Pasar al contenido principal

Un nuevo programa de pérdida de peso virtual ayudó a la gente a perder más kilos que en las sesiones intensivas tradicionales, según un estudio

Un nuevo programa de pérdida de peso sin intervención ayudó a la gente a perder más kilos que en los cursos intensivos, según un estudio.

  • Si estás buscando perder peso, el asesoramiento virtual podría ser tan efectivo como las sesiones presenciales con el personal médico, según un nuevo estudio.

  • Una investigación reciente encontró que una aplicación especialmente diseñada para la pérdida de peso con asesoramiento ayudó a los usuarios a perder una media de entre 5 y 6 kilos en seis meses. 

  • Programas como este podrían hacer que la pérdida de peso sea más barata y más accesible para las personas que más lo necesitan, dijo el investigador principal. 

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Perder peso, incluso cuando no hay una pandemia mundial, puede ser una tarea frustrante.

Dentro del sistema de salud actual, los servicios de pérdida de peso de alta calidad y con apoyo médico pueden llevar mucho tiempo y ser caros, requiriendo numerosas visitas al médico y otras intervenciones onerosas, según Bonnie Spring, jefa de medicina del comportamiento en el departamento de medicina preventiva de la Universidad del Noroeste, EEUU.

En respuesta a esta preocupación, Spring y su equipo han desarrollado un nuevo programa de pérdida de peso que es completamente virtual. Y la nueva investigación, publicada el 14 de julio en la revista Obesity, sugiere que es tan efectivo como los programas intensivos más caros.

Los usuarios del nuevo programa virtual perdieron un promedio de 5 a 6 kilos en 6 meses

En el estudio, Spring y su equipo examinaron a 562 adultos con sobrepeso y obesos en el área de Chicago. Durante 12 meses, recibieron recomendaciones personalizadas de dieta y ejercicio como parte del programa Opt-IN (un acrónimo de Optimization of Remotely Delivered Intensive Lifestyle Treatment for Obesity o Optimización del Tratamiento Intensivo de Estilo de Vida para la Obesidad por su traducción al español) de la Universidad del Noroeste. 

El programa utiliza una aplicación para ayudar a los participantes a controlar su ingesta diaria de calorías y grasas introduciendo los alimentos que consumen en su smartphone y controlando sus minutos diarios de ejercicio para alcanzar sus objetivos

Cada dos semanas, los participantes podrán consultar con un entrenador de salud designado que les proporcionará información sobre su progreso en un total de 12 sesiones a lo largo del programa. 

Leer más: Descubierta la proteína que podría ser responsable de los beneficios del ejercicio para el cerebro y que abre una nueva puerta para futuras terapias

El estudio encontró que los participantes perdieron, en promedio, de 5 a 6 kilos al final del programa de 6 meses. Más de la mitad de los participantes perdieron el 7% de su peso corporal inicial

El apoyo y la responsabilidad, no más sesiones de entrenamiento, condujeron a los mejores resultados


Crystal Cox/Business Insider

Aunque hay muchas variantes de aplicaciones para la pérdida de peso, Spring dijo a Insider que el programa Opt-IN es único en el sentido de que la aplicación envía datos directamente al entrenador de salud del usuario, ayudándole a ser responsable de sus objetivos. 

"Sabemos que el simple hecho de usar una aplicación tiene algún beneficio si no está conectada a un humano, pero no es el más potente", dijo Spring. "La salsa secreta es que estás enviando tus datos a un entrenador. Esto tiene dos ventajas —hay alguien que te hace responsable, y cuando hablas con el entrenador, la información que recibes es altamente personalizada".

Los investigadores observaron varios esquemas. Para su sorpresa, encontraron que reunirse cada semana con un entrenador —en lugar de cada dos semanas— no condujo realmente a un mejor resultado de pérdida de peso.

"El hecho de que no haya ventaja por el doble de tiempo de asesoramiento nos sorprendió", dijo Spring. "Y menos sesiones es también más barato, ya que pagar por los entrenadores personales es el gran gasto".

Los resultados sugirieron que 12 sesiones de asesoramiento eran suficientes para tener el efecto deseado.

"El asesoramiento ayuda a construir la confianza de las personas y las habilidades para controlarse a sí mismos", dijo Spring, y las 24 sesiones no parecían ofrecer ningún beneficio para eso.

Fue particularmente efectivo cuando los clientes fueron emparejados con un amigo o un miembro de la familia. 

"Lo que funcionó es hacer que el ambiente sea más de apoyo: los participantes entran al programa con un compañero de apoyo al que entrenamos en cómo ayudarle a cumplir con la dieta, animarle y ofrecerle apoyo emocional cuando lo necesite", dijo Spring. 

Leer más: Esto es lo que debes comer cuando haces ayuno intermitente

El programa cuesta mucho menos que cualquier otro servicio estándar y no requiere de viajes o citas

Actualmente, el estándar de oro para la pérdida de peso es el programa Nacional de Prevención de la Diabetes (DPP por sus siglas en inglés), que cuesta 1.500 dólares (o 1.300 euros aproximadamente) y que requiere un compromiso de un año de duración con múltiples visitas médicas que consumen tiempo. 

Como resultado, el DPP está disponible para solo el 4% de la población que podría beneficiarse de él, según las investigaciones. 

En contraste, el programa Opt-IN, que cuesta entre 324 y 427 dólares (o entre 285 y 375 euros aproximadamente), dependiendo de los tipos de intervención, es completamente virtual, lo que significa que los usuarios no tienen que preocuparse por el acceso al transporte, el cuidado de los niños, el tiempo fuera del trabajo u otras barreras para las citas en persona. 

"La vida es ajetreada y necesitamos ofrecer una atención que sea accesible a la gente, exista el COVID-19 o no", dijo Spring. "Si hay un lado positivo de esta situación, es que se ha demostrado lo mucho que podemos hacer con la telesalud. Realmente podemos hacer mucho más de lo que pensábamos que era posible".

Y además