Así es como debes actuar cuando te enfrentas a un conductor agresivo para evitar accidentes y altercados

Conductor agresivo coche

La rabia no lleva a ningún lado bueno. Una persona enfadada ha desconectado totalmente su lógica y solo se deja llevar por las pasiones más irracionales.

Es por ello que alguien agresivo suele ser el iniciador de un montón de situaciones conflictivas que pueden culminar en agresión física.

Pues bien: este peligro se multiplica exponencialmente cuando dicha persona enfadada resulta que está conduciendo. Cuando la ira toma el volante, las posibilidades de que se produzca un accidente de tráfico va en aumento.

Si padeces una de estas enfermedades no puedes conducir

¿Sabes cómo comportarte cuando de repente descubres que tienes al lado a un conductor colérico? ¿Y qué debes hacer si resulta que dicho conductor enfadado está al volante del coche en el que te encuentras?

Aquí tienes 6 consejos para mantenerte a salvo durante este tipo de situaciones peliagudas.

6 trucos para enfrentarte a un conducto agresivo

Conductor agresivo

1. Desconecta temporalmente tu orgullo

Cuando te encuentras en una situación en donde otro conductor se comporta de forma agresiva o maleducada contigo, es muy tentador ponerse a su mismo nivel y comportarse igual.

Aunque esté muy claro que ese conductor agresivo no lleva la razón, es conveniente que aparques temporalmente tu orgullo y no te rebajes a su nivel. Ni se te ocurra conducir a su misma velocidad o intentar ponerte en su camino, tal y como recomienda AZCentral

También se recomienda ignorar sus gestos o palabras soeces. No le imites. Ignorarle es la mejor forma de evitar que la tome contigo y además hay muchas posibilidades de que, al ver que reaccionas con calma, esa agresividad se acabe atenuando.

2. Evita mantener contacto visual con el conductor enfurecido

Cuando una persona está enfadada, inconscientemente busca con la mirada un posible rival con el que volcar toda su ira.

Es por ello que LifeHackerrecomienda evitar mantener contacto visual con el conductor enfurecido. Evitarás entrar en una confrontación indeseada o de ser corresponsable de que la tensión aumente. Simplemente, mantén tus ojos fijos en la carretera y en tu volante. Evita la tentación de mirar al causante de tanto alboroto y todo irá bien.

Cómo evitar la fatiga si vas a conducir durante varias horas

3. Si es posible, aléjate del peligro

Es posible que la cólera de aquel conductor se esté gestando debido a un atasco o a la circulación lenta. En este tipo de casos, seguramente es complicado para ti tomar las de Villadiego.

Ahora bien, si te encuentras en una situación en la que estás cerca de un conductor furioso, y descubres una oportunidad para alejarte, ¡hazlo aunque eso signifique alargar un poco más el viaje

"Ahora mismo, los cambios de planes son lo de menos", explica Lakeasha Sullivan, psicóloga clínica, para Driving. "Coge la salida de la autopista más cercana o da media vuelta y pilla otra calle si es necesario. Es posible que tu mera existencia altere irracionalmente a esa persona enfadada, y la puede tomar contigo aunque no te lo merezcas".

4. Recurre al arma secreta: la empatía

Pese a que un conductor enfadado inicialmente puede parecerte un tanto inhumano, hay un 99,9 % de posibilidades que esté pasando por problemas similares a los tuyos. Así que una buena forma de encarar esta situación es recurriendo a la empatía.

"Asume que el enfado de la persona es situacional, algo temporal. No te indica necesariamente una debilidad de su forma de ser", explica Sullivan. "Debajo del enfado se suele esconder la tristeza, así que imagina que esa persona acaba de recibir la peor noticia de su vida y no sabe cómo manejarlo. Deséale la mejor suerte del mundo y sigue con tu vida".

Así es como podrás recuperar tus puntos del carnet de conducir

5. Ofrécete como conductor

¿La persona que acaba de enfadarse es el conductor del coche en el que te encuentras? Si puedes, ofrécete como sustituto, ya que es peligroso que alguien rabioso vaya al volante.

Además, es muy posible que, a nivel psicológico, ese amigo o familiar esté alimentando su rabia con la conducción. Si le convences para que pase a ser pasajero, es muy posible que se calme. Y si no es así, es más seguro que esté enfadado siendo copiloto que como conductor.

6. Critica el comportamiento del conductor (al final del trayecto, eso sí)

Una vez más, si el conductor colérico es tu amigo o familiar, no es muy buena idea cantarle las cuarenta durante el viaje. Lo único que conseguirás es que siga enfadado y que además no quiera escucharte. La mejor solución es esperar unos minutos después de aparcar, cuando notes que ya se está calmando.

"Cuando lleguéis a vuestro permitido, comunícale entonces lo incómodo que te ha hecho sentir y adviértele que no volverás a conducir con él hasta que prometa aprender a calmarse", recomienda Patrice N. Douglas, especialista en gestión de la ira, también para Driving.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.

Etiquetas: