La UE propone aliviar las restricciones para los viajeros vacunados y plantea un mecanismo de emergencia contra las variantes de coronavirus

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Kenzo Tribouillard/Pool via REUTERS

  • La Comisión Europea propone permitir la entrada a la UE por motivos no esenciales a las personas vacunadas, según un comunicado publicado este lunes 3 de mayo.
  • Además, como "contrapeso", plantea un nuevo mecanismo de freno de emergencia para que los Estados miembros puedan protegerse ante la aparición de las variantes de COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Unión Europea ha dado un paso al frente con 2 propuestas complementarias: una para facilitar los viajes y otra para prevenir la expansión de las variantes del COVID-19.

La situación actual de restricciones temporales a los viajes no esenciales a la UE podría cambiar, si se aprueba la propuesta planteada por la Comisión Europea este lunes 3 de mayo, y que se someterá a consideración estos días.

"La Comisión propone permitir la entrada a la UE por motivos no esenciales no solo para todas las personas procedentes de países con una buena situación epidemiológica, sino también para todas las personas que hayan recibido la última dosis recomendada de una vacuna autorizada por la UE", plantea el organismo en un comunicado.

Hasta el momento, son 4: Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson.

¿Qué actividades son seguras una vez estás vacunado? Los expertos dicen que el cine, los viajes y las reuniones familiares son una opción

Esto podría extenderse a las vacunas que hayan completado el proceso de inclusión en la lista de uso en emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), explica el órgano.

"Además, la Comisión propone elevar, en consonancia con la evolución de la situación epidemiológica en la UE, el umbral relacionado con el número de nuevos casos de COVID-19 utilizado para determinar una lista de países desde los que se deben permitir todos los viajes", con lo que se podría ampliar este número, añade.

Según esta recomendación de la Comisión Europea, los 27 Estados miembros deberían permitir el viaje a la UE de aquellas personas que hayan recibido, al menos 14 días antes de la llegada, la última dosis recomendada de una vacuna autorizada en la Unión Europea.

Además, si los Estados miembros deciden renunciar a los requisitos para presentar una prueba PCR negativa y/o someterse a cuarentena para las personas vacunadas en su territorio, también deben renunciar a estos para los viajeros vacunados de fuera de la UE, según la institución.

En cuanto a la elevación del umbral restrictivo, la Comisión Europea plantea subirlo de una incidencia acumulada en 14 días de 25 a 100, con lo que aún "se mantenía considerablemente por debajo de la media actual de la UE, que está por encima de 420", compara.

Esto debería facilitarse a partir de la entrada en funcionamiento del conocido como pasaporte de vacunación o sanitario. Hasta entonces, los Estados miembros de la UE deberían poder aceptar certificados de países no pertenecientes a esta basados en la legislación nacional, "teniendo en cuenta la capacidad de verificar la autenticidad, validez e integridad del certificado y si contiene todos los datos relevantes".

Mención aparte merecen los niños, excluidos por ahora de la vacunación, que podrían viajar con sus progenitores vacunados si cuentan con una prueba de PCR negativa tomada al menos 72 horas antes de la llegada. "En estos casos, los Estados miembros podrían exigir pruebas adicionales después" de esta.

A esta propuesta, la Comisión añade otra complementaria en sentido contrario, ante la aparición de distintas variantes del coronavirus.

Como "contrapeso" a la sugerencia de aliviar las restricciones a los viajes, el organismo europeo propone un nuevo mecanismo de freno de emergencia que permitirá a los países de la UE "limitar temporalmente a un mínimo estricto todos los viajes desde los países afectados durante el tiempo necesario para aplicar las medidas sanitarias adecuadas".

"Cuando la situación epidemiológica de un país no perteneciente a la UE empeora rápidamente y, en particular, si se detecta una variante de preocupación o interés, un Estado miembro puede suspender urgente y temporalmente todos los viajes de ida y vuelta de ciudadanos no pertenecientes a la UE que residan en dicho país", explica la Comisión Europea.

6 lugares para viajar en 2021 casi libres de COVID-19

Las únicas excepciones a este caso serían los viajes esenciales, realizados por profesionales de la salud, personal diplomático y quienes viajan por razones familiares imperiosas o por motivos humanitarios, entre otros.

Cuando un Estado miembro aplique estas restricciones, todos deberán revisar la situación de manera coordinada y en cooperación con la Comisión, y seguir haciéndolo al menos cada 2 semanas, detalla el documento.

A partir de ahora, el Consejo tendrá que considerar esta propuesta. Si se valida, los Estados miembros de la UE deberán aplicar las medidas. 

Está previsto un primer debate a nivel técnico en la reunión de respuesta política integrada a la crisis (IPCR) del Consejo este martes 4 de mayo y un debate en la reunión de embajadores de la UE (Coreper) mañana miércoles.

LEER TAMBIÉN: La Unión Europea podría estar planteándose utilizar dosis de refuerzo de la vacuna rusa

LEER TAMBIÉN: La Comisión Europea emprende acciones legales contra AstraZeneca por incumplimiento de los contratos

LEER TAMBIÉN: ¿Qué actividades son seguras una vez estás vacunado? Los expertos dicen que el cine, los viajes y las reuniones familiares son una opción

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna