Pasar al contenido principal

Telefónica descarta cambios en la estrategia por el COVID-19 y sigue apostando por intentar aumentar el precio de la acción con el plan a largo plazo

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
Reuters
  • Telefónica descarta realizar cambios estratégicos por la crisis del COVID-19 a pesar de que José María Álvarez-Pallete, presidente de la compañía, ha reconocido el impacto en el precio de la acción. 
  • "No gestionamos a tres meses vista con decisiones a corto plazo", ha insistido Pallete, que confía que la ejecución del plan acabará reflejándose en el precio de la acción. 
  • El presidente de la compañía también ha indicado que el objetivo para 2020 es optimizar la generación de caja y continuar reduciendo la deuda. 
  • Álvarez-Pallete ha resaltado que 2020 ha sido el año en el que ha arrancado el Plan de Acción para construir la Nueva Telefónica que guiará la estrategia de la compañía en los próximos años. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Telefónica mantendrá su plan estratégico y descarta hacer cambios por la crisis del COVID-19, según ha indicado el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, en el marco de la Junta de Accionistas que se ha celebrado de forma telemática por la pandemia. 

El presidente de la compañía sí ha reconocido que la situación ha tenido su impacto en las acciones de Telefónica: “No somos inmunes a esta situación, pero nuestro negocio es más resistente que otros". 

"No gestionamos a tres meses vista con decisiones a corto plazo como la venta de infraestructuras o planes masivos de recompra de acciones para mejorar el precio", ha indicado, señalando que confía en que el plan estratégico que definió para la compañía en noviembre "se reflejará en la cotización de la acción”. 

Las acciones de la compañía, que en 2007 llegaron a cotizar por encima de los 22 euros, han caído paulatinamente a lo largo de la última década. En junio del año pasado se negociaban sobre los 7 euros, pero tras la crisis del coronavirus el precio marcó mínimos por debajo de los 4 euros. Este viernes, tras las palabras de Pallete, subían más de un 2% para situarse en torno a los 4,60 euros.

De cara a 2020, el objetivo de Telefónica es "optimizar la generación de caja" y continuar reduciendo la deuda de la compañía, que se ha reducido 15.000 millones de euros desde junio de 2016.

"Seguiremos invirtiendo, seguiremos reduciendo deuda y seguiremos manteniendo un dividendo atractivo y sostenible", ha asegurado Pallete.

Leer más: Google abrirá un centro de datos en Madrid gracias a un nuevo acuerdo con Telefónica, que aprovechará para impulsar su división de servicios en la nube, inteligencia artificial y big data

También ha puesto en valor la posición de liquidez de la empresa, recordando que supera los 22.500 millones de euros y ha asegurado que tienen "cubiertos los vencimientos de los próximos dos años". 

Álvarez-Pallete ha reivindicado la estrategia de la compañía que se focaliza en la inversión y crecimiento en los cuatro mercados más importantes de la compañía (España, Brasil, Alemania y Reino Unido), la segregación de los negocios en Hispanoamérica y el lanzamiento de lanzamiento de Telefónica Tech. 

En esa línea, ha resaltado que 2020 ha sido el año en el que ha arrancado el Plan de Acción para construir la Nueva Telefónica que guiará la estrategia de la compañía en los próximos años. El presidente ha destacado el cierre en mayo de su mayor operación corporativa con la unión empresarial entre O2, la filial británica de Telefónica, y Liberty Global para crear un gigante en el mercado británico.

Leer más: Movistar llega un acuerdo con la desarrolladora de Fortnite para que puedas pagar las compras dentro del videojuego directamente en la factura telefónica

Dentro de esa estrategia también se enmarcan así las alianzas empresariales con otras grandes tecnológicas para nube y ciberseguridad, como la recientemente anunciada con Google

Asimismo, ha anunciado la adquisición de más de 10.000 torres de su filial alemana por parte de Telxius. Con la transacción, Telefónica podrá reducir deuda en 500 millones entre 2020 y 2021.

En cuanto al ejercicio de 2019, Telefónica cerró con unos ingresos por encima del 3%, en torno al 2% en resultado operativo antes de amortizaciones e impuestos y el beneficio neto subyacente supera los 3.500 millones de euros. 

El presidente ha destacado que también alcanzaron la cifra de flujo de caja libre más alta desde 2012—casi 6.000 millones de euros—a pesar de haber invertido 8.800 millones de euros en redes. 

Y además