Toyota recorta sus previsiones de producción anual en 500.000 unidades por la crisis de semiconductores

Toyota

Reuters

La crisis de chips que tantos dolores de cabeza ha traído a la industria automovilística está lejos de acabar en el corto plazo. Al menos así lo ha dado a entender claramente uno de los principales fabricantes mundiales, la compañía japonesa Toyota.

El fabricante asiático ha confirmado este miércoles, en la presentación de sus resultados del último trimestre ?que para el mercado asiático es el tercero, ya que su año fiscal acaba en marzo?, que recorta sus previsiones de producción para el año completo en 500.000 unidades menos.

De esta manera, respecto a los 9 millones de vehículos que pretendía sacar de sus fábricas en su año fiscal, se quedarán en 8,5 millones, según la actualización de sus previsiones. 

La crisis de semiconductores no remitirá hasta la segunda mitad de 2022 y el sector automovilístico no se recuperará hasta 2023

El impacto incluye tanto la crisis de semiconductores, como el impacto de la variante ómicron entre los empleados de Toyota y sus proveedores, cuyo impacto la compañía cifra en 140.000 vehículos, aproximadamente, según la presentación de sus resultados del último trimestre

Esto provocará un impacto en la previsión de ventas, de la que Toyota ha descontado 300.000 unidades respecto a su anterior previsión para dejarla en 8,25 millones de vehículos. Junto a su marca Lexus, espera sumar 9,4 millones de unidades, esta previsión sí estable, como 2.490 billones de yenes (18.850 millones de euros) de resultado neto que pretende generar. 

Incremento de ventas del 12% hasta diciembre

Pese a todo, la marca japonesa ha sido capaz de mejorar los datos de 2020, ya que entre abril y diciembre de 2021 vendió 6,09 millones de vehículos, un 12% más que el mismo periodo del año anterior. De ellos, un 27,7% fueron vehículos electrificados, la mayoría de ellos híbridos no enchufables.

Miguel Carsi, presidente de Toyota y Lexus España: "La tecnología de la automoción está ya plenamente capacitada para la conducción autónoma, el 5G permitirá el despliegue de todo el ecosistema"

En ventas, alcanzó los 23.267 billones de yenes (176.190 millones de euros), un incremento del 19%, con un resultado neto de 2.316 billones de yenes (17.500 millones de euros), un 57% más que el mismo periodo del año anterior, beneficiada por el cambio del yen, que le reporta grandes beneficios en sus ventas internacionales, que suponen el 76% del total.

Otros artículos interesantes:

La crisis de semiconductores no remitirá hasta la segunda mitad de 2022 y el sector automovilístico no se recuperará hasta 2023

La crisis de chips ahonda la herida de la industria automovilística española: la producción en 2021 es un 25% menor que antes de la pandemia

La crisis de semiconductores golpea las ventas de Hyundai, que admite una caída de su beneficio neto del 41% en el último trimestre de 2021

Te recomendamos