Pfizer eleva la efectividad de su vacuna al 95% tras la última fase de pruebas y solicitará la autorización para su uso de emergencia

Vacuna Pfizer contra el coronavirus.
Reuters.
  • Pfizer anuncia en un comunicado que su vacuna tiene una efectividad del 95% mientras se prepara para solicitar la aprobación. 
  • Los resultados no han sido publicados todavía en un estudio científico y, aunque son prometedores, quedan dudas por resolver. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras anunciar los primeros resultados prometedores de la última fase de sus ensayos, Pfizer acaba de confirmar que la efectividad de su vacuna a la hora de prevenir los contagios de coronavirus es del 95% mientras se prepara para solicitar la autorización de emergencia a la FDA. 

Los resultados han sido comunicados a través de un comunicado de prensa y no han sido publicados en una revista científica publicada por pares. Se corresponden con los 170 casos de COVID-19 observados en el estudio, con 162 de esas enfermedades ocurriendo entre personas que recibieron un placebo.

El anuncio se produce días después de que Moderna haya anunciado una eficacia del 94,5% para su propio candidato vacunal, por encima de la que Pfizer había comunicado hasta ese momento. 

Sin embargo, el CEO de Moderna, Stéphane Bancel, aseguró que hasta que no estuvieran todos los datos sería "ingenuo comparar el 90% con el 94,5%". 

"Estas son dos excelentes vacunas que van a ayudar a muchos estadounidenses y a muchas personas en todo el mundo", ha concluido el CEO. 

Estas son las fechas y plazos de la vacuna del coronavirus de Moderna: cuándo llegará al público y qué opciones hay de que se use en España

La vacuna parece segura, pero sigue habiendo interrogantes en torno a factores clave 

Los resultados de Pfizer sugieren que previene de enfermedades severas y que la vacuna no causa efectos adversos serios. 

De hecho, con los datos revelados hasta ahora, los efectos secundarios de la vacuna de Pfizer son menos severos que los que causa la de Moderna. 

Sin embargo, no está todo resuelto, ya que sigue habiendo preguntas en torno a la capacidad de la vacuna para poner freno a la pandemia. 

"Es esperanzador, pero hay que seguir desarrollando más vacunas. Primero, porque no sabemos la duración de cada vacuna y, en segundo lugar, porque no sabemos su efectividad a largo plazo", señalaba la doctora María Montoya, investigadora del Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas del CSIC (CIB-CSIC) y miembro de la Junta directiva de la Sociedad Española de Inmunología, a Business Insider España. 

Por otro lado, el diseño de los ensayos de ambas vacunas tiene algunas limitaciones que hace que sea difícil saber cuál es su eficacia real en algunos caso. Ni Moderna ni Pfizer evalúan si la vacuna previene las infecciones y las enfermedades sintomáticas, que son la clave para controlar la propagación del virus. 

"Los datos que tenemos son que estas vacunas te protegen contra enfermedades graves, pero no significa que no puedas infectarte y pasarla a tu paciente, a tu vecino, a tu cliente o a quien sea", advierte Ruth Karron, que dirige el Centro de Investigación de Inmunización de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, a Science. 

Lo que dicen (y lo que no) los resultados de las vacunas contra el coronavirus de Pfizer y Moderna

Pfizer tiene por delante un enorme reto para garantizar la distribución de su vacuna 

Aunque la vacuna ha despertado el optimismo en todo el mundo, preocupan las exigencias de almacenamiento de las dosis de la vacuna que requieren temperaturas de 70 grados bajo cero. 

"Es difícil que las vacunas lleguen en condiciones óptimas", explicaba Miguel Fernández, el CEO de Merck, en el Smart Business Meeting celebrado por Business Insider España para ahondar en los retos y oportunidades de la industria farmacéutica. 

"En España y en general en países avanzados tenemos redes logísticas potentes para garantizar la cadena del frío", aseguraba Fernández, que hizo un llamamiento a la colaboración en el sector para asegurarse de que los países del Tercer Mundo puedan acceder a las vacunas. 

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud ha advertido de que ningún país está preparado para el almacenamiento y transporte de esta vacuna. 

La farmacéutica acaba de lanzar un programa piloto en cuatro estados de Estados Unidos para solucionar los desafíos de distribución a los que se enfrenta su vacuna. 

"Tenemos la esperanza de que los resultados de este programa piloto de entrega de vacunas sirvan de modelo para otros estados de Estados Unidos y gobiernos internacionales, mientras se preparan para implementar programas eficaces de vacunas contra COVID-19", ha señalado Pfizer en una declaración. 

Además,  también está trabajando en otras alternativas a largo plazo y baraja la posibilidad de producir una versión de su vacuna en polvo que necesitaría solo de una refrigeración estándar para 2021. 

LEER TAMBIÉN: De Pfizer a AstraZeneca: todos los detalles de las vacunas contra el coronavirus que llegarán a España y a Europa en los próximos meses

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Ciencia
  3. Salud
  4. Farmacéuticas
  5. biotecnología
  6. Trending
  7. Top