Pasar al contenido principal

Acuerdo entre Trump y la Unión Europea para evitar una verdadera guerra comercial: "Es un gran día para el comercio justo y libre"

Unión Europea y Estados Unidos: Juncker y Trump
El presidente Donald Trump y el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker hablan en el Rose Garden de la Casa Blanca, el miércoles 25 de julio de 2018 en Washington. Alex Brandon/AP
  • El presidente Donald Trump ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con los funcionarios de la Unión Europea para evitar una guerra comercial en toda regla, causando que las acciones se disparen.
  • La UE importará más soja y gas natural estadounidenses, ajustará las regulaciones para ayudar a que los dispositivos médicos se comercialicen más fácilmente, y ambas partes reducirán los aranceles industriales.
  • La UE había amenazado con imponer aranceles de represalia con valor de 20.000 millones de dólares sobre bienes estadounidenses si las conversaciones fracasaban.

El presidente Donald Trump ha anunciado que ha llegado a un acuerdo preliminar con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para aliviar las tensiones comerciales y evitar una guerra comercial en toda regla con la Unión Europea.

"Ha sido un gran día para el comercio libre y justo", ha afirmado Trump durante una aparición conjunta programada apresuradamente en el Rose Garden de la Casa Blanca con Juncker, anunciando una "nueva fase" de las relaciones comerciales con la UE.

El Promedio Industrial Dow Jones se ha incrementado en casi 140 puntos tras conocerse la noticia y cerró el día casi un 0,7% más alto.

La UE ha acordado importar más soja estadounidense y gas natural, ha dicho Trump. Ambas partes trabajarán para disminuir los aranceles industriales y ajustar las regulaciones para permitir que los dispositivos médicos estadounidenses se comercialicen más fácilmente en los mercados europeos. Afirma que los dos líderes están trabajando para lograr un objetivo de "aranceles cero, cero barreras y cero subsidios a los bienes industriales".

Las partes se "abstendrán" de imponer otros impuestos mientras se llevan a cabo las negociaciones, ha afirmado Juncker, en medio de la amenaza de Trump de nuevas tarifas para automóviles y repuestos de automóviles de la UE. Los dos líderes también han pactado trabajar juntos en temas de energía y propiedad intelectual, así como realizar reformas a la Organización Mundial de Comercio, y crear un grupo de trabajo bilateral sobre temas comerciales para complementar las negociaciones.

Leer más: El Banco Mundial advierte de que una guerra de aranceles podría llevar a una crisis como la de 2008

"Estamos comenzando estas negociaciones ahora mismo, pero sabemos muy bien a dónde va", ha declarado Trump a los periodistas. "También resolveremos los problemas arancelarios del acero y aluminio, y resolveremos las tarifas de represalia".

Hasta ahora, la administración de Trump ya ha promulgado aranceles radicales sobre las importaciones estadounidenses de acero, aluminio, lavadoras y equipos de energía solar, mientras que apunta específicamente a China con aranceles sobre bienes por un valor adicional de 34.000 millones de dólares.

La Unión Europea, China y Canadá han impuesto tarifas sobre miles de millones de bienes estadounidenses como respuesta, lo que ha provocado que la Casa Blanca proponga una ayuda de emergencia de 12.000 millones de dólares a los agricultores afectados por tales medidas de represalia.

El entusiasmo de Trump acerca de las negociaciones comerciales es un cambio significativo de los comentarios que hacía en Twitter apenas 24 horas antes, cuando declaraba que "los aranceles son lo mejor". 

"Cada vez que veo a un político débil que pide detener las negociaciones comerciales o el uso de aranceles para contrarrestar los aranceles injustos, me pregunto, ¿qué pueden estar pensando?". Trump escribió en un tweet el miércoles por la mañana. "¿Vamos a continuar y dejar que nuestros granjeros y nuestro país sean estafados? Perdimos 817.000 millones de dólares en comercio el año pasado. ¡No hay debilidad!"

Pero en la aparición conjunta con Juncker, Trump parecía notablemente más optimista sobre el futuro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Europa. Antes de la reunión del miércoles, la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom, advirtió que si las negociaciones fracasaban, la UE estaba lista para golpear con 20.000 millones de dólares en aranceles de represalia sobre bienes estadounidenses, una medida que se evitará, por ahora.

"Hemos identificado una serie de áreas en las que trabajar juntos", ha asegurado Juncker en la aparición conjunta. "Nos abstendremos de aranceles adicionales y reevaluaremos los aranceles existentes sobre el acero y el aluminio. Ha sido una reunión buena y constructiva".

Te puede interesar