Pasar al contenido principal

Cómo hacer un bronceador casero para ponerte morena tomando el sol

Tomar el sol en pareja.
REUTERS/Paul Childs

Mientras se siguen debatiendo cuándo o cuánto van a durar las medidas de desescalada y la posibilidad de viajar, ir a la playa o hacer deporte al aire libreactividades típicas del verano—, puede que estés pensando en muchas cosas.

Entre ellas, cómo tomar buenas decisiones aunque siempre puedas incurrir en riesgos, cómo protegerte a ti y a los tuyos durante los viajes en los que puedes encontrarte con otras personas, o atravesar espacios cerrados que aumenten las posibilidades de contagio con COVID-19, y cómo disfrutar de los ratos que vas a tener para todas esas actividades sin obsesionarte con la sobreprotección.

Tanto si vas a hacer deporte al aire libre, pasear o ir a la playa, te encontrarás con el sol

Leer más: Las 10 playas europeas más seguras para evitar el coronavirus

Por ello, has de elegir entre protectores solares o bronceadores para ponerte moreno y no rojo como un tomate —o autobronceadores si decides no salir de casa—.  

Hay varias fórmulas para elaborar tu propio bronceador, pero aquí tienes una "receta" con zanahoria, aceite de oliva y miel de Aceitel. Necesitarás

  • 3 zanahorias.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de miel.

Una vez tengas dichos ingredientes, para hacer el bronceador casero debes seguir estos pasos:

  1. Corta en rodaja las zanahorias. 
  2. Mételas en una batidora. 
  3. Añade 3 las 3 cucharadas de aceite de oliva. 
  4. Y luego la cucharada de miel. 
  5. Cuando ya lo tengas todo en la batidora, lo licuas hasta obtener una loción uniforme y homogénea —como el resto de bronceadores, e incluso protectores solares, que hayas visto en otra ocasión. 

No obstante, si vas a estar todo el día expuesto al sol, debes tener en cuenta que no tiene un bloqueador solar. Es decir, cabe la posibilidad de quedar demasiado expuesto a las consecuencias que tiene una severa exposición solar. Además, es importante que recuerdes que no debes llevarlo puesto durante más de 1 hora sin ninguna base previa —para lo que en el blog recomiendan que te pongas un protector solar 30 minutos antes de utilizarlo—.

Como para los geles desinfectantes hechos en casa, siempre debes extremar las precauciones y utilizarlos excepcionalmente. Por ejemplo, no debes aplicarlo en zonas sensibles o demasiado expuestas como la cara o el cuello. Y menos si vas a estar todo el día tomando el sol.

Y además