jakub Porzycki/NurPhoto vía Getty

En 2019, el multimillonario afirmó a través de su cuenta de Twitter que Tesla estaba compitiendo por algunos de los empleados de OpenAI y agregó que no había estado involucrado en la compañía desde hacía "más de un año".

"Si tenemos en cuenta todo eso, es mejor separarse en buenos términos", indicó.

Fuentes: Twitter y Futurism.

Musk ha seguido metiéndose con OpenAI desde entonces.

El CEO de OpenAI, Sam Altman (izquierda), y Elon Musk.
El CEO de OpenAI, Sam Altman (izquierda), y Elon Musk.

Getty

En 2020, Musk expresó en Twitter que su confianza en la seguridad de la tecnología de OpenAI "no era alta". "OpenAI debería ser más abierta", tuiteó el multimillonario, refiriéndose a un artículo sobre la empresa publicado por el MIT Technology Review.

Este medio señaló que en OpenAI existía una cultura de secretismo que iba en contra del supuesto compromiso de transparencia de la organización sin ánimo de lucro. Más recientemente, Musk declaró que había pausado el acceso que esta organización tenía a la base de datos de Twitter para entrenar su software.

Locución y doblaje con inteligencia artificial.

"Necesito saber más sobre la estructura de gobierno y los planes de ingresos para el futuro", dijo en Twitter. "OpenAI se inició como [una organización] de código abierto y sin ánimo de lucro. Ni lo uno ni lo otro sigue siendo cierto".

Fuentes: Twitter, Business Insider y MIT Technology Review.

En 2019, la empresa construyó una herramienta de inteligencia artificial que era capaz de generar noticias falsas.

OpenAI gpt3

OpenAI

OpenAI aseguró en un primer momento que este bot era tan bueno escribiendo noticias falsas que decidieron no hacerlo público. Más adelante, ese mismo año, la empresa lanzó una versión de esta herramienta a la que dio el nombre de GPT-2.

La empresa lanzó la nueva versión de este bot, GPT-3, en el 2020.

Fuentes: MIT Technology Review y The New York Times.

Ese mismo año, OpenAI perdió su condición de organización sin ánimo de lucro.

El CEO de OpenAI, Sam Altman.
El CEO de OpenAI, Sam Altman.

Brian Ach/Getty para 'TechCrunch'

La empresa anunció en una publicación en su página web que se había convertido en una sociedad anónima de "beneficios limitados".

"Queremos aumentar nuestra capacidad de reunir capital sin dejar de perseguir a nuestra misión y ninguna estructura legal preexistente que conozcamos logra el equilibrio adecuado", reconoció la compañía. "Nuestra solución es crear OpenAI LP como un híbrido de una organización con fines de lucro y sin ánimo de lucro".

Con la nueva estructura de beneficios, los inversores de OpenAI pueden ganar hasta 100 veces su inversión original, pero nada que vaya más allá de esa cantidad. El dinero restante debe destinarse a obras sin ánimo de lucro.

Fuentes: OpenAI y Futurism.

A finales de 2019 OpenAI anunció una alianza con Microsoft.

El CEO de Microsoft, Satya Nadella.
El CEO de Microsoft, Satya Nadella.

Abdulhamid Hosbas/Anadolu Agency/Getty

En ese momento, Microsoft invirtió 1.000 millones de dólares —unos 950 millones de euros al tipo de cambio actual— en la empresa de inteligencia artificial. OpenAI constató que concedería licencias exclusivas de su tecnología a la firma de Redmond.

"El alcance del potencial comercial y creativo que puede liberar el modelo GPT-3 es enorme, con posibilidades realmente novedosas, la mayoría de las cuales ni siquiera hemos imaginado todavía", indicó Microsoft en su blog.

"Ayudar directamente a la creatividad y al ingenio humanos en áreas como la escritura y la composición, la descripción y el resumen de grandes bloques de texto de formato largo (incluido el código), la conversión del lenguaje natural a otro idioma... las posibilidades solo están limitadas por la imaginación", añadió la compañía dirigida por Satya Nadella.

Esta asociación permite a Microsoft competir con la firma de inteligencia artificial de Google, DeepMind.

Fuentes: OpenAI y Microsoft.

El año pasado, la empresa lanzó un generador de arte por AI.

Capturas de la página web de Dall-E.
Capturas de la página web de Dall-E.

OpenAI

Dall-E es una herramienta de inteligencia artificial capaz de generar imágenes realistas e incluso artísticas a partir de descripciones de esas mismas imágenes.

Una imagen generada por inteligencia artificial.

OpenAI también lanzó una versión actualizada de esta herramienta el mes pasado.

Fuentes: Business Insider y OpenAI.

Aunque la última versión de ChatGPT se ha dado a conocer recientemente, la versión mejorada del software podría lanzarse al mercado tan pronto como el año que viene.

Una captura de ChatGPT en la que se puede ver a la IA recomendando un código de conducta de una empresa.
Una captura de ChatGPT en la que se puede ver a la IA recomendando un código de conducta de una empresa.

Twitter

En realidad, la herramienta que se publicó como demo el 30 de noviembre representa el GPT-3.5 de OpenAI. La empresa tiene previsto lanzar el GPT-4 próximamente.

Fuentes: TechCrunch y OpenAI.

Musk, por su parte, sigue comentando la jugada.

El CEO de Twitter, Elon Musk.
El CEO de Twitter, Elon Musk.

AP

"No estamos tan lejos de una IA peligrosamente poderosa", tuiteó Musk en respuesta a un mensaje del CEO de OpenAI, Sam Altman, después de haber dicho de ChatGPT que era una herramienta "aterradoramente buena".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.