Spiritus, el coche eléctrico y autónomo de Daymak será capaz de minar criptomonedas mientras se carga y llegará al mercado en 2023

Coche autónomo

Getty Images

  • Dos tecnologías innovadoras se unirán en Spirit, el nuevo coche eléctrico del fabricante de automóviles canadiense Daymak: la conducción autónoma y el minado de criptomonedas.
  • El vehículo podrá minar divisas virtuales mientras permanece aparcado en su tiempo de carga. Su llegada al mercado en 2023 podía cambiar el rumbo de la industria automotriz. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Uno de los principales problemas que presenta el actual minado de criptomonedas se trata de lab elevada potencia que requiere y la alta cantidad de energía que consume: la conducción futura puede tener la llave para contribuir a que este sistema criptográfico opere. 

Puesto que los coches autónomos requieren computadoras muy avanzadas para moverse de forma automatizada dentro de su entorno, la potencia de sus procesadores puede aprovecharse para minar criptomonedas. Es la idea que ha tenido Aldo Baiocchi, CEO del fabricante de automóviles canadiense Daymak: su coche autónomo extraerá divisas virtuales mientras se encuentra estacionado.

Según informa Wired, el coche saldrá al mercado en 2023, revolucionando por completo el sector de la automoción al sacar valor de este incremento en la potencia informática. El CEO de Daymak considera visionario este mercado de las criptomonedas, y su automóvil autónomo Spiritus tiene como propósito causar toda una "revolución blockchain". 

Un comunicado de prensa de la propia compañía cifra en 350 millones de dólares la suma en pedidos anticipados, que por supuesto contemplan la posibilidad de pago en divisa virtual, incluyendo Cardano, Ethereum y Doge.

 "En 2023 todo el mundo pagará con criptografía, y estamos construyendo los coches con eso en mente", asevera el CEO de Daymak.

"La idea tiene un potencial tremendo porque estamos viendo no miles, sino decenas de millones de supercomputadoras en estos autos", dijo Keith Strier, vicepresidente de iniciativas mundiales de inteligencia artificial de NVIDIA, anticipando una nueva tendencia para la industria. 

No obstante, el auge del vehículo autónomo también tiene su reverso negativo: los coches inteligentes son mucho más vulnerables a los ciberataques. Un buen ejemplo de ello fue el incidente con ransomware que bloqueó a Colonial Pipeline Company el pasado mes de mayo y que les obligó a desconectar temporalmente todas las operaciones del oleoducto. Finalmente, abonó 4,4 millones de dólares a los hackers para recuperar el acceso a sus sistemas IT. 

Otros artículos interesantes:

'Mach-Eau', la nueva colonia de Ford para que los coches eléctricos sigan teniendo ese olor familiar a gasolina

Qué tienen en común el coche autónomo y el futuro de la vivienda, según el CEO de Housell

El creador de Dogecoin asegura que jamás volverá al mundo de las criptomonedas: "Es una tecnología derechista e hipercapitalista construida para amplificar la riqueza de sus promotores"