3.000 millones de personas podrían quedarse sin vacuna del coronavirus porque no existen suficientes neveras en el mundo para almacenar tantas dosis

BOSTON, MA - JANUARY 2: The refrigerator which contains vaccines is pictured in the Care ZONE van of the Kraft Center for Community Health in Boston on Jan. 2, 2019. Dr. Jessie Gaeta, the Chief Medical Officer of the Boston Health Care for the Homeless

Suzanne Kreiter/The Boston Globe/Getty Images

  • 3.000 millones de personas podrían quedarse sin vacuna para el COVID-19 debido a que algunos países no tienen el suficiente espacio de almacenaje, según informa Associated Press.
  • La mayoría de las vacunas necesitan conservarse entre 2 y 8 grados centígrados, pero las de Moderna y Pfizer necesitan estar a menor temperatura, entre menos 15 y menos 70, respectivamente. 
  • Zonas de Asia central, India, el sudeste asiátivo, Latinoamérica y casi toda África carecen del suficiente espacio de almacenaje a esas temperaturas, según AP.
  • La Administración estadounidense de Comida y Medicamentos va a aprobar próximamente una vacuna y hay varias compañías en las fases finales de los ensayos.
  • La escasez en otras partes de la cadena de suministro, como en los viales de vidrio, podrían dificultar la campaña de vacunación. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Miles de millones de personas podrían tener que esperar aún más para conseguir una vacuna para el COVID-19 debido a la falta de espacios de almacenaje en frío

La mayor parte de las vacunas tienen que ser almacenadas, transportadas y administradas a unas determinadas temperaturas, que suelen variar entre los 2 y los 8 grados centígrados.

Pero algunas de las de COVID-19 que están en fase de ensayo requieren unas temperaturas más bajas aún debido a que son vacunas de ARN — llevan instrucciones a las células para construir proteínas.

Este tipo de vacunas son las de Moderna, la cual tiene que almacenarse a menos 15 grados, y la de Pfizer, que necesita estar al menos 70 grados bajo cero, según ha informado la compañía a las autoridades estadounidenses.

Pero estos requisitos podrían hacer que países con falta de instalaciones de almacenamiento en frío no sean capaces de vacunar a toda su población, de acuerdo con Associated Press.

Leer más: El descubrimiento de esta niña podría llevar a una cura para el COVID-19: el invento le ha valido un premio de más de 20.000 euros

AP explica que algunas zonas de Asia central, India, el sudeste asiático, Latinoamérica y casi toda África son las zonas que carecen de las instalaciones necesarias.  

El doctor Alberto Paniz-Mondolfi, un patólogo venezolano, cuenta en declaraciones a la agencia que en su país esa infraestructura no está lo suficientemente desarrollada como para distribuir la vacuna en las zonas rurales de forma segura. 

"No soy optimista sobre cómo la vacuna se va a distribuir en los estados del interior porque no hay ninguna infraestructura que garantice su seguridad, o de que se almacene en las condiciones adecuadas", explica. 

El director nacional de vacunación de Burkina Faso, Issa Ouedraogo, detalla en declaraciones a AP que el país necesita 1.000 refrigeradores más para almacenar las vacunas y que solo el 40% de los centros los tiene en buenas condiciones.

También hay preocupación en India, donde no están seguros de poder administrar las dosis a sus 1.300 millones de habitantes, dado que las vacunas requieren ser almacenadas en esas condiciones de frío extremo. 

Leer más: 5 expertos en vacunas confiesan qué necesitarán saber antes de ponerse una vacuna contra el coronavirus

"La mayor parte de las vacunas más avanzadas necesitan cadenas rigurosas de frío, lo que hace que sea un desafío para India", explica en declaraciones Press Trust Satyajit Rath, del Instituto Nacional de Inmunología.

"La Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y la Agencia estadounidense para el Desarrollo (USAID, por sus siglas en inglés) tendrán un papel importante a la hora de asegurar que la falta de almacenaje en frío no impide que la vacuna se distribuya por todo el mundo", incide Sam Roscoe, profesor de control de operaciones en la Universidad de Sussex y miembro del Observatorio de política comercial de Reino Unido, en declaraciones a Business Insider

Un informe del pasado septiembre de la empresa de logística alemana DHL ya avisaba de que los "requisitos de temperaturas iban a ser el principal desafío" para el lanzamiento de la vacuna para el COVID-19. 

"Las regiones con un clima particularmente cálido y aquellas que tengan una infraestructura de almacenaje en frío limitada serán las que más dificultades tengan a la hora de distribuir la vacuna", según el informe. 

En un artículo publicado en The Conversation Anna Nagurney, profesora de control de operaciones en la Universidad de Massachusetts Amherst, explicaba en que la cadena de suministro incidía en que la capacidad de la producción de vacunas para la gripe es de unos 6.400 millones, es decir, no suficiente para todo el mundo. 

Leer más: Las células T se perfilan como la mejor arma de la vacuna contra el coronavirus, incluso por encima de los anticuerpos: qué farmacéuticas lideran la carrera

"La cadena de producción de vacunas no es suficiente y expandirla no va a ser tan fácil", incide.

Algunas compañías de logística están aumentando su capacidad de almacenamiento en frío anticipadamente. 

UPS está construyendo "granjas de congelado", que contienen 600 congeladores con una capacidad de almacenaje de 48.000 viales cada uno a temperaturas de hasta menos 80 grados, según informa Bloomberg.

La misión de asegurar que los países más pobres del mundo tengan acceso a la vacuna cuanto esté lista está ya en proceso.

Covax — liderada por la OMS, Gavi, la Alianza para las Vacunas, y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias — pretende administrar 2.000 dosis en los países más pobres del mundo para 2022.

Covax planea priorizar las vacunas que puedan almacenarse entre los 2 y los 8 grados, según AP.

A researcher holds up a dose of a Chinese coronavirus vaccine candidate. A researcher holds up a dose of a Chinese coronavirus vaccine candidate.
A researcher holds up a dose of a Chinese coronavirus vaccine candidate.

Getty

Los expertos también están preocupados por la escasez o la falta de equipación en otras partes de la cadena de suministro de las vacunas.

Leer más: España se suma a la compra conjunta de la UE al laboratorio francés Sanofi y se asegura 31 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus

Por ejemplo, hay escasez en los viales de cristal que se usan para embotellar las vacunas y temen que no haya los suficientes aviones de mercancía para transportarlas.

"No pueden dejarse en una pista y hacer que la gente se pelee por conseguirlas porque se echarían a perder y no tendrían ningún valor, o peor aún: la gente podría distribuirlas de todas formas", explica Glyn Hughes, la encargada a nivel global de mercancía de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional, en declaraciones a AP.

Varias farmacéuticas están ya en las fases finales de los ensayos.

Pfizer y BioNTech anunciaron la semana pasada que esperan solicitar a finales de noviembre la aprobación de sus vacunas de ARN para uso de emergencia.

LEER TAMBIÉN: Tengo 10.000 euros ahorrados... ¿qué puedo hacer con ellos?

LEER TAMBIÉN: 6 cosas que hacer con tu dinero que te situarán a años luz de tus amigos

LEER TAMBIÉN: 9 señales que pueden anticipar que te quedarás sin dinero en tu jubilación

VER AHORA: 10 años de Instagram: qué le espera a la red social en el futuro

    Más:

  1. Salud
  2. Coronavirus