Pasar al contenido principal

La salida a bolsa de Pexip, rival de Zoom, anticipa un futuro cada vez más digitalizado en los mercados, según la responsable del mercado español de Euronext

Susana de Antonio, responsable del mercado español de Euronext.
Susana de Antonio, responsable del mercado español de Euronext. Euronext
  • Susana de Antonio, responsable del mercado español de Euronext y de la iniciativa EU Tech Hub, habla sobre la situación de las OPV y del programa TechShare, un plan de formación previa que trata de facilitar a las empresas su salida a bolsa.
  • Euronext pretende que las compañías tengan claro que la opción de salir a bolsa es una alternativa para conseguir financiación y que por lo menos sea una operación a explorar o entender. 
  • “Seguimos viendo un interés generalizado dentro del sector tecnológico en entender qué supone una salida a bolsa”, asegura de Antonio en una entrevista con Business Insider España.
  • La salida a bolsa de la compañía noruega de videollamadas Pexip, rival de Zoom fue una operación que, de algún modo, rompió el tabú preexistente, explica la representante de Euronext.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mercado de salidas a bolsa ha quedado eclipsado en 2020 por la pandemia del COVID-19. Así lo constataba un informe de la consultora PwC, que cifra el descenso de estas operaciones en un 31% respecto al primer trimestre del 2019. Una dinámica que se ha ido soliviantando a medida que se ha comenzado a producir la desescalada.

Susana de Antonio, responsable del mercado español de Euronext y de la iniciativa EU Tech Hub, habla sobre la situación de las OPV y del programa TechShare, un plan de formación previa que trata de facilitar a las empresas la salida a bolsa. Con el apoyo de 75 socios de la industria financiera, ha capacitado a más de 400 empresas tecnológicas desde el lanzamiento del programa. 

“Es un programa pre-OPV para aquellas las empresas que se plantean una salida a bolsa en los próximos 1 a 3 años, para brindarles soporte para esta estrategia de financiación y desarrollo”, explica de Antonio en una entrevista con Business Insider España. El objetivo es, fundamentalmente, que entiendan bien las implicaciones sobre cómo es un proceso de salida a bolsa y cómo han de prepararse, además de las ventajas e inconvenientes que arrastra. 

“Hacemos una selección entre las candidatas que recibimos, sobre todo para elegir las que creemos que están en mejor posicionadas para aprovechar el programa, aunque después que la empresa acabe saliendo a bolsa es difícil de prever”, describe. 

El programa no tiene ningún coste y tampoco tiene ningún compromiso. Lo que Euronext pretende es que las compañías tengan claro que la opción de salir a bolsa es una alternativa para conseguir financiación y que por lo menos sea una operación a explorar o entender. 

La responsable del mercado español de Euronext agrega que, para entrar en este programa de formación de salidas a bolsa, es fundamental que sean empresas que tengan una trayectoria y que tengan un modelo de negocio consolidado y sólido, que por lo menos hayan hecho alguna ronda de financiación, o que ya tengan resultados, y un modelo de negocio probado. “Lo que buscamos es empresas que puedan planteárselo, pues es un horizonte de 1 a 3 años”, dice. 

¿Y de qué consta el plan? De Antonio expone que disponen de un mix de clases que imparten profesores de escuelas de negocio, quizá no en temas exclusivamente de salidas a bolsa, sino más de gestión o de estrategia, para que al final se genere un valor adicional para las empresas que asisten. 

“Luego, tenemos los testimonios de alguna empresa cotizada que va a contar su experiencia entre los participantes”, relata. Además, trata de facilitar el networking, busca seminarios un poco más concretos, adaptados por sectores nuevos, a segmentos como el de la biotecnología, u otros más ligados al comercio etc.

Leer más: 5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

El interés en las OPV, pese al COVID-19

Una de las cuestiones clave es, teniendo en cuenta este escenario de desaceleración del crecimiento y de incertidumbre en los mercados, si el interés en salir a cotizar se mantiene bajo una actividad normal.  

“Sí que seguimos viendo un interés generalizado dentro de lo que es el sector tecnológico en entender lo que supone una salida a bolsa”, asegura de Antonio. Además, en entornos de crisis siempre es momento de reflexionar. “Muchas empresas se plantean en la necesidad de tener más alternativas de financiación porque nunca se sabe cómo evolucionarán los fondos de los bancos o el capital riesgo”, describe. 

Por tanto, existe un atractivo por parte de las empresas por participar en el programa y mantener sus potenciales salidas a bolsa en el corto y medio plazo. De hecho, hablando un poco del mercado de salidas a bolsa en general en el mes de mayo la salida a bolsa de Pexip, compañía noruega y rival de Zoom en el sector de las videoconferencias, marcó un hito en el mercado europeo. 

“Fue una OPV 100% virtual, con un roadshow completamente telemático, contactando con los inversores solo por videoconferencia y consiguieron levantar más de 200 millones de euros y está teniendo un comportamiento en bolsa muy bueno”, destaca de Antonio. 

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

Resultó ser una operación que, de algún modo, rompió un poco el tabú preexistente, de que compañías realmente interesantes y con prospección y con visibilidad pueden salir a cotizar en los mercados. “Algo que parecía hace unos meses impensable, al final se ha podido hacer, y pienso que se ha podido dar por el interés que sigue habiendo en el mercado para invertir en estas empresas”, argumenta. 

De Antonio comenta también, eso sí, haber detectado que algunas empresas que estaban pensando en una salida a bolsa para justo antes de verano las han retrasado al otoño y, en algunos casos, a principios de 2021. “Pero los planes siguen ahí, pues hay muchas veces que incluso se han visto reforzados, porque con esos meses adicionales hay un mayor tiempo para consolidar los negocios”, opina. 

Hacia una mayor digitalización en las salidas a bolsa

Lo que ha evidenciado la pandemia del coronavirus es que, con la digitalización, incluso, pueden ejecutarse salidas a bolsa. Un ejemplo sería el de Pexip. No obstante, la pregunta es si esas OPV virtuales han llegado para quedarse en algún u otro sentido. 

“Diría que sí viendo los comentarios de, ya no solo los inversores, sino también de los bancos colocadores, productores o todos los que están involucrados en el proceso”, analiza la responsable del mercado español de Euronext. 

“Quizá no todo sea virtual, pero sí que exista una mezcla, porque además el ejemplo de Pexip ha destacado bastante con respecto a los criterios ESG”, afirma.  

Con esa salida a bolsa virtual se ha conseguido reducir las horas de viaje de los inversores, ahorrando toneladas de CO2, ahorro en costes por cancelación de vuelos y un largo etcétera. De ahí a que de Antonio considere que puede haber un mix entre salidas a bolsa presenciales y virtuales durante los próximos años, bien por voluntad o por obligación en búsqueda de esos criterios más responsables. 

Y además