Si tienes problemas para gestionar tus emociones y están afectando a tu vida diaria, esta terapia puede ayudarte

No controlar tus emociones puede tener efectos perjudiciales en tus relaciones y contigo mismo.
No controlar tus emociones puede tener efectos perjudiciales en tus relaciones y contigo mismo.
Enes Evren / Getty Images

La Terapia Focalizada en las Emociones (EFT, por sus siglas en inglés) se basa en la idea ampliamente aceptada de que las emociones constituyen un componente clave de tu identidad. Como un tipo de terapia humanista, EFT tiene como objetivo ayudar a las personas a liberarse de suposiciones y actitudes que pueden impedirles vivir una vida más plena.

En lugar de centrarse en síntomas específicos, enfatiza la autocomprensión y trata a la persona en su totalidad como un individuo único. La EFT, en particular, puede ayudarte a saber comprender, aceptar y expresar emociones de manera que puedan cambiar tus decisiones y comportamiento.

El psicólogo canadiense Leslie Greenberg introdujo esta modalidad alrededor de 1985, en respuesta a lo que consideraba un énfasis excesivo en los pensamientos en psicoterapia. Más tarde, Greenberg publicó el marco de referencia en el libro de 1993, Facilitando el cambio emocional: el proceso momento a momento.

Si crees que debes aprender a gestionar las emociones, y puede ayudarte la terapia, esto es lo que debe saber sobre los beneficios potenciales de EFT y cómo funciona.

¿En qué se centra y qué trata la EFT?

EFT se desarrolló inicialmente para tratar la depresión, explica Alyza Berman, trabajadora social clínica y fundadora de The Berman Center.

Sin embargo, EFT puede ayudar a tratar una serie de condiciones de salud mental, que incluyen:

1. Depresión

Cole Timonere, especialista en salud mental y director clínico del Centro de Consejería Recreate Life, señala que esta terapia puede ayudar a explorar las emociones negativas que contribuyen a la depresión, como la impotencia y la vergüenza. 

Además,  según Houyuan Luo, psicólogo clínico, puede aliviar los síntomas de esta afección mental al reducir la autocrítica excesiva.

2. Ansiedad

La EFT se enfoca mucho en superar la evitación emociona, un componente central del trastorno de ansiedad generalizada. Este lleva a evitar sentir las emociones negativas como o la tristeza. 

Un pequeño estudio de 2017 encontró que después de que los pacientes con trastorno de ansiedad social recibieron hasta 28 sesiones de EFT, sus síntomas, incluida la autocrítica, mejoraron significativamente.

3. Trastornos de la alimentación

Según Johnson, los trastornos alimentarios pueden desarrollarse como una forma de adormecer o encubrir emociones que resultan abrumadoras, ?como el miedo, la ira, la tristeza o el estrés? y EFT implica abordar esas emociones de frente, lo que luego puede disminuir los hábitos desordenados relacionados a la alimentación.

Un pequeño estudio de 2021 de personas con trastorno de alimentación emocional que las personas que recibieron sesiones semanales de esta terapia durante 3 meses informaron menos episodios de atracones.

La investigación emergente también sugiere que EFT enfocado en promover la compasión sobre uno mismo puede tener beneficios para las personas que viven con anorexia nerviosa.

4. Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Los investigadores creen que puede resultar eficaz para tratar el PTSD porque puede ayuda a resolver los sentimientos que rodean un trauma y a aumentar la autoempatía.

También puede capacitar a una persona de las herramientas necesarias para expresar emociones de manera más efectiva, lo que podría ayudar a aliviar cualquier síntoma de TEPT que se derive de la supresión de estas, señala Johnson.

Según un estudio de 2017 cuando los veteranos completaron EFT con sus parejas, demostraron mejoras significativas en los síntomas del estrés postraumático, así como en la satisfacción general con la vida y la relación. Los participantes afirmaron sentirse más "abiertos", "cercanos" y "confiados con" sus parejas después del tratamiento.

5. Trastorno límite de la personalidad (TLP)

La investigación sobre la eficacia de EFT para los trastornos de la personalidad sigue siendo limitada.

Dicho esto, puede ayudar a mejorar los síntomas de un trastorno de personalidad caracterizado por la desregulación emocional, puntualiza Timonere, ya que EFT puede ayudarlo a desarrollar la capacidad de manejar y controlar sus respuestas emocionales.

Además, los expertos han relacionado el TLP con la disminución de los niveles de autoconciencia y el aumento de los niveles de excitación emocional, y EFT ayuda a abordar ambos.

Limitaciones 

Esta terapia tiene como objetivo ayudar a un individuo a ser más receptivo a su experiencia interna. Por lo tanto, puede que no sea la mejor opción para tratar afecciones que implican respuestas desproporcionadas a esta, como el trastorno de pánico y el trastorno del control de los impulsos.

Además, es posible que no trate de manera efectiva las condiciones de salud mental que se cree que provienen de desequilibrios químicos en el cerebro, como el trastorno bipolar y la esquizofrenia. Dicho esto, aún podría ayudar a abordar cualquier síntoma emocional que experimentes.

¿Cómo funciona la EFT?

Greenberg, el creador de EFT, especificó hasta 6 principios del enfoque:

  1. Conciencia emocional: el primer paso consiste en saber lo que estás sintiendo. Nombrar lo que sientes puede ayudarte a reconectarte con tus necesidades.
  2. Expresión emocional: EFT busca ayudarte a superar la evitación emocional, a menudo desmantelando creencias inútiles, como "la ira es peligrosa", que impiden una expresión emocional saludable.
  3. Reflexión: este componente consiste en reflexionar sobre el "por qué" detrás de tus emociones. Una mejor comprensión de dónde vienen y qué las desencadena puede llevar a superarlas.
  4. Regulación: este elemento clave de EFT implica aumentar tu capacidad para calmarte cuando surgen emociones poderosas, en lugar de dejar que se apoderen de ti. Tu terapeuta podría enseñarte técnicas de distracción, respiración y diálogo interno positivo para usar en situaciones emocionalmente angustiosas.
  5. Experiencias emocionales correctivas: esto implica tratar con emociones inútiles de nuevas maneras. Por ejemplo, un terapeuta puede enseñarte cómo reemplazar la vergüenza o el disgusto hacia ti mismo con una emoción más sana como la aceptación.
  6. Transformación: se trata de aprovechar una emoción diferente para transformar una que no te está sirviendo. Digamos que experimentas miedo después de un suceso traumático. En su lugar, podrías apoyarte en tu ira subyacente, una emoción más activa que puedes canalizar para definir límites personales o identificar señales de alerta. Esto puede hacerte sentir más empoderado que estar atrapado por una emoción pasiva, como el miedo.

Según Berman, el tratamiento de EFT puede oscilar entre 8 y 20 sesiones semanales, según lo que quieras tratar y la gravedad de rus síntomas.

¿Cómo es una sesión?

En una sesión de EFT, tu terapeuta trabajará para ayudarte a sentirte lo suficientemente seguro como para expresar todas y cada una de sus emociones a medida que surjan.

A menudo harán esto al validar tus experiencias emocionales, por ejemplo, al decir: "Tiene sentido que te sientas enfadado por eso" o "Es normal sentirse triste cuando eso sucede", para que sea más cómodo el mostrarte vulnerable.

Después, te ayudará a procesar las emociones que experimentas a través de varias técnicas:

  • La "técnica de la silla vacía": comunicar tus sentimientos a una persona específica que no está presente, como un amigo, pareja o familiar, y luego responderte a sí mismo como esa persona.
  • Recrear un suceso traumático para descubrir las emociones que afloran.
  • Tener un diálogo directo con diferentes partes emocionales de ti mismo para obtener una comprensión más profunda de ellas y aumentar la compasión hacia ellas.

"Poder sentir y expresar tu ira disminuye tu necesidad de demostrar que eres digno en tus relaciones adultas poniéndote a la defensiva", dice Johnson.

Cómo saber si está funcionando

Timonere matiza que puedes decir que la EFT está funcionando si puedes tolerar y gestionar mejor las emociones que antes evitabas.

"El objetivo principal es ayudar a las personas a ver sus emociones como fuentes valiosas de información en lugar de estados dolorosos o difíciles de manejar", matiza Berman.

En otras palabras, es probable que sepas que está funcionando bien si comienzas a manejar situaciones nuevas e incómodas con más facilidad que en el pasado, añade.

Cómo se compara con otros enfoques

Otros modelos de terapia populares, como la terapia conductual cognitiva (CBT) y la terapia conductual dialéctica (DBT) también ayudan con la regulación emocional. Sin embargo, Johnson dice que EFT tiende a enfocarse más en explorar tus emociones en el presente que las otras modalidades.

La CBT puede tener más beneficios cuando experimentas pensamientos distorsionados que afectan tu estado de ánimo y comportamiento. DBT, por otro lado, puede ser más adecuada si muestras una impulsividad frecuente o cambios intensos en el estado de ánimo.

En definitiva ayudarte a identificar y gestionar tus emociones de manera más efectiva puede beneficiar tu salud mental, así como tus relaciones y vida en general.

Otros artículos interesantes:

Cómo gestionar la ira: 9 consejos para controlar tu mal carácter

Cómo ayudar a la mente a relajarse en situaciones de gran tensión y estrés según una experta en el pensamiento humano

9 formas de convertirte en una persona mejor

Te recomendamos