Amazon está socavando silenciosamente la industria del automóvil: ya ha adelantado a Apple

Un vehículo eléctrico fruto de la alianza entre Amazon y Rivian

REUTERS/Jim Vondruska

  • Hace tiempo que Amazon es algo más que una empresa de venta online. 
  • Casi sin darse cuenta, la empresa se está introduciendo en el sector de la automoción. ¿Qué pueden esperar los clientes?

Cuando se habla del futuro de la movilidad, Amazon no suele ser la primera empresa que viene a la mente. Pero la empresa hace mucho más que despachar bienes de consumo como teléfonos móviles y comida para gatos. 

Además de sus actividades en el espacio con el fabricante de cohetes Blue Origin, Amazon y su fundador Jeff Bezos también tienen ahora la vista puesta en la industria de la movilidad. ¿Se está convirtiendo Amazon en una amenaza real para la industria automovilística? ¿Y puede la empresa impulsar servicios de movilidad alternativos?

Amazon ha dado varios pasos en esta dirección en los últimos años. En primer lugar, destaca el nombre de Rivian: esta startup estadounidense pertenece en un 17% a Amazon, que a su vez es el principal cliente de Rivian. Rivian ha desarrollado un vehículo de reparto eléctrico, el Rivian EDV, para el gigante del comercio electrónico. 

Para 2030, Amazon quiere disponer de 100.000 vehículos y eliminar gradualmente su flota de vehículos diésel. Rivian también se considera un competidor de Tesla, aunque la empresa aún está lejos de las cifras de ventas del pionero de los coches eléctricos.

Planta de producción de Lucid Motors

Amazon no sólo está probando sus propios vehículos

Pero Rivian es sólo una parte de los planes de movilidad de largo alcance de Amazon. A largo plazo, la empresa quiere prescindir de conductores en sus vehículos de reparto por razones de costes, al menos para el transporte de mercancías entre los grandes almacenes. Esto requiere a su vez una tecnología y un software complejos que permitan circular a los vehículos sin conductor.

En este caso, Amazon ha invertido en dos empresas a la vez. El grupo posee alrededor del 5 % en Aurora, una empresa propiedad del ex ejecutivo de Google Chris Urmson. Aurora se centra principalmente en el sector de la logística y la movilidad como servicio

Además, Amazon adquirió la startup Zoox, que está desarrollando un robotaxi autónomo, por 1.200 millones de dólares en 2020. El vehículo, que no necesita volante ni pedales, empezó a fabricarse en junio de 2022. Hace unas semanas, Aurora también recibió la aprobación de prueba para operar y transportar personas en California.

Eso por sí solo pone a Amazon más adelantada que algunos fabricantes de automóviles. Pero la empresa también está atacándoles directamente en sus propios vehículos. Para ello, se apoya en el asistente de voz Alexa; la compañía explota desde 2018 una plataforma de software desarrollada específicamente para vehículos (Amazon Auto) que los desarrolladores pueden utilizar para integrar las apps correspondientes en Alexa. Estas van desde funciones para encontrar aparcamiento y navegación hasta aplicaciones directas en el vehículo, como controlar la calefacción. 

Básicamente, Amazon está tratando de desarrollar Alexa en una especie de sistema suboperativo para el automóvil.

Mejor estrategia que Apple y Google

En conjunto, esto le da a Amazon todo un abanico de servicios de movilidad que abarcan tanto a empresas como a particulares. Los esfuerzos parecen dispersos a primera vista, pero son parte de una estrategia que nisiquiera Apple y Google alcanzan con esta profundidad.

Pero, ¿hasta qué punto son peligrosas estas actividades para la industria automovilística y en qué medida puede Amazon tener éxito con ellas? La pregunta es difícil de responder. Simplemente no se sabe exactamente cuánto está dispuesta a invertir la empresa en estas tecnologías. Hay una gran diferencia entre utilizar los servicios para las propias necesidades (abaratando costes) y ofrecerlos al mercado de masas.

No obstante, con la movilidad como servicio, Amazon ha dado pasos para ampliar su oferta de transporte más allá de la entrega de paquetes. En general, Amazon quiere utilizar sus recursos y experiencia para innovar y transformar el sector de la movilidad, centrándose en la sostenibilidad y la eficiencia. 

Aunque algunos de estos planes aún están en fase de pruebas, suponen un paso importante en los esfuerzos de Amazon por remodelar el futuro del transporte. Quizá algún día puedas pedir un taxi a Amazon.

Don Dahlmann lleva más de 25 años trabajando como periodista y más de diez en el sector de la automoción.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.