Pasar al contenido principal

8 recomendaciones de los asesores fiscales para sacar el máximo partido a la declaración de la Renta

Una mujer utiliza una calculadora
Getty Images
  • A pesar de que ya haya finalizado 2018, todavía puedes aplicar los consejos de los expertos para sacar el máximo partido a la declaración de la Renta.
  • El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) ha presentado sus recomendaciones para que los contribuyentes aprovechen todas las posibilidades a su alcance.
  • Entre sus consejos, destaca el de revisar los saldos de declaraciones anteriores, confirmar si se han incumplido beneficios fiscales o conservar los justificantes de dietas y gastos de viaje.

Desde el pasado 2 de abril, ya es posible presentar la declaración de la Renta 2018. De hecho, unas 600.000 personas aprovecharon la primera jornada de la campaña de la Renta para realizar su declaración, lo que supone un 30% más que el año anterior.

Sin embargo, muchos contribuyentes todavía están revisando sus borradores mientras continúa el plazo para cumplir con el ajuste anual del IRPF, que vence el próximo 1 de julio. Si estás dentro de este grupo, todavía estás a tiempo de aplicar las recomendaciones que ha presentado este martes el Registro de Economistas Asesores Fiscales para sacarle todo el partido a tus finanzas personales en la declaración de la Renta.

Leer más: Todas las novedades de la declaración de la renta en 2019

El presidente del REAF, Jesús Sanmartín, ha sido el encargado de explicar estos consejos, que pasan por revisar que todos los datos sobre ingresos, gastos, deducciones y otras ventajas fiscales están correctamente reflejados y comprobar si se han incumplido las condiciones de algún beneficio fiscal aplicado en años anteriores, además de cuestiones sobre rentas de fallecidos en 2018 o de trabajo.

De este modo, estas son las 8 recomendaciones del REAF para sacar el máximo partido a tu declaración de la Renta:

#1– Revisar los datos de declaraciones anteriores que repercutan en 2018

Los expertos del REAF señalan que es necesario tener en cuenta:

  • Pérdidas patrimoniales de los 4 años anteriores
  • Rendimientos del capital mobiliario negativos de los 4 años anteriores
  • Base liquidable negativa de los 4 años anteriores
  • Aportaciones a planes de pensiones y similares que no pudieron reducir la base imponible en 5 años anteriores
  • Ganancias patrimoniales de años anteriores, si se eligió imputarlas según la exigibilidad de los cobros
  • Ayudas públicas percibidas para compensar defectos estructurales en la construcción de vivienda habitual, si se eligió imputarlas en cuartas partes
  • Ayudas públicas para el acceso a la primera vivienda habitual en pago único,  si se eligió imputarlas en cuartas partes
  • Ayudas a los titulares de bienes del Patrimonio Histórico para su conservación y rehabilitación, si se cumplen los requisitos necesarios y se eligió imputarlas en cuartas partes.

Leer más: Cómo tributan los planes de pensiones en la declaración de la Renta

#2– Revisar si se han incumplido las condiciones de beneficios fiscales de años anteriores

Estarán obligados a presentar una declaración complementaria quienes hayan incumplido los siguientes beneficios:

  • Reinvertir el dinero obtenido por la venta de la vivienda habitual en un plazo de 2 años para dejar exenta la ganancia patrimonial
  • Reinvertir el dinero obtenido por la venta de acciones en empresas de nueva o reciente creación en un plazo de 2 años para dejar exenta la ganancia patrimonial
  • En el caso de los mayores de 65 años, reinvertir el dinero obtenido por la venta de cualquier bien o derecho que se destine a crear una renta vitalicia para dejar exenta la ganancia patrimonial en un plazo de 6 meses.
  • Mantener durante 3 años la titularidad de las acciones que se hayan recibido como retribución en especie del trabajo para no tener que tributar por ellas.
  • No volver a trabajar en una empresa de la que se ha recibido una indemnización en los 3 años siguientes al despido
  • Recompra en el plazo de un año de elementos patrimoniales o acciones o participaciones que no coticen, cuando las pérdidas de esa transacción ya se hayan integrado en la base.

Leer más: Cómo presentar una declaración complementaria de la Renta

#3– Revisar si se han incumplido las condiciones de beneficios fiscales que haya que regularizar en esta declaración

Este caso se da cuando el incumplimiento se produce en el año fiscal por el que se tributa, añadiendo la cuota que se dejó de ingresar y los intereses de demora que corresponda. Se aplica en caso de:

  • Mantenimiento en un plazo mínimo de 5 años de acciones o participaciones por la integración de un parado en una entidad, cuando hubiera en pago único la prestación de desempleo
  • Devolución de intereses por aplicación de las cláusulas suelo, que fueron base de la deducción por adquisición de vivienda, estatal o autonómica, en ejercicios no prescritos. Los expertos recuerdan que es necesario integrar la cantidad deducida en ejercicios pasados que se corresponda con estos intereses ya devueltos, pero no se aplican intereses de demora
  • Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación en años anteriores cuando se hayan incumplido los requisitos en 2018
  • Incumplimiento de los requisitos de deducciones por inversión empresarial
  • Revocación de donaciones a entidades beneficiarias del mecenazgo que generaron una deducción
  • Pérdida del derecho a las deducciones por inversiones o gastos en bienes de interés cultural y por actuaciones para la protección y difusión del patrimonio histórico artístico por incumplimiento del requisito de permanencia de los bienes en el patrimonio durante 4 años
  • El incumplimiento del plazo de 3 años de ocupación de vivienda o 4 años de terminación de obras para la aplicación de las deducciones por adquisición de vivienda estatal o autonómicas, por construcción, ampliación o rehabilitación de la vivienda habitual o para las obras de adecuación de la vivienda habitual por personas con discapacidad

Leer más: Descubre cuáles son las rentas exentas del IRPF por las que no pagarás ni un céntimo a Hacienda

#4– Escoger las deducciones y criterios que dependen de tu situación como contribuyente

El REAF señala que existen opciones para los contribuyentes en casos concretos que tienen carácter vinculante y hay que sopesar. Se aplican en las siguiente situaciones:

  • Elegir tributar por criterio de caja en el caso de empresarios o autónomos que determinan el rendimiento neto en estimación directa y pueden cumplir sus obligaciones contables llevando solo registros fiscales. Esa decisión es vinculante durante 3 años
  • Elegir entre tributación conjunta o individual
  • Imputar a medida que sean exigibles los pagos en las operaciones a plazo
  • Aplicar el mínimo por descendientes o el tratamiento especial de las anualidades por alimentos a los hijos
  • Aplicar los coeficientes de abatimiento para reducir las ganancias patrimoniales que se generen al transmitir en 2018 elementos patrimoniales adquiridos antes de 1994. Esta ventaja está limitada a 400.000 euros para toda la vida
  • En el caso de los mayores de 65 años, aplicar la exención de las ganancias obtenidas en cualquier bien o derecho si se reinvierte el dinero de la venta en crear una renta vitalicia. El máximo bonificable a reinvertir son 240.000 euros
  • Elegir cuántos saldos de ejercicios anteriores se compensarán este año
  • Elegir el importe de la libertad de amortización

Leer más: Cómo saber si te conviene hacer una declaración de la Renta conjunta o individual

#5– Aplicar las ventajas vinculadas a desplazamientos por trabajo

Es recomendable conservar las pruebas de gastos de viaje y dietas, como billetes de transporte público, resguardos de peaje o aparcamiento, facturas de alojamiento, porque Hacienda puede solicitarlos. En el caso de dietas de manutención y kilometraje, será la empresa la que deba acreditar las condiciones de desplazamiento. 

En el caso de que apliques la exención por trabajos fuera de España, los expertos recomiendan conservar justificantes de los trabajos realizados en el extranjero y los datos de la empresa para la que se han realizado, de salida del territorio nacional y del cálculo de cantidades exentas.

#6– Recomendaciones para herederos de fallecidos en 2018

A la hora de realizar la declaración de la Renta de un familiar fallecido el año pasado, sus herederos deben tener en cuenta:

  • Es obligatorio imputar todas las rentas pendientes
  • Si la muerte se produjo antes del 5 de julio de 2018, no podrá aplicarse el incremento de la reducción de rendimientos del trabajo y las deducciones por cónyuge a cargo de un incapacitado y la suplementaria por familia numerosa 
  • Si la muerte se produjo antes de 2018, pero el año pasado se dictó una sentencia a su favor que genere una renta, este ingreso debe hacerse constar en una declaración complementaria correspondiente a su año de fallecimiento

Leer más: Este es el dinero que te queda realmente con un sueldo de 30.000 euros en función de dónde vivas

#7– Revisar los datos fiscales que figuran en el borrador

Los expertos del REAF recomiendan prestar especial atención a estos datos cuando se revise el borrador:

  • Circunstancias familiares y personales, si han cambiado en 2018
  • Individualización de rentas y rendimientos que se te pueden imputar totalmente pero que pueden pertenecer a otros titulares
  • Retribuciones por impartir cursos, conferencias o seminarios, que pueden constar erróneamente como rendimientos de actividades profesionales o rendimientos del trabajo

#8– Verificar si tu patrimonio ha aumentado en 2018

Si a lo largo del pasado año tu patrimonio ha crecido, es necesario comprobar que no supere la renta percibida, lo que indicaría que has olvidado rentas por declarar. 

Y además