España aumenta en un 93,4% sus compras de gas natural a Estados Unidos y en un 37% las importaciones desde Rusia

Un buque cisterna que transporta gas natural licuado (GNL).

Reuters

  • El descenso en la llegada a España de gas natural desde Argelia se ha compensado con creces con el aumento de las compras a Estados Unidos y a Rusia. 
  • Cada vez compra más gas natural licuado, que es más caro que el que se adquiere en su estado natural.

Europa hace esfuerzos para reducir la dependencia energética de Rusia. Se toman medidas para disminuir la demanda, buscan nuevos vendedores e incluso se plantean construir corredores de energía verde para que transporten gas (paradojas del sistema). Sin embargo, los datos sobre a quién le compra gas natural España muestran una tendencia preocupante.

Es verdad que está cambiando de proveedores de gas, pero no de la forma que sería esperable. 

Hasta noviembre de 2022, con datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (CORES) —dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica—, España compró 117.315 gigavatios hora (GWh) de gas natural a Estados Unidos

Esto supone la importación de 56.669 GWh más que en todo 2021, es decir, un aumento del 93,4%. En el caso de este país, todo lo adquirido ha sido en forma de gas natural licuado (GNL), lo que, además de otras diferencias, supone pagar un mayor precio, debido a los costes logísticos y operativos inherentes al proceso de transporte del mismo.

Este mapa revela dónde obtiene Europa el gas natural y por qué Rusia está cortando el suministro

Hasta aquí podría parecer normal: al querer reducir las importaciones desde Rusia, hay que buscarse otro dispensador. 

La contradicción aparece cuando se comprueba que las compras de gas natural a Rusia también han aumentado. En concreto, un 37% (de los 36.197 GWh de 2021 a los 49.618 hasta noviembre de 2022). También ha llegado todo en forma de GNL.

España cada vez le compra menos gas natural a Argelia

Aumenta la cantidad de gas natural que España le compra a Estados Unidos y a Rusia, entonces, ¿de dónde está cayendo? Pues del antaño principal proveedor, Argelia. 

En 2021, España le compró a Argelia 177.990 GWh de gas natural. En 2022 (sin contabilizar el mes de diciembre) la cantidad se ha reducido en un 45,6%, hasta los 96.893 GWh.

 

Este cambio respecto a de qué países adquiere gas natural España supone un importante aumento de costes, porque, a diferencia del de Estados Unidos y Rusia, el que viene de Argelia (en un 94,4%) viene en su estado natural, y no en forma de gas natural licuado.

Aunque aseguran que nada ha cambiado, las relaciones con Argelia (al menos en lo que se refiere a la compra y venta de gas natural) se han deteriorado desde que Pedro Sánchez envió una misiva al rey de Marruecos, Mohamed VI, apoyando la propuesta de que el Sáhara Occidental se convierta en una autonomía marroquí.

España compra un 26% menos de gas natural a África

Otros países con los que también ha variado la relación comercial de España son Qatar (de 26.169 a 14.339 GWh), Nigeria (de 47.690 a 58.954 GWh) y Francia (de 20.224 a 18.881 GWh).

Por zonas, las compras de gas natural de España en África han caído en un 26%, achacable en su totalidad al descenso en las importaciones de gas en estado natural, puesto que las de GNL han aumentado. 

2023: qué esperar de los precios de la energía

Las adquisiciones desde América (Perú y Trinidad y Tobago, además de Estados Unidos) aumentan en un 77,4%. Se ha importado un 9,5% más de gas de Europa (de nuevo con aumento en el licuado y descenso en el natural). Respecto a Oriente Medio, se ha pasado de 26.169 a 20.235 GWh (un descenso del 22,7%).

Y en cuanto a la zona de Asia-Pacífico (Australia, sobre todo, pero también Corea del Sur, Indonesia y Malasia) la caída es del 120,5%, aunque parte de cifras muy pequeñas (1.010 GWh en 2021 y 458 en 2022).

El consumo de gas natural en hogares, comercios e industrias descendió en un 21,4%

Algo que sí está consiguiendo España es reducir la demanda de gas natural. Según enagas, el consumo total de gas natural en 2022 alcanzó los 364,3 TWh, un 3,7% menos que en 2021, debido a un menor consumo convencional (-21,4%).

Este se refiere a la demanda en hogares, comercios e industrias, y su descenso se debe principalmente a un menor consumo industrial, especialmente en sectores como el de la cogeneración, explican.

Generador de energía: qué es, tipos y funcionamiento

La caída anterior se compensa en parte por el incremento de la demanda de gas para generación eléctrica, que se ha incrementado en un 52,6%, para llegar a los 138 TWh, el valor más elevado desde 2010. 

La razón, sostienen, "es la menor producción hidráulica y con cogeneración y pone de manifiesto el papel del gas natural para la generación de electricidad, como energía de respaldo de las renovables".

Además, agregan, "en el incremento de la demanda para generación eléctrica han influido las exportaciones de electricidad a Francia y Portugal, que han contribuido a reforzar la seguridad de suministro del sistema eléctrico europeo".

Otros artículos interesantes:

El precio del gas natural ha aumentado un 700% desde 2021 e impulsa una recesión generalizada

Tarifa de último recurso del gas natural: cómo contratarla y cuánto puedes ahorrar

Barcos que transportan 2.000 millones de dólares en gas natural esperan frente a las costas de Europa a que suba el precio para sacar más beneficio

Te recomendamos