Científicos apuntan a un nuevo virus en la gran mayoría de los misteriosos casos de hepatitis infantil y descartan al COVID-19: "Es extremadamente improbable"

Niña y bebé en un hospital

Getty Images

Dos nuevos estudios tratan de aportar más luz sobre el misterio del brote de hepatitis infantil aguda de origen desconocido que se está dando a lo largo del mundo, sobre el que apuntan una posible explicación y prácticamente descartan el involucramiento directo del coronavirus.

Hallado en más de 1.000 casos en niños en 35 países (incluido España) en 5 regiones del mundo, según el último informe de la OMS, del 12 de julio, la causa de esta misteriosa hepatitis aguda sigue siendo estudiada: en mayo se apuntó a una infección previa por coronavirus como posible desencadenante y a mediados de julio 2 estudios señalaban que el adenovirus 41 podría ser un factor contribuyente.

En los últimos días se han sumado 2 nuevas investigaciones, una realizada en Escocia y otra en todo Reino Unido, que sugieren que es el virus adenoasociado 2 (AAV2; de la familia de los parvovirus, requiere la coinfección con otros para replicarse) el que está involucrado en estos casos de hepatitis infantil.

Estos son los síntomas de la nueva hepatitis infantil de origen desconocido y cuánto tardan en aparecer

Además, dan por prácticamente descartado como explicación al coronavirus: "Es extremadamente improbable que esto esté relacionado con el COVID-19", explica Emma Thomson, autora principal del estudio escocés y consultora en enfermedades infecciosas del Centro de Investigación de Virus del MRC-Universidad de Glasgow, durante una sesión informativa para periodistas, según recoge Político.

Por un lado, 2 de cada 3 niños estudiados tenían anticuerpos contra el coronavirus ?nivel similar al de la población general debido a una infección previa?; por otro, el hecho de que los casos de hepatitis estén apareciendo 2 años después del inicio de la pandemia no se ajusta a la teoría del covid, añade Thomson, quien recuerda que la infección por AAV2 afecta a la mayoría de las personas a los 10 años, pero normalmente no está asociada a la enfermedad humana.

En vista de que el punto máximo de los casos de esta hepatitis sucedió unas 2 semanas después de un gran pico en casos de adenovirus, los científicos creen que esta coinfección pudo ser la causa de la misteriosa enfermedad, informa el medio.

Infección por adenovirus: síntomas, vías de contagio y prevención del patógeno vinculado a los casos de hepatitis infantil

Como posible "ayudante" del AAV2, ambos estudios ?disponibles como preimpresos y pendientes de revisión por pares? apuntan al adenovirus y al herpesvirus humano 6B (HHV6B), cuya presencia detectaron.

"La hepatitis pediátrica aguda no-A-E se asocia con la presencia de la infección por AAV2, que podría representar un patógeno primario o un biomarcador útil de una infección reciente por HAdV [adenovirus] o HHV6B. Se requieren estudios poblacionales y mecanísticos para explorar más a fondo estos hallazgos", afirma el estudio escocés.

Coincide la otra investigación británica: "La posibilidad de que el AAV2, aunque no se haya asociado previamente con la enfermedad, pueda, junto con el AdV-F41 [adenovirus F41] y/o el HHV-6, estar implicado en el brote de hepatitis inexplicable, requiere una investigación más profunda", admite.

Otros artículos interesantes:

Estos son los síntomas de la nueva hepatitis infantil de origen desconocido y cuánto tardan en aparecer

La OMS notifica más de 1.000 casos de hepatitis aguda grave en niños de todo el mundo: el adenovirus fue el "patógeno detectado con mayor frecuencia"

Infección por adenovirus: síntomas, vías de contagio y prevención del patógeno vinculado a los casos de hepatitis infantil

Te recomendamos