BBVA gana más de 3.000 millones de euros en lo que va de año, casi un 60% más que en 2021, tras el aumento de sus márgenes

Oficina de BBVA
Reuters

Buenas noticias para BBVA en mitad de la polémica. 

Con las entidades en el ojo del huracán mediático a cuenta del debate sobre un eventual impuesto a la banca planteado por el Gobierno, la empresa dirigida por Onur Genç se ha anotado unos beneficios de 3.001 millones de euros en el primer semestre de 2022

A tipo de cambio constante, se trata de una mejora de un 59,3% con respecto al mismo periodo de 2021. 

Mucho ha cambiado desde entonces. Si en aquel momento el país todavía se sacudía las consecuencias de la pandemia, hoy la palabra coronavirus ha sido sustituida por la palabra inflación en la conversación pública, mientras la Fed y el BCE acaban con su ciclo de hiperactividad y elevan los tipos de interés.

BBVA, por su parte, atribuye sus buenos resultados a un incremento de su actividad, que aumenta un 12,6% interanual y, sobre todo, a una buena gestión de activos en mitad de este contexto de inflación. 

Tanto es así que, excluyendo la inversión hecha en la compra de oficinas en España a Merlin Properties, el beneficio recurrente (beneficio esperable sin eventualidades puntuales) se fue por encima de los 3.200 millones de euros, casi un 41% más que en 2021.

Precisamente el crecimiento de la actividad impulsó, a ojos de la entidad, un margen de intereses que alcanzó los 8.551 millones de euros entre enero y junio, un alza interanual del 22,9%.

En este contexto, las comisiones netas aumentaron un 17,8%, hasta 2.650 millones de euros, mientras que, en conjunto, los ingresos recurrentes del negocio bancario (margen de intereses y comisiones) registraron una subida del 24,3%, hasta 11.201 millones de euros. 

El resultado de operaciones financieras (ROF) registró un alza interanual del 5,5%, hasta alcanzar los 1.095 millones de euros, principalmente por la aportación de la unidad de Mercados Globales en España y Turquía, explican desde BBVA.

La línea de otros ingresos y cargas de explotación acumuló a 30 de junio de 2022 un resultado negativo de 787 millones de euros, condicionado principalmente por el ajuste por inflación en Turquía desde el 1 de enero de 2022.

El margen bruto creció un 15,8% hasta los 11.509 millones de euros, a pesar de que los gastos subieron un 12%. BBVA subraya que los gastos se mantuvieron por debajo de la media de la inflación en los países en los que opera, un 13,1%. 

Gracias a estos dos factores, las mandíbulas (comparación entre ingresos y gastos de explotación) se mantuvieron positivas y el ratio de eficiencia se situó en el 43,9% a cierre de junio, el mejor entre los bancos europeos comparables.

Como resultado de todo lo anterior, el margen neto alcanzó la cifra de 6.456 millones de euros en los primeros seis meses del año, un 19% más que en 2021.

Otros artículos interesantes:

¡Cuidado, estafa! Este correo se hace pasar por BBVA y puede robar tus datos personales

Santander, CaixaBank, BBVA y Sabadell destruyen 9.000 puestos de trabajo en la ola de fusiones de los últimos 5 años

BBVA tendrá que cambiar el sistema de registro de jornada: la justicia considera que no se estaban contabilizando correctamente las horas extra de sus trabajadores

Te recomendamos