¿Con cuánta frecuencia puedes cambiar de trabajo sin que sea perjudicial para tu carrera?

Cambio de trabajo
Getty
  • Cuando se es joven, no pasa nada si tu CV está repleto de experiencias laborales comprimidas en poco tiempo. Significa que estás explorando horizontes y que todavía no has encontrado tu sitio. La cosa cambia cuando ya has crecido como profesional.
  • Un currículum con muchos saltos laborales puede ser interpretado como que eres una persona que no sabe comprometerse y que abandona el barco a la mínima. Te costará entonces buscar trabajo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Por un lado, la sabiduría popular recomienda que no te quedes mucho tiempo en un mismo trabajo. Salir de la zona de confort te ayudará a mejorar como profesional, a descubrir nuevas habilidades y herramientas y, a la larga, obtener un sueldo mejor.

Por otro lado, un CV con muchos trabajos en poco tiempo puede poner en problemas a su dueño; su futuro superior puede deducir que es una persona que no sabe comprometerse, o que “traiciona” a su empresa a la mínima contraoferta.

Ante esta situación tan contradictoria, es inevitable preguntarse: ¿cuándo debes cambiar de trabajo y cuándo un montón de saltos profesionales puede ponerte en apuros? Diversos expertos en guiar a las personas por el mundo laboral esconden la respuesta. Y, como ya habrás deducido por el tamaño del texto, es más compleja de lo que esperabas.

La regla: permanece al menos entre un y 3 años en tu puesto de trabajo

Las personas que sienten bienestar profesional son más felices y están más motivadas a alcanzar sus metas
Las personas que sienten bienestar profesional son más felices y están más motivadas a alcanzar sus metas

Shutterstock

Los expertos recomiendan que permanezcas en tu nuevo trabajo entre un y 3 años. Hay varios motivos detrás de esta recomendación.

Según Jessie West, coach especializada en el mundo laboral, necesitas al menos 12 meses para descubrir lo suficiente sobre tu empresa y la industria asociada. Solo entonces tendrás información suficiente para saber si has aterrizado en un lugar adecuado para ti.

Además, si saltas demasiado rápido de empleos, quedará marcado en tu CV y activará las alarmas a tus futuros jefes.

"A los supervisores les gusta ver que te quedas tiempo en un lugar", explica West para Her Campus. "Menos de un año indicará a tu futurible jefe directo que podrías abandonarle enseguida". Lo que quedaría en tu currículum es que eres una persona incapaz de comprometerse laboralmente.

¿Excepciones a la regla? ¡Muchas!

CV Curriculum encontrar trabajo
Getty

Ya conoces la regla: 12-36 meses como mínimo en un trabajo para evitarte problemas a largo plazo. Ahora bien, hay muchas situaciones excepcionales en donde sí que deberás cambiar de trabajo aunque no haya pasado tiempo.

Todo bien si te mantienes en el mismo sector

Si las condiciones económicas no te convencen o hay algo en la empresa que no te acaba de gustar, quizás no puedes aguantar al menos 12 meses. En ese caso, Victoria Sawtelle, community manager de Uptowork, te recomienda que al menos acumules 2-3 años seguidos de experiencia en un sector, sobre todo si planeas ascender.

"Tus potenciales superiores quieren ver años de experiencia en el CV antes de decidir si te mereces puestos elevados". Si al menos eres constante en ello, quedarás como un profesional del sector que, tal vez por mala suerte, aún no ha encontrado su sitio.

El mundo de las prácticas

"Prácticas, trabajos temporales de verano, curros que duran un semestre… todas estas excepciones son normales y cuando entres en proceso de selección, tus jefes entenderán perfectamente estos saltos en tan poco tiempo", explica Sawtelle. "Es más, en lugar de cuestionar tu profesionalidad, alabarán tu interés por conseguir la mayor experiencia posible mientras estudias o te formas".

Motivos razonables y justificables

"Cada vez es menos raro cambiar o de trabajo o de carrera", explica la community manager de Uptowork. "Así que, dentro de ciertos contextos, los jefes sabrán interpretar positivamente tus saltos".

En efecto, en una encuesta realizada por la Universidad de Phoenix hace unos años, se destacó que el 50% de los estadounidenses contemplan un cambio de trabajo en el horizonte.

Lo importante es que, cuando te pregunten al respecto en entrevistas, tengas motivos de peso para justificar esos cambios tan rápidos. Por ejemplo, nadie te rebatirá que a los 7 meses te fueras a otra empresa si se te ofrecían un sueldo y mejores condiciones. O si las condiciones eran penosas.

"Durante la entrevista, siempre ten preparada una explicación coherente que una tus decisiones de haber cambiado de trabajo a desarrollo personal genuino y ganas de crecer como profesional", explica Jacqueline Miller, experta en liderazgo y coach vital. 

A largo plazo, los motivos intrínsecos (como las ganas de crecer) son mejores que los económicos. "Si no dejas de cambiar de trabajo por razones monetarias, acabarás insatisfecho y eso lo notarán los demás", explica para NBC News J.T. O’Donell, fundador y presidente de Work it Daily. "Llegarás a un punto en el que serás demasiado caro para ser contratado y carecerás de éxitos que justifiquen tu precio".

Que cada cambio venga después de un gran éxito

Hay otra excepción que puede ayudar a que consigas trabajo en lugar de ponerte trabas. Lo explica Carlota Zimmerman, coach especializada en el mundo laboral:

"Si en cada trabajo que has tenido recibiste un nuevo cargo, un aumento de sueldo o un elogio por un objetivo conseguido, tus futuros jefes verán en ti alguien que destaca enormemente y desearán tenerte en tu equipo. Tu CV será un resumen del triunfo".

En cambio, imagina el caso contrario. Un currículum disperso, en donde pasaste por cada empresa sin pena ni gloria, destacará que eres una persona pasiva y sin muchas ganas de aprender.

Señales de que es el momento de cambiar de trabajo

Entrevista de trabajo satisfactoria
Getty

Si después de leer todos estos consejos y excepciones aún no tienes claro del mejor momento para cambiar de aires, presta atención a estas señales. Si tienes unas cuantas de ellas, cambia de rumbo y busca ofertas allá afuera.

Eres demasiado bueno en tu trabajo

¿Puede ser eso algo malo? Sí, si te aburres. Si ya hace meses que no cometes errores, que nada de lo que te proponen es un reto, te estimulará mucho encontrar un nuevo puesto que te saque de tu zona de confort.

Eres extremadamente malo en tu trabajo

Si llevas 12-36 meses en una empresa o en un sector y no das pie con bola, no significa que seas una persona inútil; es que tus habilidades y tu forma de ser encajarán mejor en otro lugar.

Tus objetivos no encajan con los de la compañía

Si tu jornada laboral se ha convertido en un obstáculo para tus planes a largo plazo, pregúntate si existiría otro cargo o puesto que te ayudará a avanzar en todos los sentidos.

Te sientes infravalorado/infrautilizado

Si todo el mundo a tu alrededor asciende menos tú, si tu superior directo lleva tiempo sin darte feedback positivo o notas en general que tus habilidades se oxidan, un cambio de aires te revitalizará.

Has cumplido con éxito un objetivo enorme y de gran impacto positivo

Una vez has conseguido subir el listón en tu empresa, tarde o temprano llegará el "¿y ahora qué?". Todo te sabrá a poco y te aburrirán el resto de desafíos. Aunque suene contraproducente, un cambio en pleno auge puede ayudar a mantenerte en esta zona de excelencia.

Otros artículos interesantes:

4 errores frecuentes al buscar trabajo y su solución

9 errores típicos que cometes a la hora de buscar trabajo

14 consejos a la hora de buscar trabajo para ser contratado rápidamente

Te recomendamos

Y además