Calviño reduce 3,3 puntos las previsiones de crecimiento de la economía española en 2021 y retrasa la recuperación a finales de 2022

Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos.
Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos.
REUTERS/Lucas Jackson
  • La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, acaba de presentar la actualización del escenario macroeconómico, en el que recorta las previsiones de crecimiento del PIB español del 9,8% de octubre a un 6,5%.
  • La modificación a la baja de las expectativas de crecimiento del Gobierno se produce después de decisiones similares por parte de la Airef, el FMI y el Banco de España y en línea con sus pronósticos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tal y como había avanzado esta semana, la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha recortado las previsiones de crecimiento del PIB español en la actualización del escenario macroeconómico del Ejecutivo. Tras un "primer trimestre peor de lo esperado", Calviño ha anunciado que sus estimaciones prevén un alza del 6,5% del PIB en 2021, 3,3 puntos porcentuales menos que en octubre, cuando auguraban un avance del 9,8%.

No obstante, la vicepresidenta económica señaló en la presentación de los presupuestos para este año que sus expectativas para 2021 pasaban por un crecimiento inercial del 7,2%, dado que no incorporaban el impacto del primer tramo de ayudas europeas que el Gobierno prevé recibir y ejecutar a lo largo de este año. En cualquier caso, Calviño ha destacado que el nuevo pronóstico del 6,5% sí incluye ese impacto de los fondos comunitarios.

Además, Nadia Calviño ha afirmado que el crecimiento previsto para 2022 es de un 7%, asegurando que se traslada al año que viene "parte del crecimiento previsto para 2021", aunque ha precisado que "el saldo total del crecimiento previsto para 2021 y 2022 se mantiene" en una recuperación en forma de V, que ha considerado que está alineada con las previsiones de otros organismos como el Fondo Monetario Internacional o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

"A finales de 2022 habremos recuperado los niveles de crecimiento anteriores a la pandemia, con una fase expansiva en los próximos años", ha destacado la vicepresidenta, que ha señalado que "la recuperación se retrasa un trimestre" y que en 2024 se volverá al ritmo de crecimiento anterior al coronavirus gracias a las inversiones del Plan de Recuperación y Resiliencia que se realizarán entre 2021 y 2023. 

España es el país europeo que más PIB y empleo perdió en 2020, pero podría crecer 5 puntos más que los socios europeos en los próximos 3 meses, según los expertos

En cuanto al empleo, Calviño ha afirmado que las políticas de apoyo al mercado laboral durante la pandemia han ayudado a romper "la relación entre caída del PIB y destrucción de empleo de crisis anteriores", destacando que gracias a medidas como los ERTE el empleo no cayó lo esperado ante el descenso de la actividad económica. Por ello, ha augurado que el paro "bajará este año al 15,2% y seguirá en senda descendente en los próximos años", con un 14,1% en 2022.

La vicepresidenta segunda ha señalado que "la recuperación se ha ralentizado" en el primer trimestre del año, un fenómeno que ha atribuido a 4 factores, entre los que ha incluido la evolución de la vacunación, el mantenimiento de la estabilidad financiera global y los mercados exteriores, la estabilidad financiera y los daños estructurales de la pandemia en la economía y el empleo, y la puesta en marcha del plan de recuperación.

Mientras, la Airef ya había rebajado este jueves sus estimaciones de crecimiento para la economía española en 2021 de un 8,2% a un 6,6%, asegurando que el impacto de la pandemia de coronavirus y el frenazo de la actividad turística restarían un 0,5% al alza del PIB, mientras que ha augurado que el retraso en la llegada de los fondos europeos supondrá un impacto negativo de 1,1% puntos porcentuales.

Un día antes que la Airef, el FMI también había corregido sus previsiones de crecimiento para España, aunque en su caso fue para elevar el pronóstico para 2021 en medio punto porcentual respecto a sus estimaciones del pasado otoño, hasta el 6,4% del PIB, aunque puntualizando que España no recuperará el nivel de crecimiento económico previo al coronavirus hasta 2023 y el de empleo hasta 2027.

Por su parte, el Banco de España empeoró sus expectativas para la economía española a finales de marzo, señalando que el PIB podría haber caído un 0,4% en el primer trimestre, aunque su escenario más optimista apuesta por un crecimiento del 0,4% y el más severo prevé una contracción del 0,9%. Para el conjunto del año, sus previsiones oscilan entre un crecimiento del 7,5% a una del 3,2%, mientras que su escenario central prevé un alza del 6%, 8 décimas menos que en diciembre.

LEER TAMBIÉN: El FMI mejora perspectivas y augura una recuperación por partes en España: en 2023 para el PIB y en 2027 en el empleo

LEER TAMBIÉN: Por qué España tardará en recuperar el crecimiento perdido por el coronavirus un año más que Estados Unidos, según los expertos

LEER TAMBIÉN: Los retrasos en la puesta en marcha de los fondos europeos provocarán que España reciba 17.000 millones de euros menos de los previstos en 2021

VER AHORA: Clubhouse desata la guerra de los audios: todas las claves de la exclusiva aplicación que te permite conversar con famosos y expertos