Pasar al contenido principal

Cuando viajar es "casi" lo más importante en la vida: tendencias en el sector de los viajes de las nuevas generaciones

Mochilero viaje
Rawpixel/Unsplash
  • El sector del viaje afronta una metamorfósis y evoluciona de la mano de la generación millennial y la generación Z.
  • Emergen tendencias como el bleisure, que combina negocios y ocio y nuevos destinos toman el relevo a otros en entre los más buscados.
  • De repente, es importante lo instagrameable que es un hotel, el huésped puede ser atendido por robots y algunos hoteles se inspiran en fábulas de películas

Viajar es vida, estímulo y pensamiento. Crea la tormenta perfecta de incertidumbre y duda, pero también conforma esos recuerdos vívidos y sólidos. Es una experiencia y, cómo tal, no se puede devolver. Por eso, cada vez, más los viajeros son más precisos (o exigentes, según se mire) con el tipo de viaje que quieren.

El sector de viajes crece y crece sin parar, pero lo hace de forma distinta a cómo lo ha hecho hasta ahora. Ha sido de la mano de la generación millennial y, ahora, también de la generación Z que el sector afronta su particular metamorfosis.Ya no es tan importante poseer como vivir. Una nueva filosofía del viaje que hace evolucionar el sector.

La mentalidad de partida, subyacente a todo ello, es que los millennials valoran viajar por encima del sexo, los carbohidratos y el café, apunta Melissa Maher, vicepresidenta senior de Global Partner Group en Expedia. “El 72% de los millennials espera vivir una experiencia de ensueño cuando viaja”, dice.

Una perspectiva que Booking.com traslada a España en un estudio. Y es que el 62% de los viajeros españoles considera que es más importante vivir experiencias que tener posesiones materiales.

La generación Z, los nacidos entre 1995 y 2015,  tienen un poder adquisitivo potencial de 143.000 millones de dólares. Y serán, de hecho, la generación mayoritaria en el 2020. “Están incorporándose al escenario laboral y quieren viajar”, analiza la escena Jenifer Andre,  directora senior para América del Norte y América Latina de Expedia Group Media Solutions.

El informe Cómo las nuevas generaciones están transformando la forma de viajar, elaborado por Expedia Group Media Solutions, recoge cómo la generación Millennial (nacidos entre 1981 y 1995) viaja una media de tres veces al año mientras que la generación Z lo hace algo menos.

Leer más: 100 viajes que todo el mundo debería hacer una vez en la vida, según los expertos

No obstante, ambas muestran apertura de miras a la hora de escoger destino, y hasta dos tercios de los viajes han partido de indecisiones: “esto supone una gran oportunidad para los mercados para captar el interés de los viajeros” señalan los portavoces de Expedia.  En este sentido, un estudio elaborado por Booking.com sobre las tendencias de los viajeros españoles en 2019, desvela que más de la mitad de ellos tiene en cuenta los problemas sociales del destino a la hora de decidir sus vacaciones

Otra cara de la misma moneda: el 19% de los españoles aspira a convertirse en influencers viajando, tal y como recoge Booking.com. En consecuencia, el 13% sigue las recomendaciones de las elecciones de los famosos y el 6% se ha hecho una foto en un alojamiento que no era suyo. 

Y como añadido, el 63% de los españoles afirma que viajar les ha preparado mejor para la vida, según Booking.com. Tanto es así que “2019 verá un repunte de personas que quieren aprender algo nuevo mientras viajan, así como un aumento de las vacaciones para formarse o trabajar como voluntario entre viajeros de distintas generaciones”, aseguran desde Booking.com. 

Sobre los millenials, insiste Jennifer Andre, directora senior para América del Norte y América Latina de Expedia Group Media Solutions: “Son la generación que ha nacido y crecido con la crisis. Entendieron el valor del dólar y ellos deciden cómo gastarlos”.

El BLEISURE rompe esquemas

Es una tendencia cada vez más consolidada. Esta combinación entre negocios y ocio (business+pleasure) gana adeptos entre la mentalidad de jóvenes generaciones con otra forma de ver y vivir la vida. Sí, los millennials viajan por trabajo. Pero ahora, la generación Z sigue y copia los pasos de sus hermanos mayores. 

Leer más: Los 19 destinos turísticos que debes visitar en 2019, según Airbnb

El viaje de trabajo se ha convertido en una excusa tan buena como cualquier otra para aprovechar el trayecto, por qué no, enriquecerse durante unos días adicionales en el destino. De hecho, según las estadísticas que maneja Expedia una media del 63% de los jóvenes optarían por el bleisure, una opción que llegaría hasta a duplicar la duración del viaje. 

Destinos de moda 

La tradición todavía impera a la hora de seleccionar viajes. Y es que los destinos más populares en las búsquedas a lo largo del 2018 han sido, por orden, Londres, Nueva York, París, Palma, Madrid, Barcelona y Roma, según informaron fuentes de Skyscanner a Business Insider. 

Pero entre los destinos emergentes se encuentra una ciudad española. En el top 20 de destinos cuya demanda ha crecido más desde 2016: Santander. No obstante el listado está liderado por Oakland, Ponta Delgada, Verona, Luxemburgo y Craiova. 

Por el contrario, Luxemburgo encabeza los destinos que han bajado más de precio desde 2016. Le sigue Poznan, Lamezia Terme, Aberdeen y Verona.

Nuevos formatos de alojamientos

Y ya que estas nuevas generaciones van a la caza de experiencias, esta idea se ha metido también en el seno de la propia concepción de los alojamientos.

La automatización llega a los hoteles y ya existen ejemplos en los que los clientes atendidos por robots. El ejemplo expuesto no era quizás el más esperado y es que, según apunta Melisa Maher,  vicepresidente senior de Expedia, en los suburbios de Tokio ya existe un hotel en el que el recepcionista es un robot dinosaurio , que atiende al huésped a la hora de hacer el check in. El Henn-na Hotel ha sido incluido en el libro Guiness de los records por ser el primer hotel en ser atendido por robots.

Leer más: 7 duras lecciones que aprendí cuando me mudé a la otra punta de Estados Unidos

 Las redes sociales toman fuerza también en la experiencia de alojarse. De repente, es importante lo instagrameable que es un lugar y, a la vez, un condicionante. Tanto es así que un hotel de Dubai se ha convertido en el hotel más posteado en redes sociales.

Y la ciudad sin Ley, la de los sueños oscuros,  no podía ser menos. Un hotel de Las Vegas cuenta habitaciones diseñadas para ser fotografiadas en redes sociales. 

La experiencia se convierte, igualmente, en elemento tangencial arrastrado por las nuevas generaciones y sus hábitos. Sin ir más lejos (o yendo más lejos aún) en Nueva Zelanda existe un hotel diseñado a imagen y semejanza del decorado de El Señor de los Anillos. O más surrealista quizás, hace poco, un hotel submarino fue inaugurado en las Maldivas. Una estancia en la que dormir entre tiburones que es propiedad de la cadena hotelera Hilton. 

Te puede interesar