Trabajo renuncia a la preferencia de la reducción de jornada como alternativa al despido en su nuevo borrador de la reforma laboral

Trabajador de SEAT
Reuters
  • El Ministerio de Trabajo continúa elaborando su nuevo borrador de la reforma laboral y negociando su aprobación con la CEOE.
  • El gabinete que dirige Yolanda Díaz ha renunciado a la preferencia de reducción de jornada como preferencia al despido, una planteamiento que aparecía en el anterior borrador y que ha sido eliminado para poder llegar a un acuerdo con la CEOE.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Ministerio de Trabajo ha renunciado a la preferencia de reducción de jornada como alternativa al despido en su nuevo borrador de la reforma laboral.

Este planteamiento venía recogido en la anterior propuesta, sin embargo, el gabinete que dirige Yolanda Díaz ha tenido que eliminarlo para acercar posturas con la CEOE y facilitar así una negociación que se encuentra enquistada. 

"El Mecanismo de Sostenibilidad en el Empleo será preferente frente a las extinciones por causa económica, técnica, organizativa o de producción, debiendo la empresa motivar suficientemente en el caso de extinción por estas causas que el mecanismo del presente precepto es inviable para resolver de modo proporcionado y razonable la situación en la que se encuentra la empresa", detallaba el anterior borrador. Según desvela La Información, este será el párrafo eliminado.

Eso sí, en el último borrador presentado a la patronal se mantiene la cláusula que exige a las empresas un compromiso con el mantenimiento del empleo si se acogen a este mecanismo. Este compromiso es similar al que se practica en los actuales ERTE. 

Además, el Ministerio de Trabajo ha eliminado otras cláusulas en el nuevo borrador. En el texto desaparece la obligatoriedad de contratar como fijos a los empleados que sustituyan a otros trabajadores que tengan derecho a reserva de su puesto cuando hayan transcurrido 24 meses sin que se produzca la reincorporación de la persona sustituida. La CEOE se había mostrado en contra de esta norma porque "debilita capacidad de adaptación del sector privado frente a las soluciones otorgadas al sector público".

Otra novedad importante del actual borrador tiene que ver con la reforma del contrato formativo, con el que Trabajo pretende poner en marcha una sola modalidad en la que se recogen los contratos de prácticas y aprendizaje. Una de las modificaciones más relevantes en este sentido es la de imponer un período de prueba máximo de 2 meses si la persona se queda en la empresa tras acabar su etapa como becario.

Hay que destacar que la propuesta de modalidades contractuales se mantiene igual que en el último borrador. El contrato de trabajo se presupone siempre como indefinido y sólo será posible firmar contratos de duración determinada cuando se den razones productivas u organizativas, por ejemplo, ante incrementos imprevisibles de la demanda empresarial. 

Por último, Trabajo sigue profundizando en la reformulación de la modalidad de fijo-discontinuo. El objetivo es que se utilice este contrato en lugar del temporal en las actividades que sufren variaciones de demanda según la época del año; es el caso de la hostelería o el turismo. 

LEER TAMBIÉN: Cómo justificar que llevas tiempo sin trabajar en una entrevista de trabajo

LEER TAMBIÉN: 16 puestos de trabajo en los que no tienes que hacer prácticamente nada y están bien remunerados

LEER TAMBIÉN: Cuándo se cobra el paro de julio y cómo se abonan los ERTE

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna