Pasar al contenido principal

Ingeniería genética, un vector viral y ADN: así avanzan las tres vacunas del CSIC contra el coronavirus

El equipo de Isabel Sola y Luis Enjuanes que investiga la vacuna contra el coronavirus en el CSIC
El equipo de Isabel Sola y Luis Enjuanes que investiga la vacuna contra el coronavirus en el CSIC. CSIC
  • España avanza en la carrera hacia una vacuna sumándose a los esfuerzos internacionales que se están desarrollando a una velocidad sin precedentes. 
  • Podría ser una de las primeras veces que hubiera más de una vacuna contra una enfermedad, señala Margarita del Val, viróloga del CSIC. 
  • Cada vez más expertos creen que la única forma de superar por completo la crisis del coronavirus será una vacuna y varias voces empiezan a alertar de que la alta demanda exigirá contar con múltiples opciones.  
  • La presión se intensifica a medida que los datos de los estudios de seroprevalencia revelan que la gran mayoría de la población sigue siendo vulnerable al virus. 
  • El ministro de Ciencia, Pedro Duque, aseguró durante una rueda de prensa que "existe la posibilidad de que los laboratorios españoles encuentren la primera vacuna".
  • Estos son los tres candidatos por los que se está apostando en el CSIC. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Más de un 90% de la población española sigue siendo vulnerable al coronavirus, según revelan los datos preliminares del estudio de seroprevalencia que ha puesto de manifiesto que tan solo algo más de 2 millones de españoles habrían superado ya la enfermedad. 

Los datos de otros países son similares a los de España y aumentan la presión por encontrar una vacuna que pueda ofrecer protección contra las poblaciones que están muy lejos de alcanzar la inmunidad de grupo. 

"La inmunización natural no es viable", reconoce a Business Insider España Margarita del Val, viróloga del CSIC y que coordina la plataforma Salud Global bajo la que más de 150 grupos de investigación trabajan para dar una respuesta a la pandemia desde diversas disciplinas.

Actualmente, hay un centenar de proyectos buscando una vacuna en todo el mundo, según la OMS. En el mejor de los escenarios, 2021 podría traer varias vacunas al mercado, ya que una sola no podrá hacer frente a la alta demanda, según advierten cada vez más epidemiólogos y farmacéuticas. 

Podría ser una de las primeras veces que hubiera varias vacunas contra una enfermedad, señala del Val. 

Cada vez más expertos creen que la única forma de superar por completo la crisis del coronavirus será una vacuna eficaz contra la enfermedad. Del Val reconoce que sería lo ideal y lo que garantizaría un menor coste económico y humano. 

"Vamos a por todas", asegura la viróloga del CSIC, en donde hay tres investigaciones principales en marcha para dar con una vacuna contra el coronavirus. 

Los tres proyectos siguen estrategias diferentes y solo uno ha comenzado ensayos en ratones. El ministro de Ciencia, Pedro Duque, aseguró durante una rueda de prensa que "existe la posibilidad de que los laboratorios españoles encuentren la primera vacuna"

Estos son los tres candidatos vacunales por los que está apostando el CSIC y que se están desarrollando siguiendo estrategias muy diferentes. 

Leer más: Los genetistas no descartan que existan personas con inmunidad innata frente a la infección por coronavirus: todas las respuestas que la ciencia está buscando en el ADN

El laboratorio de Mariano Esteban utiliza un virus atenuado de la viruela y ya ha comenzado ensayos en ratones 

Juan García Arriaza
Cedida

El proyecto más avanzado del CSIC es el que ha apostado por utilizar una fórmula que ya se empleó contra la viruela. Ha comenzado ya los ensayos en ratones transgénicos, que durarán unos meses. 

En el Laboratorio de Poxvirus y Vacunas del Centro Nacional de Biotecnología dirigido por Mariano Esteban, el investigador Juan García Arriaza utiliza un vector viral que lleva a las células humanas las instrucciones genéticas necesarias para fabricar proteína S, según explicó a Business Insider España.

Esta proteína, presente en el coronavirus, activaría el sistema inmune para que produzca anticuerpos y linfocitos T con el objetivo de impedir al virus penetrar en las células. 

La gran ventaja es que el vector sobre el que trabaja ya está aprobado y es muy seguro para los humanos, sin causar apenas efectos secundarios. 

Leer más: Epidemiólogos y farmacéuticas avisan de que se necesitarán "múltiples vacunas" para hacer frente a la demanda que ha generado la pandemia

El laboratorio de Luis Enjuanes e Isabel Sola apuestan por una vacuna que puede desencadenar una fuerte respuesta inmunitaria

 Isabel Sola, investigadora del CSIC
Isabel Sola, investigadora del CSIC. CSIC

Luis Enjuanes e Isabel Sola están desarrollando una vacuna con un virus atenuado construido por medio de ingeniería genética. 

Es decir, lo que el equipo está creando es un organismo muy parecido al virus SARS-CoV-2, pero sin su virulencia.

Los científicos son pioneros en esta tecnología y ya trabajaron con ella en el virus del SERS y del MERS, los responsables de las otras dos epidemias por coronavirus que se han sufrido en las últimas dos décadas.  

Entre sus ventajas se encuentra que la vacuna ha demostrado inducir una fuerte respuesta inmunitaria. Uno de sus inconvenientes es que los procesos para garantizar la seguridad y la efectividad son largos y complejos. 

Además, Margarita del Val reconoce la fuerte respuesta inmunitaria podría no ser lo más adecuado para algunos pacientes más delicados, como puede ser el caso de las embarazadas. 

El candidato podría empezar a ensayarse en ratones transgénicos en septiembre u octubre. 

Leer más: La apertura de las guarderías y colegios en la siguiente fase de la desescalada contrasta con las dudas de los científicos sobre cómo propagan los niños el coronavirus

Una vacuna veterinaria basada en ADN avanza como posible candidato contra el coronavirus bajo el liderazgo de Vicente Larraga

Investigadora del CSIC
CSIC

La última investigación en unirse a los esfuerzos del CSIC contra el coronavirus apuesta por un candidato que estaba pensado para la práctica veterinaria y que ha contado con la colaboración de la Agencia Española del Medicamento, revela Margarita del Val. 

El laboratorio de Vicente Larraga está utilizando un vector plasmídico (basado en ADN) que ya ha sido utilizado para desarrollar una vacuna contra la Leishmania en perros. 

Esa vacuna se encuentra en fase 4 de ensayos, lo que permite que el grupo tenga avanzados ya algunos de los procesos necesarios.

Aunque la estrategia es totalmente diferente, la diana es la misma que la del equipo de Mariano Esteban: la proteína S. 

Por ahora no hay fechas concretas, aunque podría empezar ensayos en ratones en otoño. 

Una de sus principales ventajas es que es muy fácil de desarrollar y su fabricación está garantizada en España. Sin embargo, este tipo de vacunas nunca ha sido probada en humanos y suelen usarse más en el ámbito veterinario

A pesar de todo, el CSIC no es el único equipo por los plásmidos de ADN. Investigaciones anteriores ya las probaron contra el SARS y la compañía china Inovio, que ya ha empezado ensayos en humanos, también ha optado por el ADN. 

Y además