Pasar al contenido principal

Theresa May negociará con la UE posponer el Brexit como mínimo hasta junio de 2019

Theresa May y Jean-Claude Juncker.
Theresa May y Jean-Claude Juncker.. Reuters / Vincent Kessler
  • Theresa May tendrá que negociar con la UE la extensión del Artículo 50 para posponer el Brexit, tras la votación de este jueves en el Parlamento británico.
  • La primera ministra tendrá hasta el miércoles para lograr que el Parlamento británico acepte un acuerdo con la UE.
  • Si no lo logra, tendrá que negociar la extensión "larga" del Artículo 50, algo que también necesitará el visto bueno de Bruselas.

Como estaba previsto, Theresa May tendrá que negociar con la UE la extensión del Artículo 50 para posponer el Brexit, tras la serie de votaciones de este jueves en el Parlamento británico, de las cuales solo ha prosperado —por 412 votos a favor y 202 en contra— la impulsada por el propio Gobierno.

La medida es la consecuencia directa de las votaciones de esta semana, en las cuales se rechazó su acuerdo del Brexit por segunda vez el martes y se rechazó salir de la UE bajo ninguna circunstancia sin un acuerdo este miércoles.

En este sentido, la propuesta del Gobierno obliga al "Gobierno a buscar un acuerdo con la Unión Europea para extender el período especificado en el Artículo 50". Ese período expira el próximo 29 de marzo.

Por otra parte, la primera ministra tendrá hasta el miércoles para lograr que el Parlamento británico acepte un acuerdo con la UE. Si no lo logra, tendrá que negociar la extensión "larga" del Artículo 50, algo que también necesitará el visto bueno de Bruselas.

Leer más: Las 5 consecuencias inmediatas de un Brexit 'duro' para España

Durante la sesión, se ha rechazado la enmienda de Jeremy Corbyn planteaba el rechazo del Parlamento británico al plan del Brexit de Theresa May, a una salida sin acuerdo e insta al Gobierno a "proporcionar tiempo parlamentario a la Cámara para encontrar una mayoría que apoye un enfoque distinto". Sin embargo, ha sido derrotada por 318 votos en contra y 302 a favor.

Además, se han producido 2 votaciones tremendamente ajustadas y que demuestran la división del Parlamento británico: en primer lugar, se ha rechazado por 314 votos en contra a 311 a favor la enmienda que proponía dar el control del proceso del Brexit al Parlamento británico como máximo hasta el próximo mes de junio.

La segunda, en la misma línea, también solicitaba que el Parlamento británico tomase el control del proceso del Brexit, pero sin una fecha límite. También ha sido derrotada, por 314 votos en contra a 312 a favor.

Así, Theresa May tendrá que negociar con Bruselas la extensión del Artículo 50 y posponer así la fecha efectiva del Brexit, al menos hasta junio (si logra que su acuerdo sea aprobado por el Parlamento antes del miércoles 20 de marzo). Una opción a la que tanto May como la UE han abierto la puerta desde la semana pasada.

Es más, este jueves, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, ha pronosticado que la UE aceptará posponer el Brexit si Reino Unido lo solicita, como así lo ha demandado esta tarde el Parlamento británico.

Lo que no está claro tras la votación de los comunes es si la prórroga servirá para acordar unos términos de salida con la UE que previamente hayan sido respaldados por el Parlamento británico, o para buscar otras soluciones, como la de un segundo referéndum que defiende el partido laborista que lidera Jeremy Corbyn.

Eso es precisamente lo que May tendrá que negociar con Bruselas si el miércoles que viene no obtiene el apoyo del Parlamento británico a su plan.