El precio del gas natural ha aumentado un 700% desde 2021 e impulsa una recesión generalizada

Terminal de importación de gas natural licuado en Turquía.
Terminal de importación de gas natural licuado en Turquía.

Reuters

Desde principios del año 2021, el precio del gas natural, según informaBloomberg, se ha disparado en un 700%. Es, por tanto, una tendencia alcista que se inició con anterioridad a la invasión de Ucrania por parte de Rusia, pero que se ha agudizado con el conflicto bélico. 

El futuro no parece muy halagüeño y cada vez son más los especialistas que pronostican una recesión generalizada. 

La calefacción por aerotermia es un 25% más barata que la de gas natural y cuesta la mitad que la de gasóleo

Con la guerra en Ucrania, apuntan en Bloomberg, el gas rivaliza con el petróleo como combustible clave para dirimir los embates geopolíticos. 

Es grande la dependencia de muchos países europeos del gas ruso y, con, parece, un fin lejano de la contienda, los problemas de suministro se pueden multiplicar: tanto porque el país presidido por Vladímir Putin está recortando sus exportaciones como por la decisión de los territorios europeos de reducir al máximo sus compras y, así, en cierto modo, dejar de financiar la invasión de Ucrania

El gas natural y la nueva guerra fría

Ya se habla de que el elevadísimo precio del gas natural y su escasez pueden ser 2 de las patas principales sobre las que se asiente esta suerte de nueva guerra fría. 

Desde Alemania, anotan en Bloomberg, ya han advertido de que el colapso puede ser similar al de Lehman Brothers

Temen los germanos que el oleoducto Nord Stream, que transporta el gas ruso a Alemania y que se debe cerrar, el próximo 11 de julio de 2022, durante 10 días por mantenimiento, no vuelva a abrirse. 

Kevin Book, director de ClearView Energy Partners LLC, afirma en la noticia comentada que el mundo piensa ahora en el gas como en su momento pensó en el petróleo: su papel basilar para las economías modernas, sostiene, y la necesidad de tener un suministro diverso y seguro es cada vez más visible. 

Tengo 23 años y me enfrento a mi primera crisis económica como adulta: los 6 mejores consejos que me han dado para gestionar la ansiedad financiera

Una de las primeras soluciones por las que se apostó fue la de recurrir a las compras de gas natural licuado (GNL) a Estados Unidos. De hecho, el pasado 25 de marzo de 2022, se rubricó un acuerdo, en el marco del Consejo Europeo que se celebraba en Bruselas, para que Estados Unidos aumentara sus envíos de GNL a Europa

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, señaló, tras reunirse con el presidente estadounidense Joe Biden, que recibirán 15 bcm adicionales de GNL en 2022. Por añadidura, se garantiza un compromiso de suministros adicionales de gas natural licuado durante los 2 próximos años. 

Infraestructuras y parón en la lucha contra el cambio climático

La enorme demanda y la escasa oferta de gas natural, acentuada sobremanera tras la invasión de Ucrania, tiene otra derivada de suma importancia: supone un parón en la lucha contra el cambio climático, puesto que muchos países deberán dar marcha atrás en su decisión de eliminar el uso de carbón y energía nuclear

Otro aspecto de notable relevancia es la necesidad de crear infraestructuras contrarreloj para abastecer a los diferentes países. 

En Bloomberg se refieren, por ejemplo, al proyecto de 28.326 millones de euros (29.000 millones de dólares al cambio actual) para impulsar las exportaciones de GNL desde Qatar y en el que participan gigantes como Exxon Mobil Corp. y Shell Plc. 

10 respuestas a preguntas frecuentes sobre las recesiones

En el Viejo Continente también se acelera la construcción de terminales de importación: Alemania -el país más dependiente del gas ruso- ya ha destinado para ello 2.930 millones de euros (3.000 millones de dólares). 

Con el precio del gas natural en un rally alcista de difícil previsión y las evidentes carencias europeas, el riesgo del colapso económico es palpable. 

En este sentido, Deutsche Bank ya se ha referido a una recesión económica inminente en Alemania por el racionamiento de energía. Morgan Stanley extendió la preocupante predicción a todo el continente europeo: "Toda la zona euro estará en recesión a finales de 2022", aseguraron sus especialistas. 

Otros artículos interesantes:

¿Cómo la guerra entre Rusia y Ucrania ha provocado una crisis alimentaria a nivel mundial?

10 medidas para que Europa dependa menos del gas natural de Rusia

Este gráfico explica por qué Moscú podría recurrir a China para aumentar las importaciones de petróleo tras un potencial embargo de la UE

Te recomendamos