Por qué deberías dejar de fiarte del peso que marca la báscula, según una nutricionista

mujer pensándose en la báscula

Getty Images

  • El peso que marca tu báscula no es representativo de tus logros en lo relativo a adelgazar, según apunta la nutricionista Paloma Quintana en una entrevista en Uppers.
  • Como explica la especialista, puede darse el caso de que la aguja muestre una pérdida de peso, pero que solo se trate de masa muscular y no de grasa, lo conveniente para adelgazar de manera saludable. 
  • En su opinión el contorno de cintura es un indicativo más fiable del peso y la salud.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando se está a dieta pesarse puede convertirse en toda una obsesión. 

Y eso a pesar de que la mayoría de los expertos recomiendan no subirse a la báscula todos los días, sino hacerlo una vez a la semana y de forma regular. —La mejor hora del día para pesarse parece ser por la mañana nada más ir al baño, en la misma balanza y sin ropa—. 

De lo contrario puedes terminar desquiciado por no ver resultados inmediatos, lo que te lleve a abandonar el duro propósito de comer menos, mejor y hacer ejercicio que te has marcado.

Si eres de los que te pesas en todo momento ten en cuenta que si obtienes cifras muy variables es normal. Por ejemplo, subirte a la báscula con ropa puede hacer que la aguja fluctué entre 500 gramos y un kilo de diferencia.

Pero tu vestimenta no es el único elemento que entra en juego a la hora de valorar tus kilos. De ahí que la nutricionista Paloma Quintana recomiende no fiarse del peso que marca la báscula, a la hora de analizar si estás adelgazando o no.

"Llegan persona a consulta que dicen 'me he pasado comiendo este fin de semana y he engordado tres kilos', ese peso que marca la báscula no es real. No se ganan tres kilos de grasa en dos días. Ese número puede estar indicando un mayor acúmulo de líquido porque hemos comido más carbohidratos o más sal y el cuerpo lo regula de manera natural, tampoco hay que ir corriendo a por un diurético", explica la experta a Uppers.

Cómo evitar el efecto rebote y no volver a engordar cuando dejas una dieta

Desgraciadamente el engaño también puede darse del otro lado, cuando los kilos marcados indican una pérdida de peso. 

Aquí, como remarca la nutricionista, puede esta sucediendo que lo que se ha perdido es masa muscular, por ejemplo por la falta de ejercicio, pero que el nivel de grasa corporal siga siendo el mismo.

"Si nos fiamos ciegamente de la báscula lo único que hacemos es engañarnos a nosotros mismos porque creemos que esa subida y bajada de peso son determinantes y que encima vienen dadas por nuestra grasa corporal y eso, con un número, es muy difícil de valorar. Es decir, la báscula no pesa mal, pero el valor que nos da no es representativo", enfatiza al medio.

El contorno de cintura, un indicador mejor para saber si estás perdiendo grasa

Y si no debes fiarte de la báscula, entonces cómo puedes comprobar que estás logrando adelgazar. Nada más sencillo que coger la cinta métrica y medirte el contorno corporal, sobre todo el de la cintura.

 "Medir la cintura a la altura del abdomen, por ejemplo, es mucho más representativo y nos va a indicar la grasa visceral que es una de las más preocupantes. O incluso una forma de evaluación muy interesante es la evaluación fotográfica, que puede parecer muy superficial o incluso muy subjetiva pero no lo es. Al comparar, pasado un tiempo, la fotografía nos va a ayudar a evaluar la evolución sin necesidad de pesarse a menudo", aconseja Quintana.

El diámetro de cintura se coloca incluso como un indicador del peso y salud más efectivo  que el Índice de Masa Corporal (IMC) para algunos expertos.

A este respecto, puede haber personas que a pesar de estar en un IMC normal, metabólicamente puedan ser considerados obesos por tener un porcentaje de grasa visceral elevado. Y por ende, enfrentar los mismos riesgos de salud.

La grasa visceral es aquella que se acumula en la sección media de tu organismo, es decir, en tu vientre. Y además de ser terriblemente compleja de eliminar, puede conllevar serias implicaciones para la salud, ya que entre otras cosas, se cree que puede afectar al funcionamiento de los órganos internos que recubre.

Específicamente, tener una cintura de más de 102 centímetros para los hombres o de 88 centímetros para las mujeres se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y ataque cardíaco.

Por ello, la nutricionista recomienda darle más importante a estos parámetros de obesidad, como la cintura o los porcentajes de grasa y músculo, que centrarse meramente en el peso que marque tu báscula.

Otros artículos interesantes:

Esto es lo que hace falta andar para que sea efectivo a la hora de perder peso, según los expertos

Puedes mejorar tu salud cardíaca con solo 15 minutos de este tipo de entrenamiento, según un estudio

Estos sencillos ejercicios te ayudarán a ponerte en forma para el verano, según un entrenador personal

Te recomendamos

Y además