Pasar al contenido principal

La petición unánime del sector del automóvil al Gobierno de Pedro Sánchez

sector automóvil gobierno
Reyes Maroto, Ministra de Industria, junto a SM el Rey el día de su toma de posesión. Gobierno de España.
  • La demanda generalizada del sector del automóvil al nuevo gobierno es una reforma fiscal completa. 
  • Se busca principalmente la renovación del parque, el más antiguo de Europa tras el de Grecia. 
  • De hacerse como la plantea el motor, los impuestos al automóvil gravarán su uso y no su compra y el Impuesto de Circulación y el de Matriculación se fusionarán. 

El nuevo Gobierno de España, con Reyes Maroto al frente del Ministerio de Industria, va a tener al otro lado de la mesa de negociación un bloque formado por todas las asociaciones del sector, que tienen la reforma de la fiscalidad del automóvil como su principal demanda. 

Tras el nombramiento el viernes 15 de Fernando Valdés Verelst como subsecretario de Industria, así como otros puestos de similar responsabilidad y relacionados con el automóvil en otros ministerios —Pedro Saurá será la Secretario de Estado de Infraestructuras y unos días antes se había nombrado a Inés María Bardón en la Secretaría de Estado de Hacienda— el sector del automóvil en pleno espera esta semana empezar a hablar con los miembros del nuevo Gobierno

Aunque Aniacam, Anfac, Faconauto o Ganvam tengan objetivos distintos, en los últimos tiempos se ha producido una fuerte consolidación entre estos cuatro representantes del sector, principalmente, porque todas llevan años reclamando lo mismo: un cambio en la estructura de las gravas que soporta el automóvil

Así, aunque cada una planteará demandas singulares al ejecutivo de Pedro Sánchez, hay uno o dos aspectos en los que los Ministerios de Industria y Hacienda se va a topar con un bloque formado por el sector del automóvil. A continuación, pueden encontrarse cuáles son las posturas de cada uno de estos cuatro actores. 

En Anfac —Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones— han recibido con muy buenos ojos que Pedro Sánchez decidiera recuperar la cartera independiente de Industria. "Es una petición del sector de hace muchos años", recuerda Noemí Rivas, directora de Comunicación de Anfac, para Business Insider.

Leer más Así son los extravagantes coches de cinco líderes mundiales

"No buscamos tanto que haya ayudas a la compra de vehículos, sino un cambio de fiscalidad del automóvil en general. Salvo en lo que respecta al coche eléctrico. Sería mucho mejor un Plan VEA estructural, que tuviera una dotación de 150 millones de euros en dos años", reconocen desde Anfac. 

Hoy, el Plan VEA tiene una dotación de 16,5 millones de euros, que se agotan en menos de 24 horas. "Creemos que con un plan de incentivos a la compra de coche eléctrico estables, como por ejemplo que no paguen IVA o uno reducido, se creará una estabilidad en la demanda y una seguridad de los concesionarios y usuarios. Sobre todo para mantener una previsibilidad a largo plazo", confirman. 

Lorenzo Vidal, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios, Ganvam, reclama un plan para renovar urgentemente el parque móvil. "La edad media del parque supera ya los 12 años, en algunos territorios como Cantabria esta es de 14,7 años. No sabemos la incidencia que está teniendo en los accidente, pero en el 65% de los siniestros están involucrados coches de más de 10 años", afirma para Business Insider

Desde Ganvam apuestan además que el incentivo a la compra de coches se amplíe "hasta vehículos de ocasión con hasta cinco años de antigüedad, porque tampoco todo el mundo puede acceder a comprase un coche nuevo" y afirman que en esta demanda tampoco estarían solos entre las asociaciones del sector.

Por otro lado, sobre la dotación económica del plan de achatarramiento, es decir, las ayudas a la compra de coches nuevos o usados con pocos años a cambio de destruir uno antiguo, Lorenzo Vidal aclara: "variaría mucho de cómo se dibuje, pero hablar de presupuesto cuando se recaudan 3 euros por cada 1 que se pone en el sistema, no parece mucho por aportar 500 millones de euros". 

Desde Ganvan también señalan otro nuevo frente para el Gobierno: "hay que reclamar una unidad reglamentaria en todos los ámbitos de la movilidad, no puede ser que cada ciudad tenga sus normas. Indudablemente, el tamaño condiciona, pero pensamos que en diferentes ámbitos se debería unificar los criterios y, sobre todo, se deberían fijar tiempos largos para que los objetivos sean alcanzables. Hay que programar y contar con el sector y con el ciudadano para que todo esto sea realista", afirma el presidente de Ganvam. 

La nueva fiscalidad del automóvil que todos reclaman iría desde el gravar la adquisición del vehículo a su uso. De ahí que algunas asociaciones afirmen que esta sería "verde", dado que se "introducirían criterios medioambientales que orientarían la demanda en todos los impuestos y tasas, especialmente en el impuesto municipal de circulación (IVTM), pero también en las tasas sobre las que el Gobierno tenga capacidad normativa (Tráfico, ITV, etc.)", confirman desde Ganvam.

Leer más 5 Cambios que te afectan en la nueva ITV

Lo que propone Ganvam al respecto es unificar los Impuestos de Circulación y Matriculación, que en lugar de basarse en la potencia y cilindrada del modelo, gravarían en base a sus emisiones de CO2, partículas y NOx. Tanto Anfac como Ganvam coinciden en lo anterior y en pedir que también se modifiquen las tasas de Tráfico o los precios de las ITV con arreglo a estos mismos criterios. 

Pero además, Ganvam pide un tipo reducido de IVA para las reparaciones en lo que respecta a sistemas de seguridad o que estén relacionados con las emisiones. Aunque Ganvam pide una bonificación fiscal para el renting de particulares, hay otra medida que piden con la que habrá usuarios descontentos: subir el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) del 4 al 8% para limitar la venta de coches entre usuarios. 

Desde Aniacam, la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas, su presidente Germán López Madrid asegura que "existe un riesgo en el horizonte y es la confianza del consumidor ante el nuevo escenario que se presenta. Dependiendo de los primeros pasos que dé el nuevo  gobierno y como sea aceptado por la población estribará el futuro del mercado del automóvil en España".

Las peticiones de López Madrid al nuevo Gobierno son las mimas: "tenemos el parque más obsoleto de Europa, después de Grecia. Una renovación de ese parque redundaría en una menor accidentabilidad y menor contaminación. Pero para poder renovar ese parque, hay que establecer ayudas que, como se ha demostrado suficientemente, significan una mayor fuente de ingresos para el Estado, en concepto de IVA e impuestos y una disminución del gasto en accidentabilidad y contaminación".

Por su parte, desde Faconauto, la patronal de los concesionarios respaldan las demandas de una fiscalidad verde del automóvil y completan que, para conseguirla: "ahora hay más ministerios implicados, el de Transición Energética deberá decir mucho en todo esto, y el de Hacienda también. Pensamos que debemos tener un interlocutor para todo estos retos del automóvil".
 

Te puede interesar