4 alimentos que actúan como potentes antibióticos naturales y seguramente tienes en tu cocina

Ajo con antibiótico natural
  • El mal uso o el abuso de antibióticos está causando que los microbios desarrollen una resistencia a estos medicamentos.
  • Si bien no se trata de sustituir los fármacos, aquí hay 5 alimentos que pueden ser un refuerzo natural para combatir de forma natural las infecciones bacterianas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Por regla general, un medicamento antibiótico es la vía perfecta para acabar con una enfermedad infecciosa de origen bacteriano.

El problema surge cuando se le da un mal uso, por ejemplo consumiéndolo injustificadamente y sin prescripción médica (automedicación). O interrumpiendo un tratamiento antes de tiempo.

La consecuencia de ello, que los microorganismos hayan adquirido la capacidad de sobrevivir en su presencia. Un problema de salud que anualmente se cobra miles de muertes en todo el mundo. Cada año unas 3.000 personas mueren en España como consecuencia de infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes.

Más allá de los medicamentos, un buen sistema inmunológico puede ayudar al cuerpo frente a los ataques microbianos.

Como resalta el portal médico de Harvad, es poco probable que los alimentos individuales ofrezcan una protección especial, sino más bien esto puede lograrse a través de una dieta saludable y equilibrada. 

Entre los nutrientes que se han identificado como críticos para la función de las células inmunitarias se incluyen vitamina C, vitamina D, zinc, selenio,o el hierro.

Dicho esto, la prestigiosa universidad también puntualiza que ciertos alimentos favorecen el crecimiento de microbios beneficiosos que a su vez estimulan la actividad de las células inmunitarias.

Asimismo, algunas investigaciones han señalado la capacidad concreta de alimentos para combatir las bacterias en el organismo. 

Cómo distinguir los síntomas de coronavirus, gripe, resfriado o alergia

Esta claro que estos alimentos no sustituyen a los medicamentos, pero puedes servirte de ellos para reforzar tus defensas, ya que todos ellos es fácilmente que se encuentren en tu despensa.

El ajo, propiedades prebióticas y antibacterianas

Mujer comprando ajos.
Getty

El ajo es uno de los alimentos señalados por Harvad por sus propiedades prebióticas y antibacterianas.

Su contenido en fibra y ciertos oligosacáridos estimula las células inmunitarias y mantiene el buen estado de las colonias de bacterias saludables de tu microbiota.

Esta capacidad se debe en gran parte a su alto contenido en sulfuro de dialilo. Algunas investigaciones han apuntado a que esta sustancia puede ser un buen agente alternativo para combatir cepas bacterianas resistentes a múltiples fármacos.

Las cebollas estimulan tu sistema inmunológico

Cebollas
Lars Blankers/Unsplash

Las cebollas son un alimento versátil y común en las cocinas españolas que además conllevan varios beneficios para la salud, entre ellos propiedades antibióticas.

Los fructooligosacáridos de cebolla (FOS) suponen al rededor del 6% de su contenido y han mostrado propiedades inmunomoduladoras. 

Esto se debe a que estos elementos fortalecen la flora intestinal, estimulando el sistema inmunológico al aumentar la producción de óxido nítrico en las células. 

Las cebollas, además, son ricas en quercetina, con propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

El jenjibre, un buen aliado para combatir algunas infecciones bacterianas

Te de jengibre y limón
Te de jengibre y limón
Gettyimages

El jengibre es un alimento cargado de vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos que puede hacer mucho por tu salud.

Entre sus beneficios parece incluirse ayudar a combatir algunas infecciones bacterianas. Sobre todo si se consume en una mezcla con miel. 

Así lo apunta un estudio publicado en 2014 centrado en evaluar los efectos antimicrobianos de mezclas de mieles y extractos de polvo de jengibre en una serie de bacterias, entre las que se incluían  Staphylococcus aureus y Escherichia coli.

Los resultados mostraron que conjugar miel y jengibre era un método recomendable para inhibir el crecimiento de las cepas bacterianas, y más eficaz que servirse de la miel y el jengibre por separado.

La miel, por sus características, dificulta el crecimiento de microbios

Beneficios de la miel.
Metkalova

Getty Images

La miel puede ser un remedio natural para combatir ciertas enfermedades.

Un estudio de la universidad de Oxford encontró que este alimento puede ser un tratamiento tanto o más efectivo que cualquier fármaco para tratar la tos y el resfriado común.

Además, otras evidencias científicas han apuntado a la propiedad antimicrobiana de la miel, concretamente contra E. coli, S. typhi y S. pyogenes.

Esta capacidad se cree que puede estar relacionada con su bajo PH, y su alto contenido en azúcar, lo que dificulta el crecimiento de los microbios.

LEER TAMBIÉN: Los mejores tipos de té para perder peso, según la ciencia

LEER TAMBIÉN: Cómo desinfectar tu hogar para prevenir a los niños del resfriado, de la gripe y de otras enfermedades

LEER TAMBIÉN: La relación entre llevar una dieta saludable y el coronavirus: estos son los nutrientes esenciales que pueden ayudarte a reducir los factores de riesgo por COVID-19

VER AHORA: Desde personas en paro desesperadas hasta multinacionales del crimen: los perfiles de ciberdelincuente más comunes, según el CEO de Buguroo