Reino Unido prepara una investigación contra Amazon y su uso de los datos, siguiendo la estela marcada por Bruselas

amazon review falsa

Reuters

  • El regulador de la Competencia británico (CMA, por sus siglas en inglés) está planteando una nueva investigación contra Amazon similar a una que ya se cursa en Bruselas.
  • El organismo quiere determinar cómo Amazon selecciona los artículos que sugieren a los usuarios que están llenando su cesta de la compra digital.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El regulador británico de la Competencia va a abrir una investigación contra Amazon. Según avanzan el Financial Times o Reuters, la CMA lleva meses siguiendo la pista al gigante del comercio electrónico para tratar de vislumbrar cómo la plataforma utiliza los datos que extrae de sus operaciones.

En concreto, la CMA está analizando cómo Amazon decide qué productos pone en un panel de artículos sugeridos mientras los usuarios van llenando su cesta de la compra en línea. Lo que el CMA británico quiere determinar es si Amazon estaría beneficiando a los vendedores que utilizan su plataforma logística para distribuir y enviar sus productos, frente a aquellos que utilizan la plataforma de venta pero no hacen uso de los sistemas de distribución de la multinacional.

Un portavoz del regulador británico destacaba al Financial Times que la organización cuenta con un completo porfolio de casos contra las grandes tecnológicas y que han estado siguiendo algunos de los procedimientos abiertos contra las mismas en Bruselas.

La investigación británica sigue la estela de una de las dos que está cursando la Comisión Europea contra el gigante tecnológico, también sobre esta caja de artículos sugeridos a sus usuarios. La otra investigación que Bruselas está llevando a cabo contra Amazon busca determinar si la multinacional está usando los datos de los terceros vendedores que utilizan su plataforma en detrimento de ellos mismos.

Algunos empleados de Amazon Prime aseguran que las mujeres tienen menos ascensos y existe una agresiva cultura de liderazgo masculino

En otras palabras: Bruselas quiere saber si Amazon está aprovechándose de los terceros vendedores para recabar información sobre los artículos que mejor funcionan para así lanzar ellos mismos productos de características similares que patrocinar o potenciar por encima del de sus rivales. Esta acusación se formalizó a finales del año pasado.

Sin embargo, en marzo se abundaba en que Europa estaba teniendo problemas para continuar este caso, que arranca en verano de 2019. Los investigadores reconocían en el Financial Times que estaban teniendo dificultades para acceder al algoritmo de la plataforma y comprenderlo.

El de Reino Unido sería el nuevo frente que se le abriría a Amazon, que por el momento ha declinado hacer comentarios en los medios internacionales. Esta información llega el mismo día en el que la multinacional tecnológica ha anunciado sus planes para aumentar su plantilla en España en hasta 3.000 nuevos empleos fijos, lo que llevará a contar con 15.000 trabajadores en el país.

El uso que hacen de los datos las grandes multinacionales tecnológicas es un debate muy presente en Europa, que se ha convertido en un quebradero de cabeza para muchas firmas estadounidenses y chinas. El continente prepara sus leyes de Servicios Digitales y Mercados Digitales con las que abren las puertas a una mayor regulación del sector.

De forma paralela, la Unión Europea anunciaba hace semanas una actualización en sus políticas para combatir la desinformación y varios comisarios europeos invitaban a tecnológicas como Facebook a modificar y retocar sus algoritmos para hacer más efectivo este combate contra las noticias falsas. En el Senado, el mánager de Políticas Públicas de Facebook para España y Portugal esquivaba esta idea.

Con todo, la Unión, que ya advirtió el año pasado que si no se alcanzaba un acuerdo en la OCDE se aplicaría una tasa Google comunitaria, espera que la propuesta del G7 de implementar un nuevo tipo de Sociedades global de mínimo del 15% evite que compañías tecnológicas sigan eludiendo impuestos en los países en los que generan beneficios.

Un acuerdo global sobre fiscalidad a las tecnológicas obligará a España a aparcar la tasa Google, pero la clave es si esto pasará antes de la primera liquidación

La propuesta del G7 seguirá debatiéndose y podría calar en el seno de la OCDE, el organismo que mantiene vivo el debate sobre la nueva fiscalidad digital. Estados Unidos anunció aranceles sobre 323 millones de dólares en productos españoles, pero los ha congelado 6 meses hasta que se alcance un acuerdo. De momento, la tasa Google española no se ha liquidado ni una sola vez y de momento no hay información sobre cómo se liquidará, ya que no se ha desarrollado la normativa.

El G7 planeaba en su propuesta que estos nuevos tipos se aplicaran a las tecnológicas en los mercados en los que sus márgenes de beneficio superasen el 10%, cosa que no le ocurre siempre a Amazon. Sin embargo, el gigante del comercio electrónico ha asegurado prever que se le aplique este nuevo tipo de igual manera.

Otros artículos interesantes:

El CEO de Levi's admite que los planes de Amazon de aumentar sueldos hacia los 20 dólares a la hora le está forzando a repensar sus salarios en un momento de competitividad en el mercado laboral

Las plataformas abusan de la nostalgia porque se ha convertido en una apuesta segura: ¿El último ejemplo? La reunión de 'Friends'

Una valoración de 5 estrellas en Amazon a cambio de un producto gratis: así funcionan por dentro los grupos de Telegram que organizan las opiniones falsas