El fundador de Glovo tacha de "chapuza" la ley de 'riders' y acusa a "ciertos partidos" de llevar a cabo una "campaña mediática" contra ellos

Oscar Pierre, cofundador de Glovo.
Oscar Pierre, cofundador de Glovo.
Glovo
  • El pasado mes de agosto entró en vigor la ley de riders que obliga a las compañías de reparto a laboralizar a sus mensajeros. 
  • El CEO y cofundador de Glovo, la empresa de reparto de comida a domicilio, ha asegurado en el podcast de Itnig que la ley de riders es una "chapuza". 
  • En la entrevista Pierre ha afirmado que la cuestión de los riders ha sido una "campaña mediática" contra Glovo desde el principio. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

"Voy a ser políticamente correcto. La nueva regulación, lo único que hace es bastante una chapuza", ha afirmado Oscar Pierre, CEO y cofundador de Glovo en una reciente entrevista  en el podcast de Itnig.

Pierre se refiere a la nueva regulación laboral, conocida como ley de riders, que obliga a las plataformas de delivery a laboralizar a sus repartidores, hasta ahora considerados falsos autónomos. 

La nueva ley entró en vigor el pasado mes de agosto y sacudió el tablero del reparto de comida a domicilio. Entonces, cada compañía optó por un modelo diferente, desde el uso de subcontratas como han hecho Uber Eats o Just Eat, a un modelo mixto como el de Glovo, que continúa con un importante número de riders autónomos.

Pierre asegura en la entrevista que realmente la nueva regulación no ha supuesto un gran cambio, ya que la ley que establece qué es un trabajador autónomo, o un trabajador asalariado no ha cambiado. 

Es una de las primeras veces que Pierre se pronuncia al respecto públicamente. Si bien en el pasado ya mostró su desacuerdo con la nueva ley, e incluso Glovo decidió abandonar la patronal CEOE por este motivo, nunca había declarado su desacuerdo con la contundencia que lo ha hecho en esta ocasión. 

La entrevista, recientemente publicada y de más de una hora, está realizada por Itnig, una aceleradora de startups de Barcelona, en la que Bernat Ferrero y Jordi Romeroy, fundadores de Factorial repasan la trayectoria de Oscar Pierre al frente de Glovo. 

Pierre, además ha defendido su nuevo modelo híbrido, en el que la mayor parte de su plantilla de repartidores sigue como autónomos. En la entrevista ha asegurado además que para final de año “vamos a fichar a 2.000 mensajeros más”.

Entra en vigor la Ley Rider: estas son las novedades, cambios y los distintos modelos laborales que han elegido Glovo, Uber Eats, Just Eat y Deliveroo frente a la nueva normativa

Según el CEO del unicornio, tras realizar encuestas internas, un 80% de los repartidores preferirían el modelo autónomo, ya que el perfil de estos es el de “personas jóvenes, estudiantes que buscan flexibilidad, combinan trabajos y no quieren obligaciones”. 

Para adaptarse a la entrada en vigor de la nueva ley, la compañía catalana incorporó una serie de medidas en su aplicación como el free-login, por el cual los repartidores eligen cuando conectarse y desconectarse, o el polémico sistema de asignación de pedidos, una especie de subasta, en la que los riders establecen a qué precio están dispuestos a realizar el servicio. 

Este nuevo modelo incorporado por Glovo generó un gran malestar entre sus trabajadores, y desembocó en una importante huelga en Barcelona por parte de los trabajadores de los supermercados fantasma de la compañía catalana. 

Pierre afirma que sabían que estaban operando en "una zona gris", en la que algunas sentencias habían establecido que sus trabajadores eran autónomos, frente a otras que establecieron la laboralidad, y que por eso ahora han optado por este modelo mixto. 

Sin embargo, el Tribunal Supremo ya el pasado año estableció que los riders eran falsos autónomos.

El modelo laboral ideal para Pierre, quien no parece tenerlo muy claro en la entrevista, es el de "un autónomo con derechos reforzados". Es decir, un empleo en el que prime la "flexibilidad" pero con beneficios como "un salario mínimo por minuto conectado, derecho a vacaciones, a días cuando uno está enfermo, formación profesional, etc.", comenta. 

La cuestión de quien pagaría la Seguridad Social queda en el aire. "La Seguridad Social es el gran coste", pregunta Farrero en la entrevista, a lo que Pierre se queda pensativo y responde "no es solo un tema de coste, es la falta de flexibilidad también”

De la batalla perdida contra Glovo a las ciudades sin pedidos durante semanas: los extrabajadores de Deliveroo retratan las auténticas razones de la salida de la compañía de España

El problema, según Pierre, es que con una plantilla "100% rígida", es decir, una plantilla de trabajadores asalariados, tendrían horas de demanda no cubierta, lo que supondría "clientes sin poder recibir sus pedidos o restaurantes que no venden".  

Por otro lado, el emprendedor ha asegurado que no han tenido tiempo para adaptarse a la nueva regulación. Alrededor del 40% del equipo tecnológico de Glovo ha estado durante los últimos 6 meses dedicados exclusivamente a adaptar su app a la ley de riders, ha afirmado Pierre. Algo que ha tenido un impacto "brutal" en la compañía. 

En este sentido, el CEO ha criticado que otros países de nuestro entorno europeo como Francia, Italia o Reino Unido, "están pensando en el futuro", en lo relativo a la gig-economy o economía de plataforma en castellano, mientras que en España hay "un ambiente regulatorio agresivo y poco flexible”. 

Pierre ha afirmado que la cuestión de la ley de riders ha sido un tema "muy mediático"  y del que "ciertos partidos políticos" han sacado rédito, colocando a Glovo como una diana. 

Otros artículos interesantes:

Glovo podría estar preparando una salida a bolsa para 2022

Glovo da el salto a Harvard: por qué estudian en EEUU el éxito del unicornio español del reparto de comida a domicilio

Glovo amplía sus tentáculos tras firmar con Fnac y C&A, un ejemplo más de que la guerra del 'delivery' va mucho más allá de la comida a domicilio

Te recomendamos

Y además