Consejos para ayudar a tu hijo adolescente a llevar mejor la pandemia (que también pueden servirte a ti)

adolescente aburrida

Getty Images

  • La pandemia está repercutiendo de forma negativa en los adolescentes, aumentando los cuadros de estrés, depresión e intranquilidad en este grupo de edad.
  • Dos especialistas en psicología infantil y juvenil comparten en este artículo algunas herramientas que los padres pueden utilizar para hacer más llevadera las restricciones a sus hijos, ayudándoles a encarar la adversidad y las emociones negativas de una manera más efectiva.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si estás harto de trabajar desde casa, saludar con el codo y no poder hacer demasiados planes, imagina ahora vivir la pandemia con 16 años.

En un momento en el que quieres salir, explorar cosas y conocer gente se impone el distanciamiento social y los toques de queda. Cada noche de sábado, desde hace meses tu hijo adolescente tiene que quedarse en casa (contigo).

No solo hay restricciones al ocio y las reuniones presenciales en un momento en el que la aceptación del grupo y los amigos son imprescindibles. A esto se suma un futuro incierto, —con pocas oportunidades laborales para aquellos que piensan en trabajar y la idea de libertad que conlleva ir a la universidad empaña por el "riesgo" de las clases en remoto—.

"Para ellos lo que estamos viviendo en estos momentos de pandemia es algo complicado porque implica una reestructuración completa de su vida", explica a Business Insider España Mireia Orgiles, catedrática del área de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH) y experta en Tratamiento Psicológico Infantil y Adolescente.

"Los estudios que hemos hecho nos indican que durante la pandemia y el confinamiento han tenido niveles de ansiedad y sistematología depresiva que ha sido acusada, están sufriendo problemas emocionales", asegura la especialista.

Orgiles es autora principal de uno de los primeros estudios realizados en España sobre efectos del confinamiento en menores. En este, 8 de cada 10 padres entrevistados afirmó haber percibido cambios en sus hijos durante el confinamiento. Dificultades de concentración, inquietud, intranquilidad, nerviosismo o enfado, son algunas de las alteraciones más frecuentes detectadas en los más jóvenes en este periodo, de acuerdo a la investigación.

"Hay muchos más cuadros de depresión y ansiedad en los jóvenes, ha aumentado la violencia doméstica. Es una situación muy tensa dentro del hogar para todos los miembros", asegura igualmente la psicoterapeuta infantil Lola Álvarez,  autora del libro Pero ¿qué te pasa? Diez claves para entender la adolescencia en positivo.

La salud mental de los adultos jóvenes sigue en peligro por la pandemia del coronavirus

Para los adolescentes, como para casi todos, la pandemia ha supuesto enfrentarse a un periodo en el que la vida ha quedado detenida a niveles hasta ahora no conocidos. Y puede que no todos lo afronten de igual manera.

Afortunadamente hay algunas cosas que como padre puedes poner en práctica para intentar hacer más llevadera las restricciones a tu hijo, ayudándole a encarar la adversidad y las emociones negativas de una manera más efectiva.

Hazle saber que estás disponible para hablar

padre hablando con su hijo

Getty Images

Trabajo, incertidumbre económica o miedo por familiares de edad avanzada puede que estén haciendo que "como padre no tengas las necesidades del adolescente como prioridad número uno", pero eso no significa que no tenga problemas y quizá te están pasando por alto, remarca Álvarez.

Por lo que comunicarse y ser tolerante son las dos principales claves que recomiendan ambas expertas.

Aprovecha estos momentos complejos como una oportunidad de intentar acercarte a tu hijo y fomentar la conversación.

"Como padres deberíamos hacerles saber que cualquier duda que tengan, cualquier momento en el que a nivel emocional se sientan mal... cuando quieran compartir algo estamos disponibles para ellos", aconseja Orgiles.

Intenta que sus hábitos sigan siendo saludables

Familia confinada en su cada con motivo de la cuarentena por coronavirus.
Reuters

"Hay que animarles a hacer ejercicio físico, a tener una alimentación saludable, a seguir unas rutinas" (por ejemplo cuidar sus hábitos de sueño aunque no tengan que madrugar o ir a clase), animan las expertas.

Pero también a tener contacto social con los amigos.

No todos los adolescentes son iguales, y las limitaciones a los encuentros presenciales pueden estar impactando de manera más significativa en aquellos  con mayor dificultad para entablar relaciones.

"Puede darse el caso de que en aquellos que son más introvertidos, estas situaciones en las que se han roto los contactos sociales alimenten su timidez",  considera Orgiles

Si percibes que es algo que pueden estar experimentando tus hijos, entonces tienes "que animarles a que tengan contacto con los demás, pues es un apoyo social que ahora ellos también necesitan", recomienda la psicóloga.

Marca un uso razonable de la tecnología

Adolescentes haciendo videollamada

Getty Images

La tecnología ha ayudado mucho a estar en contacto y es una fuente de apoyo social muy importante para todos en un momento en el que la interacción cara a cara se ve más limitada.

El problema es que el uso de las pantallas se ha disparado de una forma exagerada desde el confinamiento. Con los riesgos que en menores puede suponer, tanto físicos, (por ejemplo a nivel de hábitos de sueño o calidad de vista) como mentales.

"Encontramos adolescentes que se refugian en las relaciones que tienen a través de pantallas y limitan lo presencial y eso tampoco es lo que queremos", puntualiza Orgil.

De ahí que la catedrática aconseje limitar el uso de las pantallas aunque ahora se hayan vuelto más imprescindibles que nunca.

"Que tengan los hábitos de salud necesarios, las rutinas académicas, las tareas de casa y después permitir que hagan uso de las pantallas, pero con un tiempo marcado, con una limitación. Y nunca momentos antes de irse a la cama", comenta. 

Evita que se pongan metas a largo plazo

Jóvenes esperando a entrar en una discoteca en Helsinki tras levantarse las medidas de confinamiento
Reuters

"No es momento para hacer planes de futuro o a largo plazo porque sino vamos a tener una desilusión detrás de otra. Tenemos que buscar satisfacción en metas a corto plazo", sugiere Orgiles.

Así que mejor nada de planear ya las vacaciones de verano o especular cuándo podrá volver el ocio nocturno.

De lo contrario alimentarán la frustración que genera intentar controlar lo que está fuera de su control.

A su vez, en opinión de la especialista es importante no hacer hincapié en los mensajes negativos y cambiarlos por un discurso más optimista.

Si tu hijo se pasa el día afirmando que "no se puede hacer nada" o "esto no es vida", hazle ver que es "otro tipo de vida" en el que sí se pueden hacer cosas. 

"Fomentar los mensajes positivos nos va a ayudar a estar mejor, pero a mismo tiempo mantenernos realistas", asegura.

Otros artículos interesantes:

Bill y Melinda Gates se divorcian: así ha sido su matrimonio desde que se conocieron en el trabajo y esta es la forma en la que han invertido 45.000 millones de dólares en causas benéficas

"En el futuro será tan importante saber programar como el inglés": por qué tu hijo debería aprender pensamiento computacional, según uno de los creadores del método español para aprender matemáticas avalado por el MIT

10 errores que los padres cometen con sus hijos cuando se trata de dinero

Te recomendamos

Y además