Los científicos de Oxford preparan versiones de su vacuna para combatir las variantes emergentes

Una enfermera prepara una vacuna de la Universidad de Oxford

Reuters

  • El equipo de científicos de la Universidad de Oxford que ha desarrollado la vacuna de AstraZeneca está preparándose para producir nuevas versiones de su vacuna que puedan combatir las variantes emergentes.
  • Las variantes detectadas en Sudáfrica, Brasil y Reino Unido han causado preocupación ante la posibilidad de que pudieran evadir las vacunas existentes. 
  • Algunas compañías ya han demostrado que son eficaces frente a la de Reino Unido y aseguran que podrían preparar una vacuna nueva en pocas semanas si fuera necesario. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El equipo de científicos de la Universidad de Oxford que ha desarrollado la vacuna de AstraZeneca está preparándose para producir nuevas versiones de su vacuna que puedan combatir las variantes emergentes, según informa Reuters. 

Ahora mismo hay tres variantes circulantes descubiertas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil que han mostrado una capacidad de contagio mayor que la cepa original.

Por ahora, los científicos están investigando cuánto tardarían en poder reconfigurar su vacuna para hacer frente a una nueva variante. 

Por qué las nuevas variantes hacen más necesario que nunca acelerar la campaña de vacunación y que las vacunas lleguen a los países de menos ingresos

Un portavoz de Oxford de la universidad ha explicado que están evaluando el impacto de las nuevas variantes en la inmunidad de la vacuna e investigando qué procesos serían necesarios para desarrollar vacunas configuradas para las nuevas cepas.

Recientes pruebas de laboratorio han indicado que la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech puede funcionar contra la variante británica que se está extendiendo por todo el mundo.

La compañía está investigando su efectividad en la variante sudafricana y la presión aumenta ante una investigación preliminar publicada esta semana que sugiere que esta cepa puede evadir parcialmente las defensas inducidas por la vacuna. 

El desarrollo de las vacunas ha ocurrido una velocidad sin precedentes: qué significará para otras enfermedades

Las compañías que han utilizado ARN mensajero para desarrollar sus vacunas han asegurado que, en el peor de los casos, podrían adaptar sus vacunas en pocas semanas para hacer frente a nuevas variantes. 

Los investigadores de BioNTech sostienen que se podrían ajustar las dosis para combatir una nueva cepa en aproximadamente 6 semanas, aunque habrá que ver qué pruebas necesitan los reguladores para considerar que son seguras.

En ese sentido, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha declarado que el organismo regulador de los medicamentos del país estará preparado y podrá dar su aprobación a las nuevas versiones de las vacunas contra el COVID-19 diseñadas para contrarrestar las nuevas variantes del coronavirus que puedan aparecer.

Otros artículos interesantes:

La vacuna más avanzada del CSIC muestra una eficacia del 100% en las pruebas con ratones y empezará pronto los ensayos clínicos

Todo lo que sabemos sobre las muertes de ancianos en Noruega tras recibir la vacuna del coronavirus

Así avanza la mayor campaña de vacunación de la historia mundial: de la celeridad israelí a los problemas para alcanzar el ritmo deseado en España

Te recomendamos

Y además