Las vacunas de Pfizer y Moderna son muy eficaces tras la primera dosis en condiciones reales, según un estudio

Mujer vacunada contra COVID-19.

REUTERS/Nyimas Laula

  • Un estudio demuestra que las vacunas de Pfizer y Moderna reducen el riesgo de infección en un 80% 2 semanas o más después de la primera dosis.
  • Pese a los buenos resultados, la recomendación sigue siendo que se administren dos dosis.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna redujeron el riesgo de infección en un 80% 2 semanas o más después de la primera de las dos inyecciones, según los datos de un estudio estadounidense en condiciones reales del que informa Reuters.

Los resultados de dicho estudio realizado con casi 4.000 sanitarios revelaron que dicho riesgo de infección se redujo en un 90% a las dos semanas de la segunda inyección.

Por tanto, los hallazgos validan estudios anteriores que aseguraban que el efecto empieza a notarse tras la primera dosis. Además, han confirmado que también previenen las infecciones asintomáticas.

Esto es una buena noticia para todos aquellos países donde la campaña de vacunación está encontrando obstáculos en el camino y se están enfrentando a un suministro limitado de vacunas, lo que ha retrasado los calendarios de las segundas dosis. 

Pese a los buenos resultados y de acuerdo con los ensayos clínicos, la recomendación sigue siendo que se administren dos dosis.

Apple está motivando a sus empleados a recibir la vacuna contra el coronavirus ofreciendo tiempo libre y pagando las citas o bajas por enfermedad si hay efectos secundarios, según varias fuentes

Como informa Reuters, el estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) evaluó la capacidad de las vacunas para proteger contra la infección, incluidas las infecciones que no causan síntomas (los anteriores ensayos no evaluaron las infecciones asintomáticas).

El estudio analizó la eficacia de las vacunas de ARN mensajero (ARNm) entre 3.950 participantes durante un periodo de 13 semanas, desde el 14 de diciembre de 2020 hasta el 13 de marzo de 2021. Alrededor del 74% recibió al menos una vacuna, y se realizaron pruebas semanales para detectar cualquier infección sin síntomas.

Así, se pudo demostrar que estas vacunas proporcionan una protección temprana y sustancial en el mundo real contra la infección.

Los CDC afirman que los resultados proporcionan la seguridad de que las personas comienzan a desarrollar la protección de la vacuna dos semanas después de su primera dosis, aunque la agencia reiteró que la mayor protección se observó entre aquellos que habían recibido las dos dosis recomendadas de las vacunas.

El estudio de los CDC se produce semanas después de que los datos en condiciones reales de Israel sugirieran que la vacuna de Pfizer era un 94% eficaz en la prevención de infecciones asintomáticas.

Pfizer ha advertido que no tiene pruebas para demostrar la eficacia en intervalos prolongados entre ambas dosis. En sus ensayos, hubo un intervalo de 3 semanas entre las inyecciones de Pfizer y de 4 semanas para la vacuna Moderna. Países como Reino Unido y Canadá están espaciando las dosis hasta 12 semanas.

Otros artículos interesantes:

Cómo saber si eres alérgico a las vacunas COVID-19 de Moderna, Pfizer o J&J

De AstraZeneca a Pfizer: cuántas vacunas prometió cada fabricante a Europa y cuántas dosis van a llegar en realidad

Las vacunas contra el COVID-19 comienzan a testarse en niños: estas gemelas de 9 años han sido las primeras en recibir la de Pfizer

Te recomendamos