La teoría de que los trabajadores de Shein lanzan llamadas de socorro mediante las etiquetas gana peso en las redes, pero no evidencias

Shein

Shein

Una teoría de la conspiración que sostiene que los trabajadores del minorista chino de moda rápida Shein están lanzando mensajes encriptados para pedir ayuda a los clientes se ha vuelto viral, a pesar de no haber evidencias que respalden estas acusaciones.

En concreto, han sido varios videos de TikTok los que mueven la teoría a raíz de una etiqueta cosida en algunas prendas que decía: "No lavar en seco debido a la tecnología de ahorro de agua, necesito su ayuda para lavar con detergente suave la primera vez", de acuerdo a una información de Rolling Stone

Así, los videos afirmaban que el texto "necesito su ayuda" era una llamada de socorro encriptada, cuando lo más probable es que la etiqueta sea solo una mala traducción de las instrucciones de limpieza, al tiempo que no hay evidencia de que esté vinculado tras ella ningún trabajador.

Unas afirmaciones que también han sido desacreditadas por el sitio web de verificación Snopes que las calificó, en su mayoría, falsas y señaló que no estaba claro a qué marca de ropa se le endosó esa etiqueta en particular.

En TikTok, los videos sobre la misma teoría tiene más de 41 millones de visitas y ha recibido más de 6 millones de "me gusta" desde que se publicó el mes pasado. Los verificadores de contenido descubrieron que la prueba gráfica mezclaba informaciones dispares e incidentes no relacionados durante la última década, al tiempo que excluía más contexto.

De hecho, una de las etiquetas de ropa que se muestran en el video presenta las palabras "AYÚDAME", pero no es de Shein. Otra etiqueta que se muestra en el video tenía la frase "Tengo dolor dental", aunque esa imagen se publicó en Reddit hace 8 años y parece no tener ninguna relación con Shein. 

El video de TikTok también mostraba una noticia de un medio local que detallaba un incidente de 2015 en el que una mujer en Michigan encontró una petición de ayuda en un paquete de ropa interior. Esa prenda fue fabricada en Filipinas por Handcraft Manufacturing Corporation, una empresa de Nueva York.

"En Shein nadie juzgó mi cuerpo": la legión de desencantadas con la moda tradicional que encuentran en la empresa china un salvavidas al que perdonan sus sombras

Shein ha negado las acusaciones en un comunicado publicado en su cuenta de TikTok."Recientemente, se publicaron varios videos en TikTok que contienen información engañosa y falsa sobre SHEIN", arrancaba el comunicado de la compañía. 

"Queremos dejar muy claro que nos tomamos en serio los asuntos de la cadena de suministro. Nuestro estricto Código de conducta prohíbe a los proveedores usar niños o trabajo forzoso y no toleramos cualquier tipo de incumplimiento", proseguía.

Pero lo cierto es que a pesar de estas afirmaciones que, en particular, parecen ser falsas, Shein y otras empresas de moda rápida han sido objeto de escrutinio por su impacto en el medio ambiente y sus condiciones de trabajo.

Tanto es así que un informe del organismo de control suizo Public Eye alegaba que varios miembros del personal de Shein trabajaban 75 horas a la semana y lo harían con 3 turnos por jornada laboral. Condiciones que chocaban de lleno con lo que reza la legislación laboral china, la cual precisa que una semana laboral debe comprender un máximo de 40 horas.

De hecho, algunas de las instalaciones de los proveedores de Shein se establecieron de manera ilegal en edificios residenciales y no tenían salidas de emergencia o ventanas adecuadas, informó Business of Fashion el año pasado.

Pero ahí no acaba todo, porque la compañía también ha sido acusada regularmente de robar sus diseños de otros diseñadores. Es el caso de Levi's o el fabricante de calzado Dr. Martens, pero la verdadera guerra se vive en TikTok entre los diseños de la empresa china y Zara, propiedad de Inditex.

Un gigante sin parangón

Shein es conocido por sus precios extremadamente bajos –que van desde el euro hasta los 100– y su enorme variedad de producto: lanza una media de 500 productos al mes. 

El modelo de negocio de la compañía se basa en el consumo excesivo, ya que sus clientes son recompensados con más beneficios en función de cuánto gastan. Un engranaje sin fisuras que no para de ganar adeptos.

A pesar de que todo lo que rodea a la compañía china es un enigma, su omnipresencia le está poniendo en el radar, incluido el de los inversores. Los mismos que han hecho crecer su valoración hasta la barrera de los 100.000 millones de dólares (unos 95.000 millones de euros), una cifra a la que no llega ni el gigante Inditex, tras las últimas correcciones sufridas.

Sus cifras van aparejadas de su enorme presencia en Europa y muy especialmente en Estados Unidos, donde en junio del pasado año, ya había acaparado el 28% del mercado de moda rápida, según una investigación de las firmas de análisis de Coresight Research y Earnest Research.

 Pero también en redes sociales, donde aglutina a una legión de fieles seguidores. De enero a abril, recibió 13,8 millones de descargas en su app frente a los 9,2 millones del mismo período en 2021, un alza del 50%, de acuerdo a lo que apuntaban los analistas de Bernstein. 

Otros artículos interesantes:

"En Shein nadie juzgó mi cuerpo": la legión de desencantadas con la moda tradicional que encuentran en la empresa china un salvavidas al que perdonan sus sombras

El engranaje fiscal de Shein: tributa sus ventas en España a través una sociedad en irlandesa para ahorrarse impuestos

Así ha sido la puesta de largo de Shein en Madrid: de una legión de fanáticos madrugadores a un punto físico sin las ventajas del online

Te recomendamos