La pandemia puede haber puesto fin a la antigua batalla de la industria automovilística por la cuota de mercado

Fue todo un acontecimiento cuando Toyota desbancó a Ford como número 2 en cuota de mercado en EEUU en 2021.
Fue todo un acontecimiento cuando Toyota desbancó a Ford como número 2 en cuota de mercado en EEUU en 2021.

Toyota

  • Los fabricantes de automóviles llevan décadas luchando entre sí por cuota de mercado. Pero la pandemia cambió los hábitos de compra y esa dinámica de antaño.
  • Empresas como Ford y GM saben que no necesitan dominar para ganar dinero.

La pandemia podría haber acabado con la antigua y brutal batalla de la industria automovilística por la cuota de mercado.

Antes del covid-19, los fabricantes de automóviles solían considerar la cuota de mercado como la clave de su éxito

GM y Ford la han dominado en Estados Unidos. GM ocupó el primer puesto desde 1931 hasta 2021, cuando Toyota se hizo con la corona. GM, sin embargo, recuperó su título el año pasado, en parte gracias a su crecimiento en segmentos clave del mercado como las camionetas y los SUV, el aumento de su cuota de vehículos eléctricos, etc. 

El coronavirus cambió las cosas. Los fabricantes de automóviles lograron ventas y beneficios incluso en un mercado pandémico y difícil, repleto de sobreprecios de vehículos nuevos y usados y batallas de inventario. Esto significaba que no necesitaban tantos coches para ganar dinero

Ahora, al parecer, las empresas automovilísticas están reevaluando su enfoque

"La cuota de mercado por la cuota de mercado tiene un coste", afirma Kristin Dziczek, asesora política del Banco de la Reserva Federal de Chicago, en el simposio anual de auto insights de la firma en Detroit. "Un gran coste".

Muchas empresas, como Ford, GM, Stellantis (matriz de Fiat Chrysler y del grupo francés PSA) y otras, no volverán a alcanzar los niveles de cuota de mercado anteriores a la pandemia, según Haig Stoddard, analista principal de previsiones de Wards Intelligence.

Sin duda, estas empresas están empezando a tener un nivel de inventario en sus concesionarios más saludable que en los 2 últimos años. Pero los ejecutivos del sector han dicho que no volverán a los 60 días de suministro de vehículos que solían ser relativamente estándar.  

Un menor volumen podría significar que vendan menos vehículos y, tal vez, que tengan una menor cuota de mercado.

 

La caída de la cuota de mercado no preocupa a GM y Ford

Sin embargo, los líderes de la industria desde hace mucho tiempo no parecen preocupados por la creciente cuota de mercado de Hyundai y Tesla (con un 10,6% y un 3,8%, respectivamente, en 2022, según Kelley Blue Book), lo que podría significar que la batalla por la cuota de mercado ha terminado. 

Fabricantes de automóviles como GM y Ford siguen siendo rentables, incluso con una cuota de mercado cada vez menor. En 2022 tenían el 16,3% y el 13,3% del mercado, respectivamente, y Toyota el 15,2%. 

Dado que los consumidores han indicado que esperarán — y pagarán más — por los vehículos, incluso por los que no tienen necesariamente lo que quieren, estas empresas automovilísticas saben que no tienen que luchar o incentivar a los compradores de coches con rebajas

"Especialmente a GM y Ford, y también a Stellantis, les gusta no tener que hacer estos descuentos de fin de verano y de fin de año", afirma Stoddard en el simposio.

Mientras Ford y GM sigan centrándose en los vehículos que generan dinero, no será necesariamente malo para ellos si no se recuperan, aunque todavía tienen que prestar atención a los vehículos que son rentables para ellos.

En cuanto a los compradores de coches, esta dinámica podría afectar a quienes están acostumbrados a ciertas ventas anuales, incentivos y vehículos de menor coste. 

"Va a haber un mayor enfoque en los vehículos de alta rentabilidad", explica Stoddard. "El plan es al menos, estratégicamente, mantenerse alejado de esas cosas más bajas".

Otros artículos interesantes:

Citroën cierra 2022 con más de 60.000 unidades vendidas y se enfoca en su futuro electrificado

Tesla nunca podrá ser una "máquina de beneficios" como Apple porque no existe margen en la industria automovilística, según Paul Krugman

Ford, Stellantis y Volkswagen se desharán de miles de empleados en 2023 por la escasa demanda del coche eléctrico en España

Te recomendamos